Home / Colaboradores / Francisco Jiménez Reynoso / Re-Evolución: Organización Social

Re-Evolución: Organización Social

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO 

Diversas inquietudes por parte de la ciudadanía han surgido en relación a la organización que pueden tener para llevar a cabo trabajos y objetivos determinados. El punto de partida es nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. En virtud de que su artículo 6 trata sobre la Libertad de las Ideas, mismo que a la letra dice: “La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, los derechos de tercero, provoque algún delito, o perturbe el orden público; el derecho de réplica será ejercido en los términos dispuestos por la ley. El derecho a la información será garantizado por el Estado”…

Como podemos apreciar, a la par que se establece este derecho en nuestra Ley Suprema, se determinan los alcances de este derecho.

Otro derecho y garantía constitucional, es el que conocemos como el de libertad de prensa, este derecho de todos los mexicanos, está ubicado en el artículo 7 de nuestro máximo ordenamiento: “Es inviolable la libertad de escribir y publicar escritos sobre cualquiera materia. Ninguna ley ni autoridad puede establecer la previa censura, ni exigir fianza a los autores o impresores, ni coartar la libertad de imprenta, que no tiene más límites que el respeto a la vida privada, a la moral y a la paz pública. En ningún caso podrá secuestrarse la imprenta como instrumento del delito.

Las leyes orgánicas dictarán cuantas disposiciones sean necesarias para evitar que so pretexto de las denuncias por delito de prensa, sean encarcelados los expendedores, “papeleros”, operarios y demás empleados del establecimiento donde haya salido el escrito denunciado, a menos que se demuestre previamente la responsabilidad de aquéllos”…

En base a este artículo “supuestamente” todos los mexicanos somos libres de escribir y publicar prácticamente lo que a nosotros nos interese, sin más limitaciones que las que el mismo artículo 7 establece. Lamentablemente, en el ejercicio práctico no es muy posible ejercer con libertad plena este ejercicio. En virtud de que en México la profesión del periodismo en una actividad de alto riesgo. Cada vez se incrementar los asesinatos contra periodistas, tras la pasividad gubernamental para garantizar este derecho a los mexicanos. En México, como en los demás países existen al menos dos tipos de verdad: la histórica y la publicada. Cuando dista una de la otra, mal anda el país en el que se practica. Ya que sucede una cosa, pero se publica o se publicita otra. Usted apreciable Lector, saque sus propias conclusiones de cómo andamos en México y/o Jalisco.

Es el momento de tratar al artículo 9 de nuestro Máximo documento en México, en el se establece que: “No se podrá coartar el derecho de asociarse o reunirse pacíficamente con cualquier objeto lícito; pero solamente los ciudadanos de la República podrán hacerlo para tomar parte en los asuntos políticos del país. Ninguna reunión armada, tiene derecho de deliberar.

No se considerará ilegal, y no podrá ser disuelta una asamblea o reunión que tenga por objeto hacer una petición o presentar una protesta por algún acto, a una autoridad, si no se profieren injurias contra ésta, ni se hiciere uso de violencias o amenazas para intimidarla u obligarla a resolver en el sentido que se desee”.

El artículo 9 fija claras las reglas en relación al derecho de asociación. Desde hace algunos años. Hay voces que se han levantado (las respeto pero no las comparto), señalando que es menester regular o reglamentar las manifestaciones públicas. Solicitando quienes pretendan manifestarse, permiso a través de las mismas autoridades, para que estas a su vez les autoricen o no su pretensión, y si la petición prospera, se le fijaría día, hora y lugar para su manifestación.

Ahora bien, debemos distinguir que hay múltiples formas de ejercer este derecho contemplado en nuestra Ley Suprema. Que algunas manifestaciones que ejercen decenas, centenas o miles de ciudadanos, pueden tener un fin inmediato o temporal. Pero hay otros casos en los que quienes se agrupan tienen objetivos específicos. Aquí es como surgen las ONGs. Mismas que tienen misiones y objetivos específicos. Estas se encuentran separadas del presupuesto gubernamental, y entre más separadas estén, más independientes y autónomas podrán ser. Las hay para defender muy diversas causas, además de que en no pocas ocasiones surgen para resolver problemas que corresponderían al gobierno, pero dado a la incapacidad, incompetencia, corrupción, incluso complicidad, no resuelven. Por ello es que la ciudadanía decide tomar cartas en el asunto a través de las ONGs.

El siguiente paso para formalizar este tipo de agrupaciones ciudadanas, es a través de la creación de una Asociación Civil. Para llegar a esta etapa, es menester acudir ante un Notario público, será necesario presentar 5 nombres posibles para la Asociación Civil, los fines que persigue, así como la documentación de quienes pretenden ser parte de ella. El Notario Público, dada su experiencia, revestirá jurídicamente su pretensión, y de esta manera gozaran de personalidad jurídica propia en nuestra sociedad.

 

jimenezabogado@gmail.com

Check Also

Re-Evolución: La Independencia de México

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Felicito a los mexicanos independientes, que salen todos los días a …

Re-Evolución: Los Efectos de Trump

Por Francisco JIMÉNEZ REYNOSO En las últimas décadas, México se ha caracterizado por contar con …

Re-Evolución: Reingeniería en Seguridad

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Uno de los problemas más serios que vivimos los mexicanos es …

Más de Justicia Alternativa

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Mucho se ha escrito sobre la reforma constitucional de “Seguridad y …

Re-Evolución: El Nuevo Abogado

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Desde años inmemorables se ha impartido justicia. Diversas culturas la han …