Home / Colaboradores / José María Pulido / Sicilia: El Rostro de la Emergencia Nacional

Sicilia: El Rostro de la Emergencia Nacional

A su hijo se lo mataron hace más de un año pero no ha tenido tiempo para el duelo.

Así definió en algún momento la periodista Griselda Torres al poeta Javier Sicilia, quien cambió las letras por la fuerza moral y social capaz de convocar a los cuatro candidatos a la presidencia de la República, en el mismo sitio, aunque a diferente horario.

A los candidatos, ya los conocía, salvo a Peña Nieto, dijo, por eso no se sorprendió de sus respuestas “porque son así, no hubo sorpresas, si acaso me sorprendió que yo esperaba que López Obrador abrazara el dolor de las víctimas pero no los abrazó, no lo hizo, fue muy distante, a pesar de que hay muchos seguidores de él en el movimiento”, dijo en entrevista con Rubén Martín, un día después del encuentro.

A Javier Sicilia se le puede definir a estas alturas como ensayista, poeta, novelista, periodista, coordinador de talleres literarios, guionista de cine, televisión; profesor de literatura y estética. La de mayor fuerza en los últimos días, sin embargo, no tiene nada que ver con la academia, a menos que su papel como activista pueda tomarse como parte de la materia de civismo que sacaron de las escuelas hace muchos años.

Su última colaboración para la revista Proceso, Sicilia la tituló “Estamos hasta la madre”, a raíz de la muerte de su hijo, víctima de las condiciones de inseguridad que vive el país.

A raíz de ahí, Javier Sicilia organizó la manifestación denominada Marcha por la paz, que salió el 5 de mayo de Cuernavaca, Morelos, y llegó al Zócalo de la Ciudad de México tres días después, donde demandó al Presidente de la República retirar del cargo de secretario de Seguridad Pública a Genaro García Luna, además de solicitar el “combatir corrupción, impunidad y ganancias del crimen”.

Desde entonces no ha parado y en la pasada semana convocó a los cuatro candidatos presidenciales, en uno de los encuentros más interesantes desde que arrancaron las campañas, en opinión de Rubén Martín, quien platicó con el ex poeta.

“Fue un pequeño ejercicio de democracia y de vida ciudadana… creo que eso hay que celebrarlo como un triunfo de la vida democrática, es un triunfo de la ciudadanía que ya no está dispuesta dar cheques en blanco sino que tienen que poner sus agendas en la agenda de muchos ciudadanos”, dijo Sicilia. Agregó que ellos han hablado de emergencia nacional, de la ruta de paz, de la inseguridad pero estamos en una guerra, hablaron de las drogas que nos tiene metidos en esta guerra, el asunto de la víctimas para las que no ha habido justicia y que son el rostro de la emergencia nacional”, cosas que no estaban en sus agendas.

– ¿Qué valoración hace del encuentro?

– Cada quien respondió frente a sus problemas, han querido evadir desde su temperamento, desde su forma de ser y en el fondo no fueron claros, ninguno de ellos fue transparente, sin mayor sensibilidad al dolor de las víctimas y respondieron cosas muy vagas y muy insensibles. Su objetivo, dijo Javier Sicilia en la entrevista con el periodista de Radio Metrópoli y El Informadores “tratar de salvar la fragmentación que está viviendo el país” porque mantiene la esperanza que podrá evitarse por un milagro.

“Estoy abierto a una esperanza casi teologal, dice, hasta ahorita no hay esa sorpresa buena, una sorpresa. La manera en que los partidos se han comportado, la manera en que cada uno de ellos ha traicionado a la ciudadanía, porque les pusimos víctimas que representan a gobiernos de sus partidos y no nos dan muchos alicientes. Pero bueno, tengo la esperanza milagrosa para que este país tan molido y que vive una noche que parece no terminar”.

PARTIDOS AUTOCRÍTICOS

Javier Sicilia asegura que un buen principio de los partidos políticos sería comenzar con ejercicios autocríticos y anteponer sus intereses a los de los ciudadanos, a los del país porque “si siguen en esos pleitos, si siguen ayudando a la fragmentación del país pues ganarán con mayoría relativa y el drama de la nación es tan grande que no podrán gobernar, van a administrar la desgracia. Por eso es necesaria la agenda nacional y que se pongan a favor de la patria.

Ejemplifica: ahí están los jóvenes saliendo a las calles, tratando de encontrar el camino y ellos, los partidos, no se dan cuenta que la sociedad ya los rebasó.

Les propone esa ruta autocrítica: “Los partidos deben hacer una limpieza honorable de sus filas, están llenos de delincuentes y malos funcionarios, son muy buenos para acusarse unos a otros, pero no son autocríticas”.

Con más de un año de activismo, más de un año sin la poesía de Sicilia defiende al único movimiento que ha logrado modificar la agenda de los candidatos, por lo menos agenda del día, aunque todavía no la temática.

Y lo defiende: “El movimiento no tiene posición política, se los dijimos, venimos a ponerles una agenda para ver qué piensa cada uno de ustedes, el movimiento es ciudadano, muy cercano a la forma apartidista que ahora están tomando los jóvenes en las calles, el movimientoestá compuesto por ciudadanos de posiciones políticas muy diversas”.

Es Javier Sicilia, el joven de 56 años, quien sigue defendiendo su agenda y la esperanza milagrosa que saque al país de la noche que no termina y que supere el dolor de las víctimas.

Sicilia no escribe, camina. Ya habrá tiempo pera el duelo de su hijo, su bandera, la bandera de muchos.

Check Also

Las Alternativas de Trump y Clinton

El Partido Republicano está quebrado en dos facciones, la que apoya a Donald Trump (blancos …

El Abuso de Poder

Poco ayudan, en la necesidad de alcanzar acuerdos políticos, amagar con la fuerza, como ocurrió …

El Desgaste de PMC en los Números del PAN

En los sondeos del Partido Acción Nacional, que la semana pasada les trajo como regalo …

Aporta SEDIS Recursos Para Beneficiarias del IJAS

Generar un acompañamiento y brindar una mejor atención al Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) …

Nada Novedosa la Ideología de Trump

“Aunque en décadas recientes exhibir una ideología nativista se ha vuelto incorrecto políticamente y se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *