Home / Colaboradores / Carlos Enrigue Zuloaga / “Consulta Popular”

“Consulta Popular”

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA

Pues los señores diputados federales colaron el acuerdo que contiene la forma que se requerirá para que la consulta popular pueda tener lugar. En principio se oye muy razonable, qué más podemos pedir los miembros del infelizaje que ser escuchados por nuestros amados padres conscriptos, la representación real.

Pero si bien lo consideran como un éxito legislativo y nos agobiarán con millonarias campañas publicitarias –que ya sabemos es la única política pública real– diciéndonos que podemos consultar, y suena bastante bien, aunque sabemos que del gobierno se pueden esperar pocas cosas buenas.

La primera dificultad se presenta cuando nos enteramos de que sólo podrán solicitarla cuando los interesados sean más de dos millones de ciudadanos, lo que hace que los únicos en este país que tendrían la posibilidad de acceder a este número de seguidores serían los partidos políticos grandes, si, esos que pagamos usted y yo y que tienen el control sobre nosotros, y aún ellos tendrían dificultades.

Para entender la dificultad, el pasado miércoles consulté cuántos seguidores en Twitter tenía la recién laureada con el Premio Cervantes, que es de importancia mundial, Elenita Poniatowska. Tenía ese día 435 mil seguidores, lo que es una gran cantidad de personas que dudo haya muchos que la igualen, o sea que si ella que es tan famosa, sus seguidores requerirían, si todos le hicieran caso, reunir a más de 3 seguidores nuevos por cada seguidor actual para reunir el número de solicitantes.

Pero no paran ahí las dificultades. Se requerirían 55 mil 824 hojas para listar los nombres de los solicitantes, su identificación y otras tantas para las firmas. Supongo que se requerirán dos millones de copias de las credenciales de elector.

Después tendrán que ponerse de acuerdo en hacer una sola pregunta, porque sólo se podrá hacer una pregunta y la pregunta deberá poderse responder en sentido afirmativo o negativo.

Los encargados de verificar esto serán los nuevos becarios del Instituto Nacional Electoral, que de alguna manera tienen que justificar los jugosísimos emolumentos que percibirán hasta que decidan cambiar este organismo, aunque en ese caso recibirán de golpe el dinero del tiempo que tengan señalado como becarios en tan connotada institución.

Supongo tendrán que analizar la petición, porque además, dos requisitos son indispensables: uno, señalar el propósito que se persigue con la consulta. Dos, cuáles son los argumentos por los que usted y dos millones de personas que lo apoyaron creen que es un tema de importancia nacional, o sea que si a los jerarcas no les gusta lo que usted y sus seguidores consideran como su propósito o los argumentos que apoyen el tema, lo podrán rechazar.

Debo reconocer que si yo lograra juntar a ese gentío para hacer una consulta, y después de todo el trabajo que significa me lo rechazaran, lo consideraría causa justificada de venganza, no sé usted.

Por lo pronto, ya no podré consultar mis dudas que eran: ¿considera usted que 500 son muchos diputados?; ¿cuántos cree usted debe que haber?, y ¿cuál considera debe ser su salario?

Pero es soñar.

Check Also

¿Para qué Escribir?

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Me puse a considerar cuál es la causa por la que …

‘La Unidad Popular’

Por Carlos ENRIGUE Yo siempre he creído que los mexicanos no necesitamos que nadie nos …

La Manzana de la Discordia

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA No lo digo por el director de Conade y amigo del …

Las Gestas de Gloria

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Mienten miserablemente quienes -fuera del congreso porque ahí es la casa …

Me he Estado Acordando

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Tradicionalmente los jacobinos han establecido que el sacramento de la confesión …