Home / Colaboradores / José María Pulido / Todos Contra Todos

Todos Contra Todos

El relevo en la secretaría general del PRI Guadalajara tiene varias lecturas y antes de realizarse ya está llena de ruido porque se menciona y se le allana el camino a la diputada federal Claudia Delgadillo, quien sustituirá a Elisa Ayón.

Hace ruido porque se trata de un cargo de esos que llaman del tamaño del personaje, aunque en esta ocasión está restringido debido a que de acuerdo a sus estatutos quien ocupe esa silla debe ser una persona de sexo distinto al del presidente en turno, en este caso el ex alcalde de Tlaquepaque, Miguel Castro Reynoso.

Existen dos lecturas a bote pronto, un interna (o tricolor) y otra externa que correría de la mano de los partidos de oposición o de los lectores de los asuntos políticos.

En la lectura interna se busca que cada vez más personajes, todos ellos con aspiraciones a la candidatura por la presidencia de Guadalajara, busquen la calle con la pretensión de posicionar la marca del partido, es decir, que cada quien haga el ruido necesario por su lado y el nombre del PRI salga ganando con un grupo de candidatos, “todos ellos capaces”, dicen.

El trabajo es fortalecer los segmentos con los que cuenta el partido, a través de ciertos personajes representativos de cada uno de ellos.

El problema es que no se ve un trabajo articulado ni ordenado para alcanzar esos objetivos y lo que se ha provocado en realidad es una lucha de todos contra todos, peleando por la libre, porque buena parte del gabinete se siente con aspiraciones a ese cargo y en esas labores no se han tentado el corazón para llevarse entre las patas la imagen del actual alcalde, Ramiro Hernández, a quien le endilgan una imagen del gobierno débil, sin mucho esfuerzo, por cierto.

La otra lectura, la externa, es que las autoridades del partido están dando palos de ciego porque lanzan a un candidato más, “destapan” a otro aspirante, como se dice en el argot, en busca de posicionar el nombre propio, más allá del partido.

En ambas lecturas, la coincidencia es que ha faltado un manotazo en la mesa que ponga freno a las calenturas de los aprontados, sobre todo si la figura del gobernador será el factor fundamental en la decisión que se tome llegado el momento y a sabiendas que ya tiene a uno de ellos perfilado.

En ese tenor, el PRI está siendo perseguido por sus fantasmas y repitiendo los errores del pasado proceso electoral, en el que fueron muchos los apuntados y a pesar de que hubo un ganador tuvieron que hacerlo renunciar en una catafixia para mandar como candidato alguien cuyas baterías estaban enfocadas en otro lado.

En esos escenarios, al candidato mejor perfilado en la acera de enfrente le están pidiendo a gritos que aquí se quede, que no busque Zapopan o que tampoco busque repetir en Tlajomulco, porque es bien sabido que Enrique Alfaro lo único que busca es evitar daños o raspaduras en su camino rumbo a la gubernatura y Guadalajara es y ha sido la mejor plataforma para llegar a casa Jalisco, díganlo si no los últimos tres gobernadores del Estado.

Pero con esos yerros, no sólo le abren la puerta, sino que lo invitan a pasar.

Otro de los factores que están jugando es que mientras enfrente ya saben perfectamente el perfil de su candidato a ese PRI que ha mostrado debilidad desde la Calzada del Campesino 222, le falta o exhibe una carencia del perfil que se requiere o se requerirá, en un escenario donde la mayoría de los votantes muestra un desencanto por las actividades políticas y los políticos se encuentran en uno de los niveles más bajos de aceptación.

Vaya, en algunos sectores no creen ni siquiera que sean necesarios.

El manotazo ha faltado también para que los actuales funcionarios se pongan a trabajar en la misma ruta para evitar que en el camino se pongan zancadillas unos con otros y pongan en riesgo los beneficios que se supone debe obtener el ciudadano de cualquier administración.

Desde el último manotazo que dio el gobernador, Aristóteles Sandoval, ha pasado mucho tiempo, fue en contra de José Luis Hernández Amaya, quien contradijo a la figura del Ejecutivo en el tamaño de la cortina que debiera medir la Presa de El Zapotillo.

Más tardó en declarar en contra el funcionario que en irse. Pero esa acción ya perdió su efecto y cada día pueden revisar cómo los va desgastando el ejercicio del gobierno, cosa por demás natural. Pero eso ya quedó atrás y nuevamente se le soltaron los demonios o se están equivocando de estrategia porque muchos aspirantes a Guadalajara en la calle no garantizan en nada que la marca salga ganando.

Lo peor de todo es que la lucha apenas comenzará hacia afuera y todo hace indicar que ya están lo suficientemente desgastados hacia adentro.

josemapulido@hotmail.com

Check Also

Las Alternativas de Trump y Clinton

El Partido Republicano está quebrado en dos facciones, la que apoya a Donald Trump (blancos …

El Abuso de Poder

Poco ayudan, en la necesidad de alcanzar acuerdos políticos, amagar con la fuerza, como ocurrió …

El Desgaste de PMC en los Números del PAN

En los sondeos del Partido Acción Nacional, que la semana pasada les trajo como regalo …

Aporta SEDIS Recursos Para Beneficiarias del IJAS

Generar un acompañamiento y brindar una mejor atención al Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) …

Nada Novedosa la Ideología de Trump

“Aunque en décadas recientes exhibir una ideología nativista se ha vuelto incorrecto políticamente y se …