Home / Colaboradores / Mónica Ortiz / Rosales: Repetir Errores o Sanear Heridas

Rosales: Repetir Errores o Sanear Heridas

Lo más escandaloso que tiene el escándalo
es que uno se acostumbra
Simone de Beauvoir

Por Mónica ORTIZ

De traiciones y alianzas se alimenta la política, como el hombre por naturaleza se alimenta de ego puro, de esta manera se encuentra en todas las columnas políticas el regreso de Eduardo Rosales, ex dirigente del Partido Acción Nacional en época de poder y gobiernos blanquiazules.

Eduardo Rosales hace triunfal aparición en medio de la tormenta política que vive su partido, se auto describe como político de buena fe y goza de sentirse nombrado mediador de los conflictos internos, pues regresar después de casi ser echado de la presidencia de su partido y que los medios lo vean o hasta cataloguen como posible salvaquiebras partidista, alimenta el ego de cualquiera.

Aprovechar la corta memoria de los ciudadanos, simpatizantes y afiliados al PAN, le dio margen de maniobra, cayó en argumentos de analistas políticos que le permiten darse a desear más de lo que él hubiera esperado. Era el momento ideal para hacer ruido de pie a la puerta y soltando las maletas para captar las miradas.

Sin embargo, no es lo que necesita el Partido para sanar o reconstruirse, el partido requiere regresar a sus orígenes y a la humildad de su misión para renacer de entre las cenizas, es un ciclo que debe cumplirse.

 

Al Partido Movimiento Ciudadano tampoco le beneficia un cartucho quemado como lo es Eduardo Rosales, aunque como buenos estrategas y operadores políticos está tratando de acomodar la pieza en el rompecabezas del 2015. La razón es simple, siempre ha sido un aliado natural de Enrique Alfaro Ramírez y tarde o temprano se escucharía su nombre en el equipo.

Habría pues que montar el regreso, que marcara su figura como el ausente en presencia y en operación de lo que hoy se le reclama al ex gobernador Emilio González Márquez.

Aún y con el escenario puesto, tratando de borrar lo que se escribió ya con pluma en la historia política de Jalisco, el regreso de Eduardo Rosales es sólo el inicio de la obra teatral que veremos en las próximas elecciones. En el caso del PMC es: “estamos todos los que somos y somos todos los que estamos”.

En política los ciudadanos tenemos alma noble y esperanzas falsas como el mejor abono para los grupos de poder que en preventa nos ofrecen a sus mejores perfiles, aunque tengan cola para pisarles y sea larga.

Cuando llegue la fecha de elegir partido y representantes, los ciudadanos habremos de analizar siempre el pasado y presente para no errarle en nuestro futuro, porque al final lo que nos pasa es consecuencia de no revisar y tener presente el historial de quienes se dicen ser enérgicos y rudos con los sistemas políticos, inquebrantables ante las injusticias sociales, líderes puros y naturales.

La sociedad llegó al hartazgo con el exceso de poder del PAN, las consecuencia fueron devastadoras para los simpatizantes y afiliados, quienes en realidad fueron los menos culpables, pero previniendo quienes nos representarán nos evitarían las desilusiones de las derrotas. El poder no es de los políticos o sus actores, cuando el ciudadano evalúa los pros y contras en realidad el poder es ciudadano, siempre y cuando se evalúe como si fuera el examen profesional para poder ejercer.

Check Also

Tiempos Fatales Para la Transparencia

Por Mónica ORTIZ Dentro del ciclo de vida jurídica elemental de la Transparencia en el …

Más de la Misma Función

Los funcionarios son los empleados que el ciudadanpaga para ser la víctima de su insolente …

Caos Urbano

La recompensa de una buena acción es el haberla hechoSéneca Por Mónica ORTIZ Planes y …

Transparencia Fiscal, un Orgulloso Logro

Por Mónica ORTIZ De los logros en materia gubernamental, aquellos que debemos reconocer y destacar …

A Chaleco Para los Motociclistas

Por Mónica ORTIZ Está causando polémica social el uso del chaleco reflejante con el número …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *