Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: Priístas al Borde de un Ataque

Perfil Político: Priístas al Borde de un Ataque

Por Luis Alberto ALCARAZ

LA CUENTA REGRESIVA. Cuando faltan 20 días para que se concrete el retorno del PRI a Casa Jalisco, los priistas de Puerto Vallarta andan en plena ebullición, viajando a Guadalajara y México buscando oportunidades para entregar currículum y conseguir una chamba ya sea estatal o federal. Chamba de lo que sea, el chiste es volver al sagrado presupuesto, porque es bien sabido que vivir fuera de la nómina es vivir en el error. Como no hay fecha que no se llegue, el 28 de febrero está cada vez más al alcance de la mano de muchos priistas que de plano no se hacen a la idea de mantenerse en la RENATA, aquella famosa Reserva Nacional de Talentos que se generó desde el 95 cuando el PRI perdió la gubernatura de Jalisco por primera vez y se consolidó en el 2000 cuando el PAN los sacó de golpe de Los Pinos. Hoy el PRI lleva 70 días en palacio nacional y en 21 días más regresará a Casa Jalisco, lo que trae locos de contento a miles de priistas que ya se vieron despachando en una oficina federal o estatal. En el caso del nivel federal, el presidente Enrique Peña Nieto ha mostrado una impresionante pachorra a la hora de renovar las delegaciones federales en toda la república, lo que ha permitido que decenas de panistas que no tienen la mínima vergüenza se mantengan cobrando en sus cargos, mientras miles de priistas de plano están al borde del colapso porque no les han confirmado su próxima chambita.

NADA SEGURO PARA NADIE. En Puerto Vallarta el inminente cambio estatal genera una ansiedad especial ya que este municipio es el único de primer nivel que perdió el PRI en las pasadas elecciones, por lo cual los priistas de Vallarta son los grandes damnificados de la debacle de julio pasado, por eso son los más urgidos de que Aristóteles Sandoval tome las riendas del gobierno de Jalisco y empiece a extender nombramientos que presuntamente quedarán en manos de priistas vallartenses. La lógica establece que lo menos que pueden hacer Peña Nieto y Aristóteles por los pobres priistas de Puerto Vallarta es entregarles todas las delegaciones posibles para que los principales cuadros del PRI Vallarta se mantengan en la nómina y se rearticulen con miras al 2015, sin embargo en la política no siempre se impone la lógica, mucho menos la decencia y el agradecimiento. Ya vimos la forma alegre en la que Peña Nieto entregó la Sedesol a la ex perredista Rosario Robles y la Secretaría de Relaciones Exteriores a un panista como José Antonio Meade Kuribreña, así que no será ninguna sorpresa que algunas de las delegaciones federales con presencia en Puerto Vallarta queden en manos de personajes totalmente ajenos al municipio, aunque seguramente bien conectados con la cúpula nacional del PRI.

AVENTURAS EN PAÑALES. En este escenario queda claro que hay grupos con más posibilidades que otros de conseguir algunas representaciones estatales y federales. Lleva mano el grupo encabezado por César Abarca, quien está en posibilidades de recomendar a algunos de sus más cercanos colaboradores para ocupar algunas dependencias estatales. Sin embargo también tiene una fuerza muy importante el ex alcalde Salvador González Reséndiz, quien fue el cerebro financiero de la campaña de Aristóteles durante los meses que duró la contienda. Muchos en Puerto Vallarta ni se dieron cuenta, pero Chava González prácticamente despachó en Guadalajara durante los 4 meses de la campaña, y sólo venía al puerto una vez por semana a firmar los documentos que eran necesarios. Por desgracia el prominente futuro que Salvador tenía en el gabinete de Aristóteles se enturbió un poquito por el desastroso resultado de la campaña priista en el municipio y el escándalo que le han generado en torno a la deuda pública que heredó, que Chava estimó en no más de 700 millones de pesos pero que El Mochilas tasó en más de 3 mil millones de pesos.

SI NO CHILLAN, NO MAMAN. Un grupo que está muy lejos de la toma de decisiones es el de Rafael Yerena Zambrano, que como buen papá Cuervo sigue cobijando a sus chiquillos y para eso ya puso sobre el escritorio de Aristóteles Sandoval un bonche de carpetas con los expedientes laborales y políticos de sus más allegados. Lo mismo hizo con Javier Bravo y Chava González, aunque con muy pobres resultados en ambas ocasiones, especialmente en el caso de Javier Bravo. En esta ocasión impresiona el optimismo de don Rafa al pretender conseguir importantes espacios públicos para sus muchachos, cuando si algo busca Aristóteles Sandoval es la oportunidad para empezar a cobrarle a Yerena el precio la arrogancia con la que lo trató cuando se decidió quién sería el candidato del PRI para Puerto Vallarta. Con varias encuestas en la mano, Aristóteles se convenció de que el candidato debía ser Andrés González Palomera, sin embargo una y otra vez topó con la arrogancia de don Rafa, quien de manera insolente cometió un pecado capital en la política mexicana: decirle que no a un gobernador, o a un candidato a gobernador, que para el caso es lo mismo. Gustavo González Villaseñor hizo lo mismo en su momento con Arturo Zamora Jiménez, sin embargo, para fortuna de Gustavo, Zamora perdió la gubernatura, de lo contrario el precio a pagar hubiera sido muy alto. Hoy don Rafa debe estar mentalizado para enfrentar un sexenio de desprecios de parte de los hombres de Casa Jalisco, pero optimista como siempre ha sido prefiere confiar en que Aristóteles es un buen muchacho, que no pierde el tiempo con rencores ni venganzas.

POSDATA. Por lo mismo, el futuro de algunos yerenistas depende estrictamente de la generosidad de Salvador González Reséndiz, quien en caso de pretenderlo tendría la fuerza necesaria para imponer a varios jóvenes vallartenses en delegaciones estatales de importancia. Sin embargo si Salvador confirma los pronósticos y es designado miembro del gabinete estatal, a lo más que llegará será a nombrar a alguno de sus amigos como delegado en Vallarta de la dependencia que ocupe, presuntamente la Secretaría de Turismo o la Secretaría de Finanzas.

VOX POPULI. Uno de los personajes que jugará un rol muy importante en los próximos tres años será Andrés González Palomera, quien aunque no es amigo personal de Aristóteles logró establecer acuerdos políticos muy importantes con el gobernador electo, lo cual le augura un buen futuro a partir de marzo. Las posibilidades de Andrés se refuerzan por la amistad que ha trabado con Ricardo Villanueva, el principal operador político de Aristóteles, y con el mismísimo hombre fuerte de Grupo Universidad Raúl Padilla López, lo que dotará a Andrés de un amplio abanico de opciones a la hora de colocar a sus recomendados en la nómina.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *