Home / Colaboradores / Francisco Jiménez Reynoso / Re-Evolución: Juicios Orales

Re-Evolución: Juicios Orales

Por Francisco JIMÉNEZ REYNOSO

En nuestro país, tenemos igual número de códigos penales como Estados de la República, además un solo Código Penal para el Distrito Federal en materia de fuero común y para toda la República en materia de fuero federal y también un Código de Justicia Militar, de aplicación federal; en total 33 códigos penales. Por si fuera poco, al entrar en vigor el Nuevo Código Penal para el Distrito Federal el 12 de noviembre de 2002, se sumó a los códigos penales existentes dando un total de 34 códigos.

Con motivo de algunas discrepancias existentes entre los ordenamientos punitivos, han contribuido a dificultar no sólo la procuración de justicia, sino también la impartición de ésta, así como el ejercicio profesional de los penalistas en México, por lo que urge elaborar un solo Código Penal para toda la República que aplicarían, tanto los tribunales federales como los locales, dependiendo de cada delito.

La diversidad de Códigos Penales, tiene su origen en la Constitución de 1824, que al no reservarse la Federación la facultad de legislar en materia penal, facultó a cada entidad federativa a emitir sus propios códigos penales, precipitando al caos el sistema penal mexicano.

Debido a ello los diversos códigos fueron elaborados con bases distintas: unos tomaron como modelo los principios de la Escuela Clásica, plasmada en el Código Penal de 1871; otros los de la Escuela Positiva, que dieron origen al Código Penal de 1929; y unos más adoptaron los lineamientos del Código Penal de 1931; y en la actualidad la tendencia ha sido la de tomar en cuenta los anteproyectos de código penal de 1949, 1958 y 1963.

Algunas contraposiciones que han propiciado dicha diversidad es que en ciertos Estados los aspectos negativos de los elementos del delito se regulan incorrectamente o bien no se regulan; la misma conducta delictiva en algunos Estados es delito y en otros no; la penalidad cambia en unos Estados respecto a un mismo delito. Éstas y otras discrepancias hacen entrever la necesidad de erradicarlas por medio de la unificación penal, mediante un Código Penal Único para México.

Ninguna buena razón existe para justificar la pluralidad de leyes penales en nuestro país, los treinta y cuatro códigos penales en vigor, en lugar de servir, obstaculizan la represión de la delincuencia, favorecen la impunidad de los delitos y provocan conflictos entre las instituciones penales.

La delincuencia, hoy más que nunca, ha aumentado en el país de forma alarmante, víctimas de ella, han sido artistas, empresarios, intelectuales, políticos y población en general, lo que ha ocasionado la constante amenaza y perturbación del orden social.

Se ha tratado de combatir tan grave problema, mediante diversas reformas a la legislación penal; a pesar de ello nuestro sistema penal, no ha sido eficaz ni eficiente para erradicar las conductas antisociales, entre otras razones, por la existencia de diversos ordenamientos punitivos.

jimenezabogado@gmail.com

Check Also

Re-Evolución: La Independencia de México

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Felicito a los mexicanos independientes, que salen todos los días a …

Re-Evolución: Los Efectos de Trump

Por Francisco JIMÉNEZ REYNOSO En las últimas décadas, México se ha caracterizado por contar con …

Re-Evolución: Reingeniería en Seguridad

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Uno de los problemas más serios que vivimos los mexicanos es …

Más de Justicia Alternativa

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Mucho se ha escrito sobre la reforma constitucional de “Seguridad y …

Re-Evolución: El Nuevo Abogado

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Desde años inmemorables se ha impartido justicia. Diversas culturas la han …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *