Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: Siempre en Domingo

Perfil Político: Siempre en Domingo

Por Luis Alberto ALCARAZ 

BONITAS TRADICIONES SE PIERDEN. Desde el retiro y muerte de Raúl Velasco los domingos no volvieron a ser lo mismo. Hoy hay Academia o La Voz, pero la televisión dominguera ya no es igual, porque, como las golondrinas, esos domingos de mi infancia y juventud no volverán. Sólo había algo que rompía con esos clásicos domingos de cantantes prefabricados en el televisor: los destapes sexenales del PRI. Siempre en domingo, como si científicamente estuviera comprobado que ese día es el mejor para los destapes y dedazos.  La jornada empezaba tempranera con el rumor mañanero algún domingo de noviembre, aunque a Salinas lo destaparon el 4 de octubre. De pronto esa televisión vacía de contenidos se empezaba a llenar con cortes informativos sobre el inminente destape del candidato presidencial del PRI. Quiero imaginar cómo habría sido ese espectáculo en tiempos del Twitter y el Facebook, seguramente un aquelarre con todo tipo de rumores y desmentidos, como ocurrió el domingo del destape de Carlos Salinas de Gortari, cuando la bufalada se fue a la casa de Sergio García Ramírez a manifestar su apoyo al mejor hombre del PRI. Luego les explicaron que había un error y dejaron la casa del ex Procurador de Justicia para trasladarse a la de Salinas, que era el bueno según Miguel de la Madrid. 

AÚN HAY MÁS. El destape de Luis Donaldo Colosio fue invariablemente dominguero, luego de que Salinas reunió en Los Pinos a todos los líderes de sectores para preguntarles quién era el bueno, a lo que de inmediato respondió don Fidel: “Luis Donaldo Colosio Murrieta”. Y entonces empezó la estampida, miles de búfalos buscando llegar primero a la residencia del sonorense para felicitarlo y tomarse la foto. Fue el último destape imperial, después vendría la derrota, justo cuando en el PRI habían decidido sepultar al Dedazo y seleccionar candidato mediante un proceso democrático. Madrazo contra Labastida, ¿quién dice que no se puede? Ganó el mejor, que en política significa ser el peor, porque en campaña Francisco Labastida fue una dama, un auténtico flan que fue fácilmente merendado por el panista Vicente Fox. En el 2005 tampoco hubo dedazo, el PRI le apostó de nuevo a la democratización interna y el resultado fue demoledor, con una candidatura de Roberto Madrazo meramente testimonial. Pero el partidazo está de vuelta, justo con un dedazo en domingo, como en los viejos tiempos. La única diferencia es que ahora el dedazo fue unánime, tanto que ni siquiera los priistas saben de quién es el dedo que ungió como candidato de unidad a Enrique Peña Nieto.

 

PARECE QUE FUE AYER. Ante más de 10 mil simpatizantes, Enrique Peña Nieto presentó este domingo su solicitud de registro como aspirante a la candidatura del PRI, y si nadie más se anima el próximo 17 de diciembre recibirá su constancia como candidato presidencial del PRI. Retirado Manlio Fabio Beltrones, el ex gobernador del Estado de México navega sin turbulencias acompañado de su gaviota de la buena suerte, pero que no se confíe, hay que recordar que Juanito ya milita en el PRI y un día antes se le vio en la Plaza México arriba del ring tratando de colarse en la foto junto al Canelo Álvarez, lo cual es indicio inequívoco de que pretende seguir vigente en la política de grandes ligas. Pero volviendo al domingo del PRI, Enrique Peña Nieto le devolvió al tricolor esa grandeza dominical perdida tras la muerte del famoso Dedazo. Imposible no recordar a Luis Donaldo en un evento como el de ayer, las similitudes entre el chaparrito del Edomex y el rizado sonorense, alaciado a base de focus group. El discurso es parecido, ambos apostándole a sembrar la esperanza en un país que ya no siente lo duro sino lo tupido. Dirán los panistas que aquí no pasa nada, pero afuera de esas rancias casas de abolengo anda el miedo desatado entre Zetas y templarios. Por eso la república amorosa de López Obrador y el discurso unificador de Peña Nieto están siendo bien recibidos por millones de mexicanos, mientras los panistas buscan la manera más decente de deshacerse del Chavo del Ocho, ese cuate que no pasa del 8 en las encuestas. 

AYER NO ES MAÑANA. Cierto que hace seis años López Obrador parecía el seguro presidente por su ventaja de 20 puntos sobre su más inmediato perseguidor, pero Peña Nieto no es El Peje, ni Josefina será Calderón. Los que inclinaron la balanza en el 2006 están bien identificados: Elba Esther Gordillo y los dueños del dinero, esos que mediante anuncios publicitarios fuera de la ley nos convencieron de que si ganaba López Obrador perderíamos hasta las bicicletas. Porque si se trata de bicicletas perdidas, cuando menos 20 millones de compatriotas se muestran preocupados. Fueran BMW no pasa nada, pero dueños de bicicletas se contabilizan por millones, todos seguidores de las Chivas. Hoy Elba Esther y los empresarios son los más entusiastas promotores de la candidatura de Enrique Peña Nieto, lo cual configura un contexto radicalmente distinto al del 2006. Hoy el fantasma de Hugo Chávez y el miedo a los Kaláshnikov no contarán, por eso se antoja más difícil que descarrilen a Peña Nieto, quien en muchos rincones del país lleva una ventaja no de 20 puntos, sino hasta de 40, sobre su más inmediato perseguidor. Por lo mismo, vimos el destape del candidato presidencial del PRI, que como en el pasado era el virtual presidente de la república. El dinosaurio está de vuelta, pero no por arbitrarios designios de los poderosos, sino por clamor de un pueblo que ya tiene claro que en política, como en todo en la vida, siempre es mejor malo por conocido que bueno por conocer. 

POSDATA. Ojalá que Enrique Peña Nieto cumpla al pie de la letra sus compromisos asumidos ayer: ser incluyente, privilegiar las ideas, no caer en provocaciones y hacer que las causas de México sean las causas del PRI. Si se ciñe a ese guión su campaña presidencial será un paseo de domingo, auténtico pan comido.

 VOX POPULI. Felipillo Calderón se calienta: anunció que analiza “todas las alternativas para proceder legalmente en contra de quienes han denunciado al gobierno en foros y tribunales internacionales de cometer delitos de lesa humanidad”. Está en todo su derecho, pero que lo haga ante las mismas instancias, porque resulta que al rato va a utilizar a la PGR para amedrentar a quienes se atreven a enjuiciarlo en tribunales internacionales. Se dice calumniado al chaparrito, quien por lo visto ya se siente el juez Garzón.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *