Home / Colaboradores / Alekss y sus videos / Zapopan y Tlajomulco, Especulación y Contraste

Zapopan y Tlajomulco, Especulación y Contraste

Por Carlos OROZCO SANTILLAN

En un hecho sin precedente y en un contexto en el que nadie puede negar la impresionante degradación urbanística del Área Metropolitana de Guadalajara, alguien desde la función pública ha señalado que los beneficiarios de la especulación que ha generado exclusión y esa degradación de nuestra ciudad, tienen nombre y apellido.

En los micrófonos del programa matutino Cara a Cara, el Diputado Local Augusto Valencia mencionó a las Familias Leaño y Chalita como dos de los principales núcleos empresariales que pasaron a ser promotores inmobiliarios con un éxito inusitado a partir de los fraccionamientos amurallados o “cotos” que mantienen vialidades, parques y algunas áreas de cesión municipal como propiedad privada o en comodato desde hace varios años.

Las razones que esgrime el diputado Valencia son las mismas que motivan al Presidente Municipal de Tlajomulco Alberto Uribe a impulsar una regulación que detenga la proliferación de asentamientos humanos de alta rentabilidad comercial para sus promotores, pero de consecuente degradación para el resto de la población que debe cohabitar con esos sitiados ejemplos de la desigualdad urbana, y dos casos emblemáticos: mientras en Zapopan los fraccionamientos privados han privilegiado a quienes pueden pagar mas de lo que sus propiedades valen a cambio de una degradación ambiental de las zonas de amortiguamiento, en el caso del municipio de Tlajomulco han sido los cientos de fraccionamientos marginales de vivienda barata sin infraestructura ni agua suficiente, lo que ha permitido que unos cuantos se enriquezcan con las necesidades y promesas incumplidas hechas a miles de trabajadores a través de vivienda subsidiada y créditos de Infonavit, a veces impagables.

En contraste, en el polígono zapopano de Inglaterra-Acueducto-Patria-Periférico, la principal motivación del éxito inmobiliario es la inseguridad que priva en el resto de la población ante la ineptitud del estado mexicano y para lo cual se necesita una capacidad económica suficiente para adquirir propiedades sobrevaluadas en relación a otros territorios de alta plusvalía en nuestro país. El precio de un inmueble en este polígono puede llegar a costar mas que su similar en Puerto Vallarta, Monterrey, Cancún o el Sur de los Estados Unidos, de acuerdo a la experiencia de miembros del Colegio de Arquitectos y Urbanistas del Estado de Jalisco.

Las impresionantes ganancias que han obtenido algunos especuladores se asemejan –según el Diputado Valencia- a las obtenidas por el crimen organizado, y a pesar del evidente daño colateral que generan a las anexas áreas de abastecimiento -con mercadeo y giros negros incluidos-, pocos funcionarios públicos han hecho algo por evitarlo.

Otras voces como la del Arq. Enrique Toussaint, conferencista en la Universidad del Valle de Atemajac, han recordado que, de acuerdo a cifras oficiales, los delitos de alto impacto no han disminuido con la proliferación de cotos en el municipio de Zapopan, aunque “debemos reconocer que dentro de estos fraccionamientos privados la percepción de inseguridad y los delitos han disminuido”. Mala noticia para los habitantes que no tenemos acceso a ese 15 por ciento del Área Metropolitana amurallada.

Asimétricamente, Tlajomulco tiene decenas de fraccionamientos sin conectividad, transporte colectivo o infraestructura vial mínima para la seguridad de quienes deben trasladarse a grandes distancias a sus centros de trabajo en carreteras hasta hace poco “sacacosechas”, hoy usadas como avenidas colectoras o arterias primarias sin banquetas ni señalamientos, pero eso sí, únicas vías de comunicación entre asentamientos supuestamente de alto nivel ataviados con sugerentes nombres: Arvento, Chulavista, Cima del Sol, Colinas del Roble, Del Pilar Residencial, El Paraíso, Hacienda Santa Fe, Jardines del Edén, La Arbolada, La Fortuna, etc., habitados por decenas de miles de personas junto a casas abandonadas por quienes fueron engañados por fraccionadores y Presidentes Municipales ampliamente conocidos, como Andrés Zermeño, Antonio Tatengo y Antonio Sánchez Magaña. Degradación incontenible del “Tlajomulcazo” que deberá sofocar, en lo posible, el actual Presidente Alberto Uribe.

MTRO. CARLOS M. OROZCO SANTILLAN

PRESIDENTE DEL COLEGIO DE ARQUITECTOS Y URBANISTAS

DEL ESTADO DE JALISCO.

carlosm_orozco@hotmail.com

Check Also

PAN Contra Caudillismo y Oportunismo Político

El Partido Acción Nacional en Jalisco conmemoró 77 años de su fundación, con la entrega …

Mentiras del Informe Tlaquepaquense

Compras por más de 50 millones de pesos autorizado de manera personal por la alcaldesa …

Anarquía y Vialidad en Guadalajara

Por Carlos OROZCO SANTILLÁN La semana pasada, por mi conducto, el Consejo Directivo del Colegio …

Queja de Trabajadoras Sociales Vs. Fiscal

Las trabajadoras sociales de Jalisco consideraron inadmisible que el encargado de la seguridad en Jalisco …

Aristóteles da Espaldarazo a Lemus en Zapopan

Jalisco se posiciona con mayor empleo, crecimiento económico, nuevas inversiones, aumentando exportaciones y en el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *