Home / Colaboradores / Francisco Jiménez Reynoso / Re-Evolución: Biogenética Jurídica

Re-Evolución: Biogenética Jurídica

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO

Agradezco a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a la Casa de la Cultura Jurídica de Ciudad Juárez Chihuahua, y a su director, Ángel Dávila Escareño; la invitación que me hicieron para impartir el pasado 18 y 19 la conferencia intitulada: “La biogenética jurídica”, donde me encontré con un auditorio a tope y participativo sobre este novedoso tema.

Además, comparto con ustedes, apreciables lectores (as), que visite la Ciudad Judicial de Ciudad Juárez, Chihuahua, en donde ya se llevan a cabo desde hace cuatro años los juicios orales. Impresionante resultó presenciar juicios orales, dos de ellos de homicidio (uno culposo y otro grave). La experiencia y eficacia se distingue en quienes integran el Poder Judicial del Estado de Chihuahua. Enhorabuena, sin duda son paradigma de los estados que aún no practicamos la oralidad.

Las siguientes líneas son una síntesis de lo expuesto en la Casa de la Cultura Jurídica de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Ciudad Juárez, Chihuahua.

Los avances de las ciencias experimentales han alcanzado tal desarrollo en sectores como la ingeniería genética, que al afectar la experimentación al propio ser humano, a su generación, existencia y relaciones parentales, se proyecta sobre la ciencia del derecho con tan heterogéneos y complicados problemas que nos suscita la duda, al menos, de si el derecho es tal ciencia. Es decir, si  aquellos problemas pueden ofrecer respuesta por el derecho como integrantes del saber jurídico, o, por el contrario, aquéllos se encuentran en el campo extracientífico de la moral y de la ética.

Se ha dicho, y con razón, que las técnicas de reproducción asistida (en lo sucesivo TRA) son el origen de intensos debates, de grandes esperanzas e inquietudes. El problema tiene una importancia fundamental, porque la imagen de nuestro tiempo, que surge de las páginas de la historia futura, probablemente dependerá de la respuesta que nuestra época haya dado a una cuestión tan importante, así como decisiva.

El derecho intenta dar soluciones a los problemas que plantean las TRA, pero tiene el reto de partir de un principio moral fundamental: se trata de saber si es lícito o no al hombre disponer del proceso reproductivo, controlándole con intervención directa y artificial.

El problema existe, no es posible evadirlo; juristas, médicos, biólogos y moralistas de todo el mundo han emitido opiniones y fijado posturas, algunas esperanzadoras, otras temerosas, y también las hay conservadoras y progresistas. Los estados y ciertas instituciones tratan, a su vez, de ofrecer soluciones jurídicas, por la vía legislativa, pero lo hacen con mesura y precaución, dada la incidencia que la materia tiene sobre el ser humano, su dignidad y su desarrollo material y espiritual en el seno de la familia.

Entre las naciones europeas, Suecia ha sido quien primero ha tratado de ofrecer una solución legislativa a los problemas jurídicos derivados de las TRA.

Lo ha hecho por Ley de 20-12-1984, que entró en vigor el 1 de marzo de 1985. Con diligencia encomiable, han tratado de dar respuesta a esta cuestión en las Leyes 35/1988, de 22 de noviembre sobre TRA, corregida en el «BOE» de 26 de noviembre, y 42/1988, de 28 de diciembre, de donación y utilización de embriones y fetos humanos o de sus células, tejidos y órganos.

Las técnicas de reproducción  asistida que regula la Ley 35/88 son: inseminación artificial con semen del marido, denominada inseminación homologa; inseminación artificial con semen procedente de una tercera persona, donante o dador, llamada inseminación heteróloga; fecundación in vitro, ya sea homóloga o heteróloga, según que los gametos provengan de los cónyuges o pareja conviviente o hayan sido donados por terceras personas previamente.

En esta modalidad, en cualquiera de sus clases, la fecundación del óvulo se obtiene en el laboratorio, ante la imposibilidad de que el semen se fertilice, naturalmente, en el tercio extremo de las trompas de falopio. Transferencia intratubárica de gametos, que consiste en colocar en cada una de las trompas dos óvulos y espermatozoides para que fecunden a aquéllos en las propias trompas.

Estas técnicas han sido posibles, científicamente, mediante la manipulación de los gametos, espermatozoides y óvulos. Han contribuido a ello las técnicas de congelación, que permiten disponer durante un tiempo, más o menos largo, de los gametos para una posterior utilización.

El ámbito de aplicación de la Ley 35/1988, de 22 de noviembre sobre TRA, viene determinado por el apartado 2.°, del articulo 1.°, que dispone que las técnicas de reproducción asistida tienen por finalidad la actuación médica ante la esterilidad humana, para facilitar la procreación cuando otras terapéuticas se hayan descartado por inadecuadas o ineficaces. Es decir, las TRA parece que tienen carácter subsidiario, porque sólo se aplicarán si no fuese posible la procreación por medios naturales. La finalidad atribuida por la ley parece que es eminentemente terapéutica, como un remedio subsidiario para aquellas parejas que por diversas circunstancias no pueden procrear por medios naturales.

Sin embargo, esto no es así porque por vía de corrección de errores de la Ley 35/88, «BOE» de 26 de noviembre, entre otras rectificaciones se incluye la referente al apartado 2.° del artículo 1.° de la ley, en el sentido de añadir la palabra fundamental al primer párrafo, de manera que el citado precepto queda redactado en los siguientes términos: las TRA tienen como finalidad fundamental la actuación médica ante la esterilidad humana.

La base de la biogenética fue el descubrimiento realizado en 1953, por el estadounidense James Watson y  el británico Francis Crick, quienes comprobaron que la masa hereditaria de cualquier ser viviente, contenida en todas las células, consiste en una cadena molecular de ADN cuyas piezas que son los genes determinan el aspecto y la forma de ser de cada especie, orden, sub-orden, familia y variedad entre otros elementos.

La “ingeniería genética” trata el desarrollo de técnicas, métodos y procedimientos que permiten una manipulación directa del material genético para alterar la información hereditaria de una célula, organismo o población.

Sirvan las presentes líneas, como una contribución para generar el debate, del posible rumbo de la humanidad contemporánea.

* Maestro en Derecho Constitucional U. de G.  jimenezabogado@gmail.com

Check Also

Re-Evolución: La Independencia de México

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Felicito a los mexicanos independientes, que salen todos los días a …

Re-Evolución: Los Efectos de Trump

Por Francisco JIMÉNEZ REYNOSO En las últimas décadas, México se ha caracterizado por contar con …

Re-Evolución: Reingeniería en Seguridad

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Uno de los problemas más serios que vivimos los mexicanos es …

Más de Justicia Alternativa

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Mucho se ha escrito sobre la reforma constitucional de “Seguridad y …

Re-Evolución: El Nuevo Abogado

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Desde años inmemorables se ha impartido justicia. Diversas culturas la han …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *