Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Sin “El Mochilas”, Vallarta se Repintó de Naranja

Sin “El Mochilas”, Vallarta se Repintó de Naranja

Luis Alberto ALCARAZ

Tal vez por la amenaza de lluvia La Lija no fue el escenario, pero a unas cuadras de ahí, en el salón César Palace, la ola naranja se rindió ante el embrujo de Enrique Alfaro y echó a volar su imaginación, dando por hecho que ya tiene medio cuerpo en Casa Jalisco.

Mientras el PRI se resquebraja en pedazos, el MC sigue afinando su maquinaria para mantenerse más allá del 2018 en la presidencia municipal, nutrida ahora de destacados cuadros que en el pasado inmediato fueron destacados en el PRI.

Es la naturaleza humana, buscar la buena sombra de un árbol que te cobije en tiempos del estío. Y qué mejor muestra de esto que la persona del propio Gustavo Fong Patiño, que apenas en el 2006 era uno de los hombres del presidente Javier Bravo. O del colega Luis Hernández, que en el 2015 estaba en el cuarto de guerra del PRI la noche de aquel domingo en que el MC ganó por segunda ocasión la alcaldía. Hoy ambos son el rostro más visible del nuevo MC en Puerto Vallarta, el primero al frente de la Comisión Operativa y el segundo como su responsable de Prensa.

Podría decirse que el sábado pasado estaban ahí los personajes más importantes del MC, empezando por Enrique Alfaro y el alcalde Arturo Dávalos, pero las ausencias también se hicieron presentes: faltó El Mochilas y faltó el diputado federal Luis Munguía.

Ahí estaba la madre del joven Gustavo Fong, pero no acudió a la entronización de su hermano la regidora Bellani Fong, quien acababa de declarar a la prensa que la relación entre él y Gustavo está de lo más bien, no hay distanciamiento, todos son chismes de la prensa para vender más periódicos.

Coincidentemente ayer domingo fue cumpleaños de la regidora Bella Fong. Habrá que ver su muro de Facebook para confirmar que su hermano Gustavo estuvo presente en su festejo como demostración de que, en efecto, todo está bien entre los Fong Brothers.

Podría decirse que lo que vimos el sábado por la tarde en el César Palace es una impresionante demostración del gran poder que ha conseguido el MC en Puerto Vallarta, pero en realidad se trata de un capítulo más de esta película que es la lucha por el poder político en Puerto Vallarta, donde cada tres años se impone un grupo y el otro se va a la banca.

Lo vimos muchas veces con el PRI de Gustavo González, con el de Javier Bravo, con el de Chavita. Lo vimos con el PAN de Fernando González o el de David Cuevas, con el MC del Mochilas y con el MC de Arturo Dávalos. Cambian los nombres, cambian los colores, cambian los partidos, pero la realidad sigue siendo la misma: un municipio en la ruina, con mayor deuda pública y menos seguridad. Sólo la nómina prevalece.

Luce impresionante esa muchedumbre de camisetas naranja bien enfundadas, pero detrás de eso está un aparato gubernamental con cargo el presupuesto. Regidores que cobran jugosas quincenas a cambio de hacer trabajo honorífico en el partido. Funcionarios que son al mismo tiempo promotores de tiempo completo del MC. Nada nuevo bajo el sol, que por coincidencia en estos días ha sido impresionantemente naranja.

Es tal la certeza de que el 18 luce anaranjado, que el propio Enrique Alfaro advirtió el sábado que el MC no hará alianzas con el PAN y el PRD para buscar la gubernatura en el 2018. Y vaya que no le hace falta porque lo que podría necesitar del PAN ya lo tiene, y lo que el PRD le podría aportar es poco menos que cero a la izquierda.

Desde la elección del 2012 hubo una alianza de facto entre Enrique Alfaro y un ala muy importante del PAN encabezada por el entonces gobernador Emilio González Márquez. En Puerto Vallarta pasó lo mismo cuando El Mochilas se fugó del PAN con la mitad de la militancia, lo cual se ha mantenido hasta el momento llegando a grados tan lamentables como el hecho de que decenas de socios panistas activos laboren en el ayuntamiento del MC.

En ese hermoso atardecer naranja los únicos nubarrones de tormenta que amenazan el prometedor futuro emecista son irónicamente del mismo color. La ausencia de El Mochilas parece fortalecer los rumores de que el diputado local está ya con un paso fuera del MC, llevándose con él irremediablemente a su delfín Luis Munguía, quien no tendrá problemas para ser candidato a la alcaldía por alguno de esos partidos pequeños que cada tres años suplican por un candidato con alta rentabilidad.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *