Home / Colaboradores / José María Pulido / Roberto López Lara no Canta mal las Rancheras

Roberto López Lara no Canta mal las Rancheras

En vísperas de su cumpleaños, Roberto López Lara recibió uno de los mejores reconocimientos a su trayectoria política: ocupar la Secretaría General de Gobierno en sustitución de Arturo Zamora Jiménez.

Con el cargo tendrá la responsabilidad del “02” de Jalisco y demostrar que además de la mano dura que se le conoce también tiene la indispensable característica del negociador para hacer un trabajo equilibrado.

Cercano al gobernador desde los tiempos en que desde el PRI municipal Guadalajara apoyara sus aspiraciones políticas, sabe que una máxima de la política es que las buenas son para él “01” y las malas para él, como lo demostró en el 2011, cuando Aristóteles Sandoval lo señaló como responsable de la problemática con el comercio informal en el primer cuadro de la ciudad.

Conocido como “El Chino”, apodo que sus amigos deberán ser más cautos en usar al menos en público, el trabajo político de Roberto López Lara no es nuevo: se le recuerda como auxiliar del entonces presidente de Zapopan Carlos Rivera Aceves, cuyas fiestas sabía amenizar porque muchos le reconocen que es bueno para cantar las rancheras.

Esa sola relación, le permitirá a López Lara ser el enlace o eslabón entre la generación joven que está gobernando y la clase política que entregó el poder hace 20 años al panismo de Jalisco pero que no aguantó más de tres sexenios en casa Jalisco.

Sus compañeros de gabinete, como Ricardo Villanueva, aseguran que en menos de 24 horas probará a quienes no ven en él un digno sucesor para Arturo Zamora que su opinión está errada.

Sus detractores lo reconocen como un buen abogado y una mano dura, pero le otorgan el beneficio de la duda en espera del uso de la mano izquierda.

Por eso no fue gratuito que recalcara en su discurso de toma de posesión que “mantendrá una comunicación con los distintos liderazgos y organizaciones de la sociedad civil, así como universidades y cámaras, siempre con el respeto absoluto a estos gremios”.

Otro dato de su cercanía con Aristóteles Sandoval es su cargo antes de ser subsecretario para asuntos del interior del Gobierno del Estado, pues despachaba como secretario General en el Ayuntamiento tapatío.

En mayo de 2012 renunció al cargo de secretario para participar en la coordinación de las campañas del PRI en la Zona Metropolitana de Guadalajara para el proceso electoral de julio que le permitieron al PRI regresar al poder.

Se le reconoce también como el operador de Sandoval Díaz en los asuntos relacionados con el Poder Judicial.

En el 2003 Jorge Arana le pidió apoyo a Carlos Rivera Aceves para que defendiera jurídicamente la supuesta victoria que no alcanzó a reflejarse en las urnas de Guadalajara. El ex gobernador puso como responsable jurídico de la impugnación a Roberto López, quien finalmente perdió el caso ante los abogados de Emilio González Márquez que defendían la causa.

En el 2008 compitió sin éxito por la presidencia del PRI tapatío.

Refieren que su paso por la Secretaría General del Ayuntamiento estuvo marcado por numerosos escándalos, siendo señalado por manejos con líderes de ambulantes y con grupos de golpeadores.

Recientemente el regidor del Partido Movimiento Ciudadano, Salvador Caro, presentó una denuncia contra la presunta red de corrupción de funcionarios priístas municipales que, según él, dejó crecer el ambulantaje en el Centro de Guadalajara, entre los señalados aparece Roberto López, a quien acusa de ser el cerebro de todo el entramado.

En el 2011, líderes de comerciantes ambulantes admitieron que el Ayuntamiento tapatío repartió el espacio público entre diferentes organizaciones a cambio de que no se manifestaran contra las autoridades durante el proceso electoral del 2012.

El desempeño de López Lara fue también cuestionado por la anterior fracción panista por el regreso del comercio informal al primer cuadro durante la pasada Administración municipal, estando a su encargo la Dirección de Inspección y Vigilancia.

Asimismo, llegó a ser señalado como responsable de la introducción de un grupo de sujetos al Salón de Sesiones de Guadalajara el 14 de diciembre de 2011.

En febrero de 2011, el hermano de López Lara, Carlos López Lara, fue ejecutado en Guadalajara. La misma suerte corrió el hijo del hermano, Leonel López Huerta, quien fue asesinado en agosto de 2012. Y es que en su trabajo, dicen sus amigos, se crean enemigos gratuitos porque en todo juicio uno gana y otro pierde.

Fueron poco más de quince días los que pasaron para tomar la decisión de que Roberto López se hiciera cargo de la Secretaría general de gobierno. Los primeros en aplaudir fueron los funcionarios del primer círculo, como Ricardo Villanueva, para quien no es extraño trabajar a su lado.

“Esta historia ya la conozco; ya sé trabajar con él. Me ha tocado sacar muchos proyectos desde el Ayuntamiento de Guadalajara y él en la Secretaría General. Voy a recordar esos tiempos donde trabajábamos juntos: yo en la parte administrativa viendo proyectos y él más en la parte política”.

Asegura que “en menos de 24 horas se darán cuenta que no hay obstáculos para dialogar con el Gobierno. Estoy seguro que el licenciado Roberto López llega con puertas abiertas y con la mano izquierda que se debe tener con todas las fuerzas políticas”.

Afirmó que el gabinete entero está “muy contento” con la decisión que tomó el gobernador. Y no era para menos, cuando la sombra de una imposición federal se paseaba por los pasillos de Palacio de Gobierno, como aseguran ocurrió hace quince meses con la llegada de Arturo Zamora Jiménez que les descompuso el cuadro al cuarto para las doce.

Roberto López Lara reconoció también “la gran labor y profesionalismo demostrado por el maestro Arturo Zamora Jiménez. En este año y meses que me tocó convivir a diario con él, nunca escatimamos ni tiempo ni esfuerzo y siempre estuvimos a la vanguardia de todos los problemas y con la lealtad al señor Gobernador”.

Pero la relación con Zamora Jiménez tampoco es nueva, ya habían trabajado en el gabinete de Carlos Rivera Aceves cuando fungía como gobernador interino.

El mismo López Lara estableció su ruta de trabajo, para un buen ejercicio de Gobierno”, en el que “es necesario el trabajo en equipo y hoy, con esta nueva responsabilidad, sumaremos un objetivo común, que es trabajar por un Jalisco de una manera honesta y eficiente”.

Su primer tarea será “trabajar con todos y cada uno de los grupos parlamentarios que integran el Congreso, con mucho diálogo, con mucha apertura y sobre todo con mucha responsabilidad para sacar la reforma electoral de este Estado” y ofreció un diálogo “de respeto y permanente” con el poder judicial para avanzar en la implementación de juicios orales.

Trabajo tendrá, habrá que esperar si también tendrá tiempo.

Check Also

Las Alternativas de Trump y Clinton

El Partido Republicano está quebrado en dos facciones, la que apoya a Donald Trump (blancos …

El Abuso de Poder

Poco ayudan, en la necesidad de alcanzar acuerdos políticos, amagar con la fuerza, como ocurrió …

El Desgaste de PMC en los Números del PAN

En los sondeos del Partido Acción Nacional, que la semana pasada les trajo como regalo …

Aporta SEDIS Recursos Para Beneficiarias del IJAS

Generar un acompañamiento y brindar una mejor atención al Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) …

Nada Novedosa la Ideología de Trump

“Aunque en décadas recientes exhibir una ideología nativista se ha vuelto incorrecto políticamente y se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *