Home / Colaboradores / Mónica Ortiz / Tren Ligero, sin Pasiones Partidistas

Tren Ligero, sin Pasiones Partidistas

Los altavoces refuerzan la voz, pero no los argumentos
Hans Kaspar

Por Mónica ORTIZ

La Línea 3 del Tren Ligero, el proyecto más ambicioso del actual gobierno del estado de Jalisco, además de necesario en materia de movilidad, está dotado de innegable argumentación lógica a favor de nuestra ciudad.

Se trata del proyecto que desahogará las vialidades, pues el crecimiento poblacional y urbano llegó al punto de demandarlo de manera urgente.

Sin embargo, como en todo y para todo, la politización del proyecto no puede faltar, es la sal en la mesa, el equilibro de las presiones políticas sobre las sociales, posturas perfectamente válidas siempre y cuando contengan argumentos sólidos, reales y cuerdos, ausentes del fondo mediático que de manera regular vemos en los asuntos gubernamentales que se propongan para Jalisco.

Por eso es importante socializar los proyectos, enterar al ciudadano y dotarlo de la correcta información para que pueda emitir una crítica justa y armonizada de este tipo de temas.

Conscientes deben estar los ciudadanos de cuándo es un asunto meramente partidista, para detener o retrasar. Como en el derecho el término dilatorio, que pretende siempre aplazar un proceso, aquí sucede algo parecido, ocurrirá pero se obtiene tiempo para detenerlo o se logre con presión y a destiempo.

Sucedió en la administración pasada del gobierno panista, con el proyecto del macrobús que fue anunciado como la gran solución a cierta área de la ciudad en términos de movilidad, se socializó hasta el extremo, se concretó la línea uno, pero el proyecto no generó lo prometido, no da los resultados que se vendieron y es sólo obstáculo para circular por la calzada Independencia, tal vez sólo esa no era la Avenida que soportaría un macrobús, no era el proyecto para esa zona, pero en realidad eso era lo de menos, la cosa era tener un logro del color del partido.

Hoy tenemos un medio más ambicioso, costoso y de comprobada utilidad, todo es cuestión de aterrizar el costo beneficio social que tienen los trenes eléctricos y el impacto de movilidad que generan y de manera individual evaluar la necesidad que tenemos de líneas de tren.

Menos ruido político y más conciencia ciudadana, que debe tener un toque inteligente de apertura al proyecto sin los colores partidistas. Es lo que necesita Jalisco para desahogar sus problemas y necesidades, concebir a los gobiernos en turno como los administradores del Estado y no como el cuadrilátero mediático en el que siempre lo convertimos, apasionados que somos en el estado de nuestras simpatías partidista.

No todos los asuntos de gobierno requieren oposiciones cuando el proyecto es viable, sus manifestaciones se perciben viles y carentes de objetividad.

El ejemplo se los dejo en la mesa: cuando debimos tener mano dura y oposición no logramos detener un proyecto de poca viabilidad como el macrobús, hoy analice usted si este asunto del tren ligero línea tres requiere participación ciudadana o desafío partidista, ponga sus argumentos en la balanza y deje las pasiones fuera de la mesa.

Check Also

Tiempos Fatales Para la Transparencia

Por Mónica ORTIZ Dentro del ciclo de vida jurídica elemental de la Transparencia en el …

Más de la Misma Función

Los funcionarios son los empleados que el ciudadanpaga para ser la víctima de su insolente …

Caos Urbano

La recompensa de una buena acción es el haberla hechoSéneca Por Mónica ORTIZ Planes y …

Transparencia Fiscal, un Orgulloso Logro

Por Mónica ORTIZ De los logros en materia gubernamental, aquellos que debemos reconocer y destacar …

A Chaleco Para los Motociclistas

Por Mónica ORTIZ Está causando polémica social el uso del chaleco reflejante con el número …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *