Home / Colaboradores / José María Pulido / Trino Padilla y el Nuevo Orden Urbano

Trino Padilla y el Nuevo Orden Urbano

José Trinidad Padilla López se convirtió, casi por unanimidad, en el procurador de Desarrollo Urbano de Jalisco, justo el funcionario responsable de cuidar que sea una realidad el ordenamiento territorial, para lo que debe promover una adecuada planeación de todos los asentamientos humanos del Estado, haciendo respetar las normas legales existentes.

Trino Padilla, como él mismo se promueve, procede de uno de los grupos políticos más poderosos de Jalisco, el de la Universidad de Guadalajara que encabeza el «licenciado» Raúl Padilla, lo que dicen, explica el porqué su hermano alcanzó, sin mayor conflicto, prácticamente la unanimidad en su designación y si no fue de los legisladores, sí de los partidos políticos representados en el Congreso del Estado.

Algo que no le pueden regatear al nuevo procurador urbano es su sólida trayectoria, pues fue el rector general número 45 de la Universidad de Guadalajara en el período 2001-2006, cargo al que llegó luego de ser dirigente estudiantil de la Federación de Estudiantes de Guadalajara.

Su carrera académica hacia el interior de la Universidad de Guadalajara inició justo un año después de ingresar a la licenciatura, en 1979, pero los cargos de importancia los logró cuando su hermano Raúl fue rector y por ello, en 1989 fue director de Extensión Universitaria y luego coordinador de Servicios Universitarios, Secretario General y rector y al término de ese encargo, convertirse en director del Instituto de Investigaciones en Innovación y Gobernanza.

Ha hecho algunos libros, todos relacionados con la educación, en donde ha destacado la calidad del estudio a nivel superior y la investigación científica, hasta incluso cuestionar «Educación superior: ¿bien público o bien de mercado?».

Su rectorado ha sido calificado como el que impulsó la innovación educativa en la Universidad de Guadalajara, además de fortalecer la red universitaria que creara su hermano Raúl, quien fuera rector antes que Trino.

Además, su paso por la UdG se destaca, dicen, por las gestiones de calidad educativa, el respeto a los derechos laborales y sociales y la democratización de la vida universitaria.

Es egresado de la Licenciatura en Historia y posteriormente hizo estudios de posgrado en la Université de la Sorbonne Nouvelle, París III y cuenta con diversos cursos de liderazgo y administración de las instituciones de educación superior.

Tras haber ocupado cargos dentro de la estructura de mando de la UdeG, salió para convertirse en diputado federal por el Distrito 8 con cabecera en Guadalajara y luego jugó por el 13 en el proceso local de 2012, en donde ganó sin problema, pero cuando quiso repetir por este mismo perímetro, pero en el proceso federal en 2015, la suerte ya no le favoreció y fue derrotado.

Su trabajo parlamentario ha tocado temas importantes para la educación a nivel nacional, pues estableció candados en la Ley General de Educación, para evitar que algún presidente de la República tuviera la tentación de reducir los recursos destinados a las escuelas y centros universitarios, estableciendo reformas que obligan a las autoridades a nunca entregarles menos dinero que lo gastado un año antes.

También tiene legislación en materia de «bullying» en las escuelas y él fue el gran impulsor de todas estas reformas, pues en la Cámara de Diputados presidió la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, en donde establecieron reformas a la ley que garanticen apoyo a los padres de familia, ubicados en los polígonos de pobreza, para recibir del Estado útiles escolares (2011), además de programas de apoyo económico para favorecer el acceso y la permanencia de los jóvenes interesados en la formación para el trabajo.

En su paso por el Congreso de Jalisco, ya en su calidad de diputado local, Trino Padilla no logró la presidencia de la Comisión de Educación y le entregaron la de Desarrollo Urbano, en donde comenzó a tejerse lo que sería el nuevo rumbo de su labor en el servicio público.

Si bien presentó una enorme cantidad de iniciativas en diversos temas, se enfocó en dos trabajos, uno de ellos la regularización de terrenos en beneficio de la gente, de manera que cubriendo determinados requisitos pueda tener la certeza jurídica de la propiedad y en el rediseño del Código de Desarrollo Urbano de Jalisco, el que le valió a su salida del Poder Legislativo, críticas que incluso llegaron a las controversias jurídicas por los alcaldes del Partido Movimiento Ciudadano que ahora gobiernan la mayor parte de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Padilla López trabajó a lo largo de 18 meses sobre un documento que traía innovaciones en su contenido, porque camina a ponerle un alto a quienes han hecho del caos urbano un gran negocio, por eso, al presentarse la iniciativa de este nuevo marco legal de control para el ordenamiento territorial, se conoció una nueva tipificación de delitos de carácter urbano que podrían llevar a la cárcel a desarrolladores y funcionarios públicos.

Desde luego que estas reformas iban dirigidas a funcionarios públicos, constructores, abogados y propietarios de construcciones que trastoquen el marco legal, quienes podrían ser sentenciados hasta por cinco años de cárcel y multas económicas por casi medio millón de pesos.

Entonces, Trino Padilla presumió su trabajo y ninguno de los potenciales delincuentes urbanos salieron a señalarlo por un trabajo mal hecho, al contrario, le aplaudieron y entonces el legislador dijo que era el producto de la labor de año y medio y la aportación de 65 mil propuestas levantadas en foros y mesas de discusión realizadas en todo el estado.

Este documento, que a la llegada de los nuevos legisladores le vieron defectos graves, provocó que la bancada del Partido Movimiento Ciudadano en el Congreso y los gobiernos municipales emanados del mismo partido, anunciaran el inicio de una controversia en donde las cámaras Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda, la Canadevi y la Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), se apuntaron a la oposición de este nuevo Código, pues dijeron que ya habían encontrado 140 inconsistencias.

Pese a esas críticas que se presentaron a lo largo de noviembre del año pasado, hoy Trino Padilla ha sido designado por los diputados que lo criticaron, nuevo procurador de Desarrollo Urbano de Jalisco y le han dado la responsabilidad de trabajar en beneficio del ordenamiento territorial del estado.

Ya le toca «atender y asesorar jurídica y técnicamente a la ciudadanía y gobiernos municipales en asuntos relativos a la aplicación de la normatividad urbana» y «difundir la Normatividad Urbana aplicable», además de cuidar su aplicación buscando con ello proteger y conservar el patrimonio «cultural y natural y la imagen urbana».

Check Also

Las Alternativas de Trump y Clinton

El Partido Republicano está quebrado en dos facciones, la que apoya a Donald Trump (blancos …

El Abuso de Poder

Poco ayudan, en la necesidad de alcanzar acuerdos políticos, amagar con la fuerza, como ocurrió …

El Desgaste de PMC en los Números del PAN

En los sondeos del Partido Acción Nacional, que la semana pasada les trajo como regalo …

Aporta SEDIS Recursos Para Beneficiarias del IJAS

Generar un acompañamiento y brindar una mejor atención al Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) …

Nada Novedosa la Ideología de Trump

“Aunque en décadas recientes exhibir una ideología nativista se ha vuelto incorrecto políticamente y se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *