Home / Colaboradores / Mónica Ortiz / “Jalisco Está Mejor”, a Pesar de Emilio

“Jalisco Está Mejor”, a Pesar de Emilio

Un líder sabe lo que es verdad;
El mal líder sabe lo que se vende mejor

Confucio

Por Mónica ORTIZ

Cada vez más cerca del relevo en el gobierno de Jalisco, que cambia de colores después de 18 años en los que el Partido Acción Nacional gobernó el estado para bien o para mal. Sólo queda la experiencia de las acciones y administraciones de su sistema político.

Observamos en los medios una gran campaña de convencimiento dirigida al ciudadano, basada en los supuestos logros, avances y desarrollo del estado durante y anterior al gobierno encabezado por Emilio González Márquez, que en realidad de poco ayudará en el fortalecimiento de su partido, menos aún en el ánimo ofendido del ciudadano, sobre todo de aquellos que se sienten defraudados de la última administración panista.

Difícil será la reestructuración del partido, el cual lleva en el interior varias fracturas políticas e ideológicas, las cuales deberán sanar para volver a ser una opción viable pero sobre todo fiable de gobernabilidad.

Si hacemos memoria, dieciocho años atrás, del caso del Partido Revolucionario Institucional, sus rompimientos internos y la desestabilización del fracaso a nivel estatal y posteriormente federal tardaron en curar, la recuperación y el agrupamiento político fue de tres períodos de gobierno estatal.

La vida interna de los partidos políticos es frágil, las alianzas y las líneas de poder interno predominan en las estructuras, cuando se fracturan lesionan todo el círculo político, creando división y odios que desencadenan como efecto dominó en desintegraciones.

Si a esto le agregamos la pérdida de gobernabilidad de un estado estamos frente al ocaso inminente de un partido lacerado.

¿Culpables? Todos, el partido, el gobierno saliente, los ciudadanos afines o no afines porque en democracia técnicamente somos el pueblo en su totalidad quienes marcamos los rumbos de nuestros gobiernos y nuestras instituciones.

Sin embargo no podemos perder de vista que aunque no existen en la derrota panista “chivos expiatorios”, sí podemos señalar firme y directamente al gobernador Emilio González Márquez como el principal operador inconsciente de la caída de su partido en el supuesto lógico de que debió mantener un estado de gobierno casi perfecto e intachable, pues ya se veía venir el PRI agrupado y fuerte a dar la batalla nacional.

No escuchó la advertencia, perdió el piso y fue resbalando varias veces cayendo encima de su partido. De lo más recordado tenemos la mentada de madre, que afectuosamente nos brindó; los Juegos Panamericanos, que siguen siendo motivo de molestia con el gasto ocasionado y la falsa idea vendida de que sería un impulsor de Jalisco al mundo.

Otro de sus grandes errores, previendo una derrota de su partido, en donde la fricciones ya no le permitían maniobrar, fue fingir no apoyar a un candidato de izquierda radical Enrique Alfaro al que le apostaron hasta los que no tenían, creando una opción de puerta trasera para los panistas que pudieran convencer de abandonar el barco de su partido y no perder las mieles del poder. Así fue construyendo poco a poco una derrota política que se formalizó en Julio.

Hoy cierra con broche de oro y derroche de recursos invadiendo los medios y la red de spot sobre su excelente trabajo en el estado en los que afirma que hoy Jalisco está mejor, basándose en índices nacionales e internacionales de organizaciones especializadas, sin embargo los niveles que manejamos no son producto del gobierno de Emilio González Márquez sino de la globalización y el desarrollo nacional, fruto de la dimensión de nuestro estado en comparación con la proporcionalidad de otros.

Semejante a la simulación de los Juegos Panamericanos a los que no asistieron más que los equipos representando países y familias de los deportistas ó a su NO candidato, pura falsedad. Lo que sí es muy cierto es que Jalisco está mejor con él, sin él y a pesar de él pues Jalisco no es un gobierno ni un partido, es superior a ellos.

Check Also

Tiempos Fatales Para la Transparencia

Por Mónica ORTIZ Dentro del ciclo de vida jurídica elemental de la Transparencia en el …

Más de la Misma Función

Los funcionarios son los empleados que el ciudadanpaga para ser la víctima de su insolente …

Caos Urbano

La recompensa de una buena acción es el haberla hechoSéneca Por Mónica ORTIZ Planes y …

Transparencia Fiscal, un Orgulloso Logro

Por Mónica ORTIZ De los logros en materia gubernamental, aquellos que debemos reconocer y destacar …

A Chaleco Para los Motociclistas

Por Mónica ORTIZ Está causando polémica social el uso del chaleco reflejante con el número …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *