Home / Colaboradores / Producciones Rancho Azul, de Alfredo Don / Una Visión Autista de la Realidad

Una Visión Autista de la Realidad

Por Alfredo DON OLIVERA

Ya es tradicional en México, que en la medida en que se acerca el final de un sexenio, el Jefe del Ejecutivo en turno comience a perder de la realidad. Pero como nunca, se ha venido presentando en la figura de Peña Nieto.

Lo señalo así porque ya en el marco de todas las calamidades que le trajo el exabrupto de haber invitado a nuestro hogar al enemigo número uno de los mexicanos, encima remató al día siguiente con el peor formato para sintetizar a la nación los principales rubros de su informe. Sin duda una auténtica bufonada, una especie de talk show mal hecho y mal actuado. Cada vez más da la impresión de que los principales enemigos del presidente, son sus propios asesores.

Claro que ya previamente, la persistente caída del peso, el descontrol de las variables macro económicas, las nuevas alzas a la gasolina y a la luz, la incapacidad gubernamental para establecer la paz social, el creciente deterioro de la figura presidencial y encima la desafortunada invitación a Trump, habían creado el marco necesario para contemplar a la actual administración del ejecutivo, como un desastre total. Sencillamente la pregunta que muchos, hasta morbosamente nos hacíamos era ¿Y ahora qué va a informar?

En lo personal pensé que simplemente como lo marca la Ley, enviaría el informe al Congreso y ahí se revisarían las cifras y las obras realizadas. Creo que dado el marco social habría sido lo más conveniente para mejor no meter más ruido a la adversa situación.

Pero no. Se recurrió a otra extravagancia; al slogan de que la sociedad solo se fijaba en lo malo, pero no veía lo bueno, y que lo bueno es lo que realmente cuenta ¡Hágame usted el favor! como si la sociedad no fuera capaz de discernir entre lo que anda bien y lo que anda mal.

Debo comentar que muchas veces he creído, que las administraciones gubernamentales no deberían gastar en la publicidad de sus teóricos logros, porque finalmente el auto elogio, es vituperio.

Pero si la extravagancia del slogan mencionado no fuera suficiente y en un desatino aun peor, vino la pantomima de preguntas y respuestas, para hacer ver, lo que la sociedad no era capaz de ver. Un auténtico monólogo que solo manifestó la abstracción de la realidad en la que cada vez parece más inmerso nuestro presidente. Y pobre, porque realmente el descrédito de su figura ya es tal, que exactamente como se lo dijo en su entrevista Carlos Marín: -Señor presidente, en términos de boxeo, usted ahorita en México, ni noqueando gana.

Para analizar el 4° informe de gobierno de Peña Nieto, habría que revisar muchos aspectos. Pero dado el preocupante rumbo que lleva “el Mover a México”, yo quisiera sintetizar mi comentario en unos cuantos puntos:

* Señor Presidente, no se vale que usted se esté vanagloriando de que su administración ha creado el mayor número de empleos. Porque no es lo mismo haber creado, 500 mil empleos en un país de 70 millones de habitantes, que en un país de 120 millones de habitantes.

* La valoración del número de empleos creados, depende de la cifra poblacional, además de poco importa si los anteriores presidentes cumplieron o no con su función. Lo que a nosotros ahora nos interesa, son los resultados de su gestión. Y en ese sentido, y al margen de la mala calidad salarial y la temporalidad de los empleos que usted presume, actualmente, nuestro país requiere crecer al 3% en su economía, de lo cual se desprende el requerimiento de alrededor de dos millones de empleos por años. Y en consecuencia en este rubro, su administración trae un déficit al menos seis millones de empleos que no se han creado.

* Señor Presidente, el objeto de la Reforma Energética, no era adquirir socios para la explotación del petróleo, sino legitimar el procesamiento e industrialización del petróleo en territorio nacional. Por lo mismo, al perder los recursos petroleros en manos de nuestros nuevos e innecesarios socios, el boquete fiscal que creó su Reforma es tal, que nuestras reservas internacionales están a la baja, los recortes presupuestales al gasto público, además de afectar gravemente las obligaciones del Estado en materia de educación y salud, también van a inhibir la inversión y el crecimiento económico.

* Señor presidente, el precio de las gasolinas, luz y gas, aunque experimenten pequeñas disminuciones temporales, la tendencia normal será al alza. ¿Por qué? Pues porque en México no hay un mercado de libre competencia, sino por lo contrario es un mercado de competencia de monopolios que sus Reformas afianzaron aun más y en consecuencia serán ellos, los monopolios, quienes fijen, siempre al alza, los precios que mejor les convengan.

* Señor presidente, la inflación de su sexenio, está muy lejos de ser la más baja de la historia como tan desconocedoramente usted nos asegura. Durante el llamado Milagro Mexicano que abarcó entre 1952 y 1974, la inflación total de esos 20 años, ni siquiera llegó al 1%. Por otro lado, la canasta básica con la que su gobierno mide la inflación, es una total abstracción de la realidad. La inflación real de su sexenio, anda alrededor del 20% anual, lo cual, cualquier jefe de familia en México, puede testimoniar.

* Y por si lo anterior no fuera suficiente, las variables macro económicas que arroja su gobierno; principalmente la alarmante baja de las reservas internacionales, la perturbante caída del peso ante el dólar y el gravísimo boquete fiscal que creó su Reforma Energética, implican condiciones que nos plantean ante un obscuro panorama que urge recomponer.

No es posible insistir en gobernar para el beneficio de unos cuantos empresarios nacionales y los intereses de capitales mundiales. A la OCDE lo único que le importa es que nuestro país se convierta en el paraíso fiscal y laboral que los capitales mundiales necesitan para competir contra China.

Es menester unas recomposición a fondo de sus políticas gubernamentales de tal manera que se contrarreste el oligopolio que estamos padeciendo, que se fortalezca el sistema fiscal obligando a los grandes evasores a contribuir con los impuestos que están obligados a aportar, que se protejan lo capitales nacionales, que se impulsen mediante créditos blandos y asesorías los pequeños y medianos empresarios, que se fortalezca mediante mejores condiciones salariales el mercado interno y por favor, ni la educación, ni la salud deben ser privatizadas.

Y como posdata le aclararé, que después del lamentable “papelazo” que tan inepta y desacertadamente escenificó usted con Trump, yo tampoco me siento representado por usted. Aun más no quiero que alguien como usted nos represente.

Check Also

La Lamentable Reunión de Patos

Por Alfredo DON OLIVERA La verdad, que ya no quisiera seguir con los temas de …

La Evolución del Conflicto Magisterial (2)

Por Alfredo DON OLIVERA En la pasada entrega, en mi breve narración sobre la evolución …

La Evolución del Conflicto Magisterial (I)

Por Alfredo DON OLIVERA Desde Benjamín Bloom, María Montessori y Pierre FaureNo hay nada nuevo …

El Terrorismo

La religión es el opio de todos los pueblosKarl Marx Por Alfredo DON OLIVERA Sin …

México, al Carajo

Por Alfredo DON No se sí usted se ha preguntado alguna vez sobre el significado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *