Home / Colaboradores / José María Pulido / PRI Contundente, PAN Sigue en el Tobogán

PRI Contundente, PAN Sigue en el Tobogán

Para quienes echan las campanas al vuelo por los resultados de este domingo en los estados de Nayarit, Coahuila y el Estado de México, cabe recordar que en esos estados ya gobernaba el PRI, aunque ahora con factores adicionales como la unidad y procesos internos de selección basados en la rentabilidad.

Para los panistas que justifican que a pesar del revés similar en 2005 ganaron en el 2006 la presidencia de la República y que el abstencionismo favorece al PRI, cabe recordarles que hace seis años el blanquiazul no tenía el voto negativo que ahora arrojan las encuestas y que los ha llevado a perder los últimos procesos.

Es decir, el PAN mantiene el declive. 

Si bien cada estado merece un análisis electoral en particular, llama la atención la contundencia del triunfo priísta, que regresa con el casi olvidado “carro completo”, ganando prácticamente todo en el Estado de México y Coahuila.

Tomadas como un referéndum, el rechazo a la administración de Felipe Calderón y el apoyo a quien podría ser candidato por el PRI en 2012, Enrique Peña Nieto, se demostró en las urnas con esa contundencia.

Los números  dicen que Eruviel Ávila Villegas (PRI) dobló tres a uno a la izquierda unida (el PRD con Alejandro Encinas) y cinco a uno al Partido Acción Nacional, con un candidato solo, sin punch, en la persona de Luis Felipe Bravo Mena, exsecretario particular de Felipe Calderón.

En EDOMEX, el nivel de votos que obtuvo la coalición priísta es la más alta de los últimos 20 años. Solamente Emilio Chuayffet Chemor había obtenido un margen similar de sufragios, de 62.36 pro ciento, cuando las elecciones todavía las organizaba el gobierno estatal.

Incluso supera la elección de Enrique Peña Nieto, en la elección del 2005, cuando el PRI obtuvo un millón 801 mil 530 votos, que representaron 47.57 por ciento para los priístas.

Este nivel de votos significa un incremento de casi 14 puntos porcentuales en solo seis años para la coalición priista y una caída para la perredista de al menos tres puntos (que pasó de 24.25 a 21.72 por ciento) y 12 puntos en el PAN, que pasó de 24.73 a sólo 12 puntos.

Así pues, la nota es la contundencia.

Y con esos resultados el PRI puede presumir de fórmulas exitosas en la selección interna de candidatos, misma  que podrá repetir en los estados donde próximamente habrá relevo de gobernadores, el más cercano Michoacán en el mes de noviembre.

Rumbo a la elección del 2012, el PAN tiene tiempo de revisar estrategias para apuntalar posibilidades en los estados donde puede ganar y para crear números que hagan la derrota menos contundente donde caminan a la derrota.

En el  contexto general, para los partidos la revisión debe enfocarse a los resultados.

Para los legisladores la revisión debe partir desde los tiempos electorales, que en esta ocasión no permitieron el posicionamiento de nuevos aspirantes y quienes ganaron hicieron campaña aprovechándose de sus cargos anteriores en una reglamentación de precampañas que de nada sirvió.

Check Also

Las Alternativas de Trump y Clinton

El Partido Republicano está quebrado en dos facciones, la que apoya a Donald Trump (blancos …

El Abuso de Poder

Poco ayudan, en la necesidad de alcanzar acuerdos políticos, amagar con la fuerza, como ocurrió …

El Desgaste de PMC en los Números del PAN

En los sondeos del Partido Acción Nacional, que la semana pasada les trajo como regalo …

Aporta SEDIS Recursos Para Beneficiarias del IJAS

Generar un acompañamiento y brindar una mejor atención al Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) …

Nada Novedosa la Ideología de Trump

“Aunque en décadas recientes exhibir una ideología nativista se ha vuelto incorrecto políticamente y se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *