Home / Colaboradores / Omar Andrade (Dash) / Re-Evolución: Salud y Educación vs Narco

Re-Evolución: Salud y Educación vs Narco

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO

 En virtud del recrudecimiento de la violencia que hemos padecido los últimos años, principalmente a manos del crimen organizado en particular del narcotráfico, es que a continuación hago las siguientes reflexiones sobre el tema, así como las correspondientes propuestas.

Ubicación geográfica del problema: el problema del consumo de drogas es de carácter mundial. Por lo anterior se desprende que se deberían ya tomar medidas homologadas para hacer frente a este monstruo que azota a la humanidad, sin embargo, en corto plazo parece ser que no hay aún condiciones para llevarse a cabo.

A nivel continental aprecio una sensible preocupación sobre el tema, y creo que a mediano plazo algo podríamos hacer los que vivimos en el continente americano.

Tomar acción en nuestras sociedades puede ser de diversas formas,  principalmente dos: a) De arriba hacia abajo: esto es, que esperemos a que los lideres que gobiernan nuestro continente o mundo en su caso (presidentes de sus respectivos países) se reúnan para unificar criterios y hacer frente a un conflicto grave (en este caso el tráfico y consumo de drogas); pero como todavía no se ve claro, en mi opinión tendremos que actuar en sentido contrario.

b) De abajo hacia arriba, lo que implica tomar medidas desde municipios, estados, federación sin limitaciones en forma ascendente.

A nivel nacional, en  mi opinión, es menester la creación de una nueva secretaría para hacer frente al complejo problema de la inseguridad y que va aparejado con el de la salud. Esta secretaría podría llevar el nombre de Secretaría de la Dignificación Mexicana.

No se trata de crear un elefante blanco, tampoco de crear una nómina para darle chamba a políticos desempleados, amigos o recomendados en general. La intención es que esta Secretaría dignifique a México como nación y por su puesto a sus mexicanos. Debemos recobrar la dignidad perdida como país y como personas.

Es indigno el que mata, descuartiza, por el control de las plazas en materia de narcotráfico. Es indigno el funcionario que se corrompe ante las ofertas que presentan los que controlan este negocio. Es indigno el consumidor de drogas porque trata de evadir la realidad en la que vive. Es indigno el comportamiento de padres de familia o familiares que toleran que sus familiares vendan o consuman estupefacientes.

La Secretaría de la Dignificación Mexicana tendría la misión de atacar y disminuir el consumo de drogas en nuestro país (no con más policías y mayor armamento) en base a la aplicación clara y determinada de dos conceptos: 1. Salud y 2. Educación.

Desde el punto de vista de la salud: lo primero que necesitamos es un diagnóstico serio, claro y preciso del problema que vivimos en México: si nuestro país está integrado por 110 millones de habitantes, debe crearse una gráfica que contenga edad y grado de consumo de droga (drogas duras, blandas…) En otras palabras, de 10 a quince años cuantos niños están contaminados con el consumo de alguna droga: de qué tipo, cual es el grado de consumo (es ocasional, habitual, continuo). Lo mismo de 15 a 20 años y así sucesivamente, con la finalidad de saber en dónde estamos ubicados. Posteriormente, los primeros años necesitaremos verdaderos ejércitos de médicos, terapeutas, psicólogos, psiquiatras, entre otros profesionistas, para hacer frente a semejante problema que vivimos distribuidos a nivel nacional.

La cara de la secretaría tendrá que ser amable y amigable, para invitar a quienes padecen el problema del consumo de drogas.  

La secretaría tendría vínculo con cada entidad federativa, la cual deberá hacer su propio diagnóstico del problema de consumo de drogas. Cabe destacar que aquellos consumidores ocasionales, con algunas terapias bien enfocadas, preparadas e impartidas por profesionales en el tema, se alejarán del consumo de las drogas. Algunos tardarán más tiempo por ser consumidores habituales (serán tratados profesionalmente y dosificados en caso de ser necesario), otros más que serán los menos, necesariamente morirán consumiendo drogas (pero no solos, sino con la asistencia profesional del personal adecuado para atenuar su enfermedad).

El asunto que enfrentamos es generacional, si comenzamos a cuidar y educar a nuestros niños menores de 10 años, los cuales se encuentran hasta este momento limpios, veremos resultados en aproximadamente 20 años.

En relación a la salud es menester reformar los planes de estudio a nivel: pre escolar, primaria, secundaria y preparatoria, con materias relativas al consumo de drogas (información, capacitación, prevención, consecuencias del consumo de drogas).

Entonces podremos liberar el mercado. Por el momento no estamos preparados para legalizar la droga de tajo, si no se implementan mecanismos relacionados con el sector salud y educación.

* Maestro en Derecho Constitucional U. de G.  jimenezabogado@gmail.com

Check Also

Emilio, Juan Sandoval y el “Chicharito”

Por Santos URBINA (de la página electrónica Unidad)  Si al gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, le …

Re-Evolución: Candidatos Ciudadanos

* Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Una de las exigencias del poeta y escritor Javier Sicilia es …

Re-Evolución: Licencia de Paternidad

* Por Francisco JIMENEZ REYNOSO La licencia de paternidad tiene como objetivo otorgar un permiso de …

Re-Evolución: Clamor Social, que Regrese el Auditor

Pero los 10 millones… * Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Hace unos meses, el polémico auditor …

Re-Evolución: Midiendo Músculo

PARTIDOCRACIA Vs PODER CIUDADANO Francisco JIMENEZ REYNOSO La actual legislatura en el estado de Jalisco …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *