Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: Una Disputa Estéril

Perfil Político: Una Disputa Estéril

Por Luis Alberto ALCARAZ

Y QUE SE TRAGAN EL ANZUELO. Tras varios meses de hibernación, los regidores vallartenses parecen estar muy interesados en el tema de permitir el paso vehicular sobre la plancha del nuevo malecón de Puerto Vallarta, asumiendo como propia una decisión que le correspondía al alcalde por haber sido un compromiso personal de campaña.

El primer en entrarle al tema ha sido el dizque perredista Tito Yerena, quien fiel a su vocación oportunista de inmediato se manifiesta a favor de la circulación vehicular sobre la plancha del malecón. Para Tito el problema económico del centro de la ciudad se deriva de la peatonalización del malecón, así que hay que darle gusto a los taxistas permitiendo que los carros vuelvan a circular por lo que hoy es uno de los paseos turísticos más prestigiados a nivel internacional. El segundo en opinar fue el priista Adrián Méndez, quien propone una solución muy al gusto de los comerciantes: permitir la colocación de mesas y sillas frente a los restaurantes y comercios del malecón para que los comerciantes mejoren sus ingresos. Por fortuna no todo está perdido en este debate, ya que milagrosamente el regidor ex priista, ex panista y presuntamente verdecologista, Agustín Álvarez Valdivia señala con claridad que el malecón debe mantenerse peatonal, tomando en cuenta que es el tercer sitio turístico más visitado a nivel nacional. Para Agustín la solución del problema está en buscar opciones para atraer mayor número de visitantes al centro de la ciudad mediante diversas actividades, además de darle al malecón el mantenimiento necesario.

LO MISMO DE SIEMPRE. Sin ser experto en la materia es fácil entender que la solución al tema no es su reapertura al tráfico vehicular, sobre todo si recordamos que la tendencia a nivel internacional es la habilitación de paseos peatonales en los más importantes centros turísticos del mundo. Si el centro de Puerto Vallarta está muriendo no es porque el malecón fue peatonalizado. La enorme cantidad de locales comerciales cerrados en todo el centro de Puerto Vallarta no se debe a que el malecón ya no es un paseo vehicular, sino a diversos factores, empezando por la mediocre y mezquina actitud de los dueños de esos locales que prefieren tenerlos vacíos y cerrados antes que rentarlos a precios razonables. Durante mucho tiempo el centro de Vallarta lo era todo y estos dueños de viejas fincas se dieron el lujo de imponer rentas criminales que eran relativamente fáciles de cubrir para empresas como el Carlos O´Brian, pero con el paso del tiempo la oferta de antros se extendió al sur y norte de la ciudad, impactando severamente a los negocios del centro. En su edición de esta semana el periodiquito Mano a Mano ofrece en su sección de Bienes Raíces un local comercial en venta en la zona de Los Muertos, el local mide un metro de frente por tres metros de fondo y cuesta 150 mil pesos, un promedio de 50 mil pesos por metro cuadrado. Esto es un pequeño botón de muestra de la plusvalía imaginaria que los propietarios de las fincas del centro han impuesto generando una burbuja inflacionaria que ha llevado a la quiebra a cientos de empresarios que ni siquiera sacaron para pagar la renta de los locales que alquilaron.

UN PROBLEMA MULTIFACTORIAL. Por lo tanto, el problema del centro no se deriva de la peatonalización del malecón, sino que tiene diversas causas, derivadas muchas del mismo origen: los dueños del fundo legal sacrificaron sus cocheras para convertirlas en locales comerciales, generando un gravísimo problema de falta de estacionamiento, lo cual desalienta mucho el acceso al centro de la ciudad. Pero el problema principal es simple: Puerto Vallarta no está de moda como destino turístico internacional. Y esto se debe a la incapacidad de los responsables de promover a Puerto Vallarta en el mercado mundial. Un gerente de hotel es despedido de inmediato si no da buenos resultados a sus patrones, en cambio quienes se encargan de la promoción de Puerto Vallarta llevan décadas saltando de una oficina a otra sin que pierdan la chamba por falta de resultados. El asunto llega a niveles tan hilarantes como el de un funcionario de turismo que lleva muchos años en el cargo pese a su probada ineptitud, y ante el cuestionamiento de porqué se mantiene en el cargo llega la respuesta contundente: sale más caro despedirlo que aguantar a su jubilación. Y mientras lo pensionan, el tipo sigue formando parte del grupo de expertos en promocionar a Puerto Vallarta en el plano internacional. Por desgracia estos empresarios y funcionarios que forman parte de la burbuja publicitaria de Puerto Vallarta utilizan sus cargos para beneficiar a las empresas en las que trabajan, lo que les permite dar resultados a sus patrones. Así, aunque el pastel cada vez es más reducido, estos vivillos se quedan con la mayor rebanada, dejando migajas a los turisteros que no forman parte del Club de los Elogios Mutuos.

POSDATA. Ante este lamentable escenario lo obligado sería establecer un claro diagnóstico para saber en dónde estamos parados con certeza y establecer un plan de vuelo con metas concretas en el corto, mediano y largo plazo, para que los responsables de la promoción de Puerto Vallarta puedan ser evaluados con base en sus logros, y quienes no den resultados sean puestos de patitas en la calle de inmediato. Es lo que se estila en cualquier empresa privada, en cualquier hotel de mediano pelo, así que es justo y lógico que se aplique en los organismos responsables de la promoción, especialmente en el Fideicomiso de Turismo y la Oficina de Convenciones y Visitantes.

VOX POPULI. Por desgracia estos organismos son una pequeña Cosa Nostra que funcionan a base de negociaciones entre pequeños grupos de poder, quienes se imponen a otros mediante una oportunista sociedad política con el gobierno municipal en turno. Ignorantes en la materia, los alcaldes del puerto delegan en los presuntos expertos del turismo la promoción turística del destino, la cual se realiza con los dados cargados para beneficiar a determinadas empresas, en perjuicio de una gran mayoría que está marginada de las grandes decisiones. Por ello es justo que se establezcan indicadores y se evalúe el trabajo de todos los que forman parte de estos organismos público-privados, muchos de ellos incrustados por décadas con el cuento de que no cobran un centavo, pero a cambio cada año manejan a su antojo presupuestos públicos de muchos millones de dólares en beneficio exclusivo de los grupos empresariales que representan.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *