Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Vallarta, un Pueblo Bicicletero

Vallarta, un Pueblo Bicicletero

Luis Alberto ALCARAZ/www.noticiasvallarta.com

La Semana Santa le sirvió al alcalde Arturo Ávalos para dar vuelo a la imaginación buscando las mejores soluciones para los peores problemas de la ciudad. De la mano del joven maravilla Gustavo Fong, el presidente municipal se trepó a una bicicleta eléctrica con la finalidad de conocer ese moderno transporte pensado desde ya para reforzar la estrategia contra la inseguridad pública.

Y es que tras el fracaso de las 50 flamantes patrullas rentadas por el anterior alcalde Ramón Mochilas Guerrero la nueva administración prefiere ser más cautelosa, apostándole al ciclismo como medio de transporte de nuestra heroica policía municipal.

Sería matar dos tiros de una pedrada, por un lado se dota de un moderno medio de transporte que no contamina a nuestros policías municipales y por el otro se ahorra un dineral en programas de acondicionamiento físico para mantener en forma a nuestros regordetes guardianes del orden público.

Pero, nunca falta el pero, resulta que esas bicicletas efectivamente no contaminan porque son de motor eléctrico y, pero por lo mismo, no sirven para que los policías hagan ejercicio. La verdad es que por donde se le vea estamos ante una pésima idea de Arturo Dávalos y Gustavo Fong, sobre todo porque en reiteradas ocasiones se ha recurrido a la bicicleta como transporte policiaco sin buenos resultados.

Para no ir muy lejos, apenas en la pasada administración la crisis económica obligó al Mochilas a gastar un buen billete en la compra de bicicletas, motocicletas de bajo cilindraje y hasta monopatines tipo Segway para dotar de movilidad a la Dirección de Seguridad Pública.

Cuando finalmente cuajó el negocio de la renta de las 50 patrullas Amarok todas las bicicletas fueron abandonadas, lo mismo ocurrió con los famosos Segway que se usaban para vigilar el malecón. Dinero tirado a la basura sin duda alguna.

Está demostrado que Puerto Vallarta no requiere bicicletas para reforzar la seguridad pública, en primer lugar por el lamentado estado físico de la mayoría de los policías municipales. En segundo lugar la orografía del municipio es determinante, no hay forma de perseguir un ladrón en el centro de la ciudad con una bicicleta, por muy eléctrica que sea. Los cerros de la ciudad hacen inútil el uso de estos vehículos.

Conociendo como conocemos a nuestros políticos lo más probable es que algún influyente del MC sea compadre o socio de algún vendedor de bicicletas eléctricas y ya ande buscando la forma de enjaretarle al municipio unos 200 vehículos con el cuento de que son muy baratos, anticontaminantes y veloces.

Lo que Puerto Vallarta requiere con urgencia es un diagnóstico serio de la inseguridad pública y del cuerpo policiaco. Es bien sabido que la gran mayoría de las 50 patrullas Amarok están en el taller municipal en calidad de chatarra debido al pésimo mantenimiento que han recibido, ya que apenas tienen dos años de uso.

Lo que sí es muy claro es que el municipio tiene severos problemas de inseguridad, particularmente en el rubro de robo a casa habitación. Los malandrines de poca monta hacen de las suyas por todos los rumbos de la ciudad sin que los policías puedan contenerlos, ya sea por falta de capacidad o por falta de ganas.

También es claro que el esquema del Mando Único ha sido un fracaso porque lo único que ha hecho es burocratizar el trabajo de los policías municipales, quienes en lugar de andar en la calle combatiendo malandrines pierden largas horas integrando expedientes para entregarlos a la Fiscalía.

Sería grandioso que el ayuntamiento adquiriera 50 bicicletas eléctricas, pero no para la policía municipal, sino para dotar a los funcionarios de primer nivel de vehículos oficiales para que se trasladen de su casa al restaurante y del restaurante a la presidencia y viceversa, porque sólo para eso sirven los vehículos del ayuntamiento.

En cuanto a la policía, no es necesario dotar a los gendarmes de lujosos vehículos 4X4, con Tsurus austeros bien equipados sería más que suficiente. Es una estupidez comprar patrullas de medio millón de pesos para abandonarlas en unos cuantos meses porque no se tiene dinero ni para el mantenimiento.

Si están convencidos de que los policías pueden hacer bien su trabajo montados en una bicicleta eléctrica, ya podemos imaginar las maravillas que harían si fueran dotados de 100 vehículos Tsurus de la Nissan.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *