Home / Colaboradores / Juan Cabello / Simular es el Nombre del Juego

Simular es el Nombre del Juego

Por Juan CABELLO

Nos quejamos de casi todo lo que pasa en la política y en la administración pública, tenemos el chip integrado para señalar con índice flamígero los cabos sueltos, las deficiencias y los errores. De lo que se deja de hacer y lo que falta por hacer podemos redactar un bando de gran magnitud.

¿Pero, realmente se podrá cambiar una actitud que ha reinado por años en nuestro cotidiano devenir?, ¿Habrá alguien que pueda cerrar la puerta si decidimos encerrar a los culpables?

La respuesta a las dos preguntas es no, y es no aunque nos duela, pues no se resuelve un todo acabando una parte. El planteamiento del problema es deficiente de origen y trataré de explicarlo:

Desde tiempos inmemorables, el capital y los poderosos (quienes pomposamente se hacen llamar iniciativa privada), han jugado un papel muy importante en el desarrollo de nuestra nación, de todos es sabido que los intereses de ellos están en los grandes negocios. Son los principales benefactores en las labores altruistas (donde tratan de calmar algún tipo de angustia o dolor) y son también los primeros interesados en la función pública.

Es precisamente en la función pública en la que los ciudadanos comunes somos meros espectadores y los “organismos ciudadanos” (la mayoría auspiciados por grandes capitales) ocupan nuestro lugar y señalan, denuncian pero no nuestros problemas sino las áreas de interés en las que quieren participar.

Los empresarios y la iglesia han asumido una labor organizada que les permite llevar la fiesta en paz, simular es la clave: los empresarios hacen acto de constricción en el templo y saliendo le dan hasta por debajo de la lengua al trabajador, dejando en el olvido sus actos de humildad hasta la nueva visita al templo, hasta el nuevo limpiado de conciencia.

La iglesia hace como que perdona a esas almas impías a cambio de jugosas limosnas que acaban en parte en los bolsillos de los curitas (simular es la clave).

Es del conocimiento popular que los empresarios en México tienen prácticas monopólicas que atentan contra lo establecido en el artículo 28 constitucional y no pasa nada, las autoridades lo saben y no hacen nada.

El artículo 27 de nuestra carta magna señala que todo aquel recurso natural que se encuentre en el subsuelo es propiedad de la nación, el gas es un recurso natural que es comercializado por un solo patrón aunque con muchas denominaciones, simular es la clave donde no pasa nada.

La recolección de basura en Guadalajara se lleva a cabo por una sola empresa, ejercitando claramente una acción monopólica y no pasa nada. Para acabar pronto hay una sola compañía que vende pasta de dientes con diferentes marcas, hay papitas que fabrican con dos marcas diferentes y son la misma gata, simular es la clave.

Entonces ahora que ya se tiene una idea clara de que simular es la clave, podemos entender la razón por la cual los contribuyentes hacen una cosa y simulan otra para pagar menos impuestos, por qué los maestros hacen como que enseñan y los niños hacen como que estudian.

Ya nos queda claro que el salario mínimo según el artículo 123 de la Constitución debe alcanzar para mantener una familia y en la realidad no sirve más que para hacer funciones de indicador en el alza a los precios.

Y la simulación se va a los extremos, se ha convertido en una forma de vida, vean al jugador de futbol cuando lo toca un rival y se deja caer simulando una falta inexistente, las mujeres simulando orgasmos inexistentes, los conductores simulando que van a la velocidad permitida justo cuando pasan por la foto infracción.

Simular es condición humana ya transformada en forma de vida, es nuestro mayor problema y nada más lo vemos en los demás.

Simular es el nombre del juego, fingir es una moda que llegó para quedarse.

Check Also

El PRI y las Razones de su Próxima Derrota

Por Juan CABELLO Conocer las razones por las que las personas militan en un partido …

El Fuero, el Desafuero y Otras Payasadas

Por: Juan CABELLO El circo no está instalado, es más, ni siquiera se ha anunciado …

Ellas Contra Ellos

Por Juan CABELLO Desde hace años, la mujer ha sostenido una lucha incesante por adquirir …

La Fuerza de uno

Por Juan CABELLO En los estados unidos se vive bien, se gana en dólares pero …

La Corrupción, un Asunto Inequitativo

Por Juan CABELLO La rendición de cuentas es un gran avance en la lucha anticorrupción, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *