Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: Vallartenses VIP

Perfil Político: Vallartenses VIP

Por Luis Alberto ALCARAZ

EL ENCUERADERO. El portal Reporte Índigo se ha dedicado desde hace un año a exhibir los excesos en que han incurrido algunos personajes de la política estatal, pero en forma especial le ha dado seguimiento al desempeño del poderoso subsecretario de Administración, Salvador González Reséndiz, quien se ha convertido en el operador financiero del gobernador Aristóteles Sandoval. Pese al bajo perfil del puesto que ocupa en el organigrama del gobierno de Jalisco, el ex alcalde de Puerto Vallarta controla literalmente todas las compras del gobierno estatal, además de manejar la nómina y la totalidad de las adjudicaciones de obras y contratos. Y en sus ratos libres Salvador González se entretiene controlando el área financiera del Seapal Vallarta a través de funcionarios que formaron parte de su equipo durante su paso por la alcaldía. Por desgracia el trabajo de Reporte Índigo va más allá y documenta el desaseado desempeño de los tres González, Rafael padre, Rafael hijo y el propio Salvador, quienes como nunca antes en la historia política del PRI Jalisco se olvidaron de las formas y usaron y abusaron del poder político para amasar una escandalosa fortuna familiar.

NEGOCIOS DE VIUDAS. Es bien sabido que los viejos políticos priistas se han dedicado de tiempo completo al oficio, dejando de lado cualquier oportunidad para incursionar en otras ramas de la economía en aras de generar riqueza personal. En ese contexto Rafael González Pimienta había sido uno de los más cuidadosos de las formas, cuidando en extremo su imagen pública. Pese a haber ocupado altos cargos en el gobierno estatal y federal, además de haber sido alcalde de Puerto Vallarta a muy corta edad, González Pimienta jamás fue una persona ostentosa. La cuantiosa fortuna que evidentemente amasó durante su paso por importantes dependencias federales la invirtió en bienes raíces que le generaban importantes ingresos. Pero la llegada de sus cachorros a la vida pública generó un cambio de estrategia, dejando de lado el bajo perfil para asumir un nivel más elevado. Rafael González Pimienta por años mantuvo su residencia en el fraccionamiento Gaviotas, hasta donde desfilaban todo tipo de priistas que aspiraban a contar con el visto bueno del ixtapense para conseguir una candidatura. Posteriormente emigró a Marina Vallarta, en cuya residencia anidaron por un tiempo Salvador y Rafael González Reséndiz, quienes después de haber pasado toda su vida en Guadalajara decidieron iniciar una carrera pública en Puerto Vallarta, el municipio que evidentemente no los vio nacer porque llegaron al mundo en la ciudad de Guadalajara. Pese a su orgulloso arraigo en Puerto Vallarta, Rafael González Pimienta siempre ha mantenido su residencia principal en Guadalajara, en el lujoso desarrollo habitacional Puerta de Hierro, justo donde los hermanos Rafael y Salvador dieron sus primeros pasitos.

LA DOLCE VITA. Influenciado por la ostentosa vida de sus hijos, Rafael González Pimienta se olvidó del bajo perfil y adquirió un condominio en Icon, escenario de la boda de su hijo Salvador ya instalado como presidente municipal. Por su parte Rafael González Reséndiz, casado mucho antes que su hermano menor, eligió el edificio Deck 12 para montar su residencia familiar, aunque poco después adquirió una casa en Marina Vallarta, en la exclusiva zona de Punta Iguana, donde compró una vieja residencia que remodeló por completo. Todo esto sin haber ocupado un cargo público o haber tenido una empresa privada exitosa, ya que su primer cargo público remunerado lo asumió apenas en agosto del 2012 cuando rindió protesta como diputado federal. Durante mucho tiempo el portal Reporte Índigo ha documentado los nexos entre los González Pimenta-Reséndiz y el fallecido empresario Jesús Gallegos, quien formó parte de un complicado entramado político-empresarial que generó ganancias millonarias a sus participantes. Pero Reporte Índigo puede dedicar el resto de su existencia a denunciar estas escandalosas historias de la vida real sin que en Jalisco o Puerto Vallarta ocurra algo. Por el contrario, el triunvirato de Rafael González Pimenta y sus dos hijos está preparado para mantener el poder durante muchos años más. Los excesos en que han ocurrido habrían sido un gran escándalo en el pasado, pero hoy todo parece de lo más normal: el padre es diputado local y coordinador de la mayoría priista en el Congreso, el hijo mayor es diputado federal y el menor es el operador financiero del gobernador, Aristóteles Sandoval. Tanto poder en tan solo seis manos y un brillante apellido. Antes la política no era así.

EL MÁS PEQUEÑO DE LOS HIJOS. Para rematar estas historias hay que agregar la novedad publicada por Reporte Índigo: el desvergonzado tráfico de influencias en el Poder Judicial del Estado donde despacha como consejero presidente Luis Carlos Vega Pámanes, quien fuera el primer director de la policía municipal durante el trienio de Javier Bravo Carbajal. Según Reporte Índigo Javier Bravo cobra poco más de 30 mil pesos mensuales bajo el cargo de secretario relator de consejero, sin embargo no hay evidencias de que el ex alcalde vallartense cumpla con ese nombramiento ya que la mayor parte del tiempo se la pasa vendiendo café orgánico en Puerto Vallarta y haciendo grilla barata con miras a su regreso a la política municipal, donde presume ser delegado del sector Popular para todo el 05 distrito. Los nexos entre Javier Bravo y Luis Carlos Vega van más allá del año en que formaron parte del gobierno municipal, en realidad la relación se desprende de la enorme amistad que existe entre Javier Bravo y el consejero Jaime Gómez, quien es en realidad el padrino de Luis Carlos Vega Pámanes. Ese poder real que Javier Bravo tiene en el Poder judicial de Jalisco gracias a su relación con Jaime Gómez le permite pasearse en Puerto Vallarta con toda la impunidad del mundo después de haber saqueado las arcas municipales heredando una deuda de 700 millones de pesos que deberán pagar las próximas 10 administraciones.

POSDATA. Aunque ha mostrado un bajo perfil, el actual delegado de la Secretaría de Movilidad, antes conocida como Tránsito del Estado, Gustavo Ulloa, es primo hermano de Jaime Gómez, lo cual le permitió ser subdirector de Tránsito Municipal durante el trienio de Javier Bravo y delegado de Tránsito Regional a partir del inicio de este sexenio. Por fortuna Gustavo Ulloa Gómez ha demostrado efectividad en los cargos que ha ocupado, manteniéndose lejos de los escándalos, lo que le ha generado el reconocimiento de mucha gente.

VOX POPULI. Dice el “Peque” Jaime Castillo “Dopado” que el Movimiento Ciudadano de Puerto Vallarta se mantiene ajeno a lo que pasa en el proceso electoral de Bahía de Banderas por tratarse de un estado diferente al de Jalisco. Se le olvida que la semana pasada su jefe El Mochilas presumió que él había conseguido que Adrián Guerra aceptara ser candidato del MC para buscar la alcaldía de Bahía de Banderas el próximo 6 de julio. Hay evidencias de que desde el Ayuntamiento de Puerto Vallarta se han canalizado recursos humanos y económicos para fortalecer la presencia del MC en ese municipio nayarita, el cual representa grandes intereses económicos para el mecenas de El Mochilas, el panista Abraham González Uyeda.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *