Home / Colaboradores / José María Pulido / Reforma Electoral Retrógrada y Centralista

Reforma Electoral Retrógrada y Centralista

Para algunos, la transformación del Instituto Federal Electoral “no sólo es un retroceso, sino un gran despropósito y una gran irracionalidad”, como para Barragán Barragán ex consejero del IFE, y para otros como para el gobernador del Estado, Aristóteles Sandoval, pasa “por encima de la soberanía estatal”.

La mayoría de las opiniones de la reforma fueron en contra por diversos motivos: Porque permitirá la reelección pero no existe la revocación de mandato, porque no le ven ahorros presupuestarios y los partidos políticos no sufren menoscabo alguno de sus exagerados ingresos y tampoco contempla la reducción de senadores ni diputados plurinominales.

Quienes están a favor rechazan las opiniones de los ex consejeros ciudadanos porque “ellos sólo son los árbitros y los jugadores son los partidos políticos, por lo tanto quienes deben poner las reglas”.

El senador José María Martínez se encuentra no sólo entre quienes votaron a favor sino incluso de sus promotores, y asegura que la nueva ley “dará certidumbre a los ciudadanos en los comicios electorales” porque “el Instituto Nacional de Elecciones (INE) tendrá la facultad de intervenir en elecciones estatales cuando se presuma que no hay equidad o haya intromisión de gobiernos locales”. Tras la aprobación de las reformas, en la práctica, los trabajadores del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco mantienen una incertidumbre sobre su futuro.

PRECIPITADA

“Es una decisión muy precipitada, que no está suficientemente ponderada ni bajo el aspecto económico ni bajo el aspecto de las conveniencias políticas de los mexicanos, sino que se trata de una acción que sólo está siendo vista bajo el interés de los propios, ni siquiera partidos políticos sino de los grupos que ahora están como diputados y como senadores a nivel de federación y luego están pensando en el apoyo de los diputados locales que van a participar en el proceso”.

Es la opinión de José Barragán Barragán, integrante del IFE que organizó el proceso electoral del año dos mil, cuando el PRI perdió por primera ocasión en la historia y se dio la primera alternancia en la presidencia de la República.

Agrega que “el interés que se está manifestando es exclusivamente de estos grupos y claro que se puede transformar en un interés o decir que se transforma en un interés partidario. Lo que quieren entonces los partidos es dominar todo lo que tiene que ver con la preparación, con el desarrollo de los procesos electorales y desde luego con los efectos que produzcan las votaciones: las reclamaciones, las quejas y los recursos que se hayan podido instrumentar a lo largo de todos el proceso y quieren ellos garantizarse la presencia de sus propios consejeros en esa institución”.

En tal situación, dice Barragán Barragán, “eso merece el repudio de toda población mexicana y lo que debieran hacer es no engañar a la población mexicana diciendo que son consejeros ciudadanos o que no están vistiendo las camisetas partidarias, es mucho más correcto que se vistan las camisetas partidarias y que tengan una comisión más sencilla, más económica, en los términos que quieran de carácter político, con delegados expresos de los partidos”.

MALOS AUGURIOS

El objetivo debe ser evitar “posibles confusiones porque se trata, cuando se habla de la jurisdicción, de jueces y no pueden ser jueces los mismos que están participando en los procesos o sus mandatarios porque no pueden desempeñarse con un verdadero sentido de imparcialidad y de justicia y luego, cuando se trata de la preparación del proceso no pueden tampoco alegar que son también los ciudadanos los que les administran el proceso, cuando eso no es cierto”.

Recalca que los partidos políticos no salieron afectados en sus ingresos, “y desde luego a favor de toda la preparación y desarrollo, que es un gasto excesivo ya. Yo creo que debe de limitarse de manera muy severa porque las condiciones del país son otras a las que se han venido manifestando en los últimos 30 años”.

Con ese marco, el ex consejero del IFE augura un “centralismo que nos avasallará y que creará una serie de problemas por ese efecto que son clásicos y tradicionales y que le darán una complejidad enrome a una institución como el IFE en este momento que ya tiene demasiados problemas, al estar conociendo de materias que no tiene que ver nada con lo electoral, aunque digan lo contrario, como es toda la publicidad que se transmita a través de radio y televisión. Al IFE le está costando mucho dinero, mucho trabajo y sobre todo muchas horas dedicadas a ese tema en lugar de hacerlo sobre otras materias”.

Check Also

Las Alternativas de Trump y Clinton

El Partido Republicano está quebrado en dos facciones, la que apoya a Donald Trump (blancos …

El Abuso de Poder

Poco ayudan, en la necesidad de alcanzar acuerdos políticos, amagar con la fuerza, como ocurrió …

El Desgaste de PMC en los Números del PAN

En los sondeos del Partido Acción Nacional, que la semana pasada les trajo como regalo …

Aporta SEDIS Recursos Para Beneficiarias del IJAS

Generar un acompañamiento y brindar una mejor atención al Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) …

Nada Novedosa la Ideología de Trump

“Aunque en décadas recientes exhibir una ideología nativista se ha vuelto incorrecto políticamente y se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *