Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Teatro Vallarta, la Conexión Alfaro-Schmidt

Teatro Vallarta, la Conexión Alfaro-Schmidt

Por Luis Alberto ALCARAZ

Por muchos años el vetusto edificio del Cine Vallarta estuvo por completo abandonado. Su propietario, un viejo empresario sin raíces en la ciudad, prefería verlo en ruinas antes que permitir su rehabilitación.

Por eso sorprendió a propios y extraños que en el 2009 un grupo de empresarios encabezado por Manuel Díaz anunciara la remodelación del edificio para dar nacimiento al Teatro Vallarta con un ambicioso programa cultural que tenía como punta de lanza el ballet folclórico con el espectáculo Fandango.

Con una millonaria inversión el Teatro Vallarta abrió sus puertas a principios del 2010, sin embargo la realidad muy pronto se impuso a los empresarios Manuel Díaz y Ubaldo Lozano, quienes apostaron el éxito del proyecto al turismo que arriba al puerto a través de los cruceros.

Ingenuamente creyeron que esos turistas pagarían cientos de dólares por ver en Puerto Vallarta un espectáculo lejanamente parecido al que les ofrecen a bordo del buque completamente gratis.

Hoy, seis años después, el Teatro Vallarta se ha convertido en el primer gran dolor de cabeza del alcalde de Guadalajara Enrique Alfaro Ramírez tras el escandaloso encarcelamiento de Sergio Kurt Schmidt Sandoval, quien recientemente fue presentado por la Comisión Nacional de Seguridad como el principal operador financiero del Cartel Jalisco Nueva Generación.

El hecho no habría pasado a mayores de no haber sido por varfias cosas: Kurt Schmidt intervino ante el ayuntamiento de Puerto Vallarta en el 2013 para conseguir la liberación de 6.3 millones de pesos etiquetados por el CONACULTA para el proyecto cultural privado Fandango del Teatro Vallarta.

Ante la negativa de algunos regidores vallartenses de avalar la entrega de ese dinero a los dueños del Teatro Vallarta, destacados personajes de Movimiento Ciudadano como el actual diputado local Ramón Guerrero y el jefe de gabinete de Guadalajara Hugo Luna presionaron a los regidores vallartenses para que aprobaran la transferencia del dinero público a las arcas del Teatro Vallarta.

De manera especial la ex regidora Susana Carreño recordó la semana pasada, al ver las imágenes del presunto operador financiero del CJNG, que se trataba de la misma persona con la que discutió en septiembre del 2013 en la oficina del entonces secretario del ayuntamiento Antonio Pinto.

Aunque la asignación de esos 6.3 MDP para el Teatro Vallarta fue dada a conocer desde enero de ese año, fue hasta finales del año cuando la empresa consiguió la adjudicación del dinero, una vez que el propio Alcalde Ramón Guerrero firmó el convenio ante la negativa de algunos regidores de avalarlo.

De manera particular Susana Carreño Mendoza señala hoy a Hugo Luna, brazo derecho de Enrique Alfaro en el ayuntamiento de Guadalajara, como quien la presionó “de parte del patrón” para que avalara la firma del convenio. “¿De qué patrón me hablas?” –le preguntó Susana en su momento, ante lo cual Hugo sólo le repitió “del patrón”, en evidente referencia a Enrique Alfaro.

El 24 de octubre del 2013 el empresario Manuel Díaz advirtió en rueda de prensa que si el ayuntamiento no entregaba eses dinero el Teatro Vallarta cerraría sus puertas. Según Manuel Díaz Preciado fue gracias a su inversión de 120 millones de pesos que se logró la rehabilitación de una zona que era “un nido de drogadictos”.

Finalmente, el 2 de noviembre del 2013, el propio Mochilas encaró a los regidores Humberto Muñoz, Susana Carreño, Humberto Gómez Arévalo y Adrián Méndez para que aprobaran a ojos cerrados el convenio de CONACULTA para entregar el dinero al Teatro Vallarta antes de que finalizara el año y el recurso se perdiera.

Se ignora en qué momento Sergio Kurt Schmidt Sandoval pasó a formar parte de la empresa que opera el Teatro Vallarta, sin embargo su relación con Enrique Alfaro poco a poco empieza a quedar configurada. Lo que sí está claro es la forma en que los empresarios del Teatro Vallarta consiguieron que el dueño del edificio les rentara el Cine Vallarta para un proyecto de muy largo plazo.

El propietario del Cine Vallarta tiene una hija que era novia de David Ramírez, quien es primo hermano de Enrique Alfaro Ramírez. Tal vez por eso los operadores de Enrique Alfaro intervinieron para hacer realidad el traspase de los 6.3 MDP etiquetados al municipio de Puerto Vallarta en favor del Teatro Vallarta.

Pese a que en su momento se dijo que ese recurso había sido gestionado por el entonces diputado federal del PRI Rafael González Reséndiz, el propio dueño del Teatro Vallarta presumió que él había gestionado directamente ante CONACULTA esa partida millonaria. Al parecer el dueño del teatro también tenía buenos contactos en la Secretaría de Cultura del gobierno de Jalisco, porque desde esa dependencia también se giraron instrucciones hacia los regidores de Puerto Vallarta para que se coordinaran para bajar ese recurso y entregarlo al Teatro Vallarta.

Al parecer existen fuertes nexos entre Emilio González Márquez y Enrique Alfaro a quien en 2012 apoyó con todo su capital político y económico. El nexo entre Sergio Kurt y Emilio González al parecer se remonta a 1981, cuando el presunto operador financiero del CJNG y un hermano del ex gobernador panista asaltaron una sucursal bancaria en Lagos de Moreno.

En los últimos años la red de amistades y complicidades entre Enrique Alfaro y Emilio González se fue fortaleciendo al grado de que el polémico Sergio Kurt terminó siendo parte de la pandilla. El propio Enrique Alfaro reconoció ayer que lo miraba cada 15 días en el palco del estado, aunque no ha dicho los motivos para tener en la nómina del ayuntamiento tapatío a Kurt Schmidt Díaz, quien también laboró dos años en el ayuntamiento de Tlajomulco del 2012 al 2013.

Esta gran cantidad de datos duros reclaman una gran cantidad de explicaciones, ojalá alguien empiece a hacerlo, comenzando por la ex regidora Guadalupe Anaya, quien presentó el punto de acuerdo en la sesión extraordinaria del 2 de noviembre del 2013 para firmar el convenio en favor del Teatro Vallarta.

Ante las evidencias de su actitud sospechosa a la hora de entregar el dinero al Teatro Vallarta, ayer el diputado local Ramón Guerrero declaró que él no sabía lo que había detrás, simplemente se dedicó a bajar un recurso que había sido gestionado por el entonces diputado federal priista Rafael González Reséndiz. El pleito apenas comienza. Muchos van a quedar encuerados y embarrados.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *