Home / Colaboradores / Mónica Ortiz / Reforma Estructural: Responsabilidad Compartida

Reforma Estructural: Responsabilidad Compartida

Cualquier sociedad que renuncie a un poco de libertad
para ganar un poco de seguridad, no merecen ninguna de las dos cosas.
Benjamin Franklin

Por Mónica ORTIZ

La reforma estructural a la administración pública del Estado propuesta al congreso de estado de Jalisco por el gobernador electo, Aristóteles Sandoval, no es ni debería ser sorpresa. Cada gobierno entrante tiene la responsabilidad de evaluar la situación de gobernabilidad del Estado de Jalisco así como plantear y replantear, cuantas veces sea necesario, los modelos de la administración pública.

Aunque las críticas no se hicieron esperar en ambos sentidos, negativo y positivo, es de saberse que los gobiernos nunca darán gusto a toda o a todos los sectores de la sociedad que pretende administrar, pues la incertidumbre siempre hace aparición cuando de cambios se habla. Y así es pues no podemos ser ajenos a los procesos que involucran el desarrollo de nuestra sociedad.

La mayor critica fue para el eje de seguridad publica, que tendrá un cambio radical y de 180 grados con articulación de la “Súper Fiscalía” que agrupará a la Secretaría de Seguridad Pública con la Procuraduría General de Justicia del Estado, porque es muy cierto que este tema debe resolverse a la brevedad por ser obligación del gobierno mantener la seguridad de sus gobernados desde el ámbito de prevención hasta eliminación y disminución de los índices delictivos.

Se trata de un tema delicado porque nos sabemos y vivimos en un estado inseguro con un alto índice de delincuencia y por consecuencia de estragos con gran trastorno social, si es o no un efecto de la mala política de seguridad federal del Gobierno anterior o simple consecuencia de los tiempos violentos que se viven, de cualquier forma debe resolverse,

.Habrá quienes le apuesten una moneda más a la política social o a la educación, pues el temor, por cierto no mal infundado, de que sea un sistema que lleve de origen el fracaso y vuelque en un guerra como sucedió a nivel federal el sexenio anterior, no está tan alejado de la realidad aunque tampoco comprobado. La crítica política afirma que el poder no debe por ningún motivo concentrarse en una sola persona, pues tienden a ceder con el peso y caer en autoritarismo.

Sin embargo, la prevención del delito y el origen así como la educación no pueden ser antes que restablecer la paz y la seguridad en el estado, no se deben tapar hoyos porque tarde o temprano como geiser con basura salen a respirar a la superficie.

Habrá que reparar en primer término la seguridad y el orden, el ambiente de nuestro estado, por lo tanto sí es uno de los ejes más importantes en la administración pública de este nuevo gobierno, sin dejar de lado la responsabilidad que este tiene de que sus estrategias funcionen y arrojen los resultados necesarios y suficientes para lo que se crearon.

Son muchos los temas en los que debemos poner atención, bastantes los ejes que requieren modernidad y evaluación, un costal lleno de necesidades básicas que Jalisco espera a gritos, aun así, la garantía a la seguridad e integridad de las personas, sus bienes y sus garantías constitucionales deben ser prioridad. Sin el sano equilibrio de éstas ningún beneficio tendrá relevancia si no existe el orden público.

Dejemos a un lado el paternalismo político gubernamental, seamos críticos sociales sin perder de vista que aunque un gobierno tiene y debe garantizar todos los rubros que le son conferidos por ley en nuestro Jalisco, también somos nosotros los jaliscienses parte importante y fundamental para lograr un equilibrio entre gobierno y gobernado. Hablando de democracias, el mayor contrapeso siempre será el pueblo.

El fracaso de las nuevas políticas y la renovación de la administración pública son responsabilidad de todos y para todos, el desarrollo de nuestro estado es responsabilidad general, recordando que ésta es nuestra casa y que los administradores que contratamos por medio de urnas deben funcionar, pues es un trabajo no un favor. Para tal efecto nosotros, sociedad y demás poderes constitucionales, tenemos la responsabilidad de estar atentos a los que sucede con nuestro hogar. Recuerden que el administrador pasado se nos va sin pagar las cuentas, aunque ya era más redituable que simplemente se fuera.

Check Also

Tiempos Fatales Para la Transparencia

Por Mónica ORTIZ Dentro del ciclo de vida jurídica elemental de la Transparencia en el …

Más de la Misma Función

Los funcionarios son los empleados que el ciudadanpaga para ser la víctima de su insolente …

Caos Urbano

La recompensa de una buena acción es el haberla hechoSéneca Por Mónica ORTIZ Planes y …

Transparencia Fiscal, un Orgulloso Logro

Por Mónica ORTIZ De los logros en materia gubernamental, aquellos que debemos reconocer y destacar …

A Chaleco Para los Motociclistas

Por Mónica ORTIZ Está causando polémica social el uso del chaleco reflejante con el número …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *