Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: El Mochilas, Fenómeno

Perfil Político: El Mochilas, Fenómeno

Por Luis Alberto ALCARAZ

GENIO Y FIGURA. Cada tres años de manera invariable Puerto Vallarta sufre la visita de algunos políticos aventureros que se convencen de que conseguir el poder en este municipio es cosa fácil. Es algo parecido a la leyenda de Ulises y el canto de las sirenas: cada tanto tiempo llegan a Puerto Vallarta diversos personajes que pronto se convencen de que la clase política local es muy primitiva y por lo mismo, con un poco de dinero y una buena estrategia fácilmente se convertirán en el próximo presidente municipal. La lista es larga y resulta tediosa repetirla, por lo que basta agregar el nombre de Ramón Demetrio Guerrero Martínez para actualizarla y mantenerla al día. Apodado El Mochilas por su evidente joroba tipo Cuauhtémoc Blanco, Ramón Guerrero tuvo de entrada el tino de hacer de un apodo peyorativo un distintivo positivo de su faceta política, muestra indudable de su talento político para enfrentar adversidades. Sin embargo su cualidad principal la describen con crudeza algunos de los panistas que lo acompañan en su aventura actual: “El Mochilas sí sabe para qué es el dinero”. Y es que si algo ha caracterizado su campaña es la abundancia de dinero, al grado de que su inicio de campaña fue amenizado por el cantante de banda Julio Preciado, quien según los enterados cobra 700 mil pesos por cada presentación, cantidad que por sí sola rebasa fácilmente el tope de campaña establecido por el IEPC para la campaña de Puerto Vallarta.

UN POLÍTICO PRECOZ. Nacido en 1977 en el municipio de Ayutla, Jalisco, Ramón Guerrero ha tenido una intensa y exitosa carrera política, aunque por desgracia el oportunismo ha sido su sello principal. En el año 2000, casi inmediatamente después de haber terminado su Licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación en la Univa de Guadalajara, El Mochilas fue postulado como candidato del PAN a la alcaldía de Ayutla, municipio que como la mayoría de los que integran el 05 distrito se había mantenido por décadas bajo el control del PRI. La frescura del joven Ramón Guerrero convenció a los ayutlenses de que era el momento de dar el cambio y el PAN por primera vez en su historia ganó la presidencia municipal con 2,749 votos, mientras que el candidato del PRI solo consiguió 2,282. Por desgracia el cambio prometido por El Mochilas nunca llegó y al final resultó más de lo mismo, lo cual motivó a los ayutlenses a votar de nueva cuenta por el PRI, partido que recuperó la alcaldía de Ayutla en el 2003 gracias al mal gobierno de Ramón Guerrero. En el 2006 el PAN de nuevo recuperó la alcaldía y la refrendó en el 2009, y de acuerdo con algunos sondeos recientes es muy probable que de nueva cuenta gane en la próxima elección municipal. Y todo gracias a que El Mochilas ya no hace política en Ayutla a favor del PAN.

LA GRAN DECEPCIÓN. A pesar de haber sido el primer panista en derrotar al PRI en Ayutla, Ramón Guerrero le regresó el municipio al PRI debido a sus malos manejos. De acuerdo con algunos ayutlenses consultados, al término de su mandato El Mochilas dejó una deuda pública de poco más de 5 millones de pesos, cantidad que parece irrisoria pero que en aquella época representaba el 35% del total del presupuesto anual de Ayutla. Entre los escándalos más sonados durante su gestión destaca el haber vendido a familiares y amigos algunos vehículos propiedad del municipio, entre los que destacan 4 camiones de volteo, 3 pickups y una camioneta Suburban, todos de modelos entre 1990 y 2000. Coincidentemente al término de su administración toda la información del ayuntamiento en áreas como Catastro, Obras Públicas, Agua Potable y Tesorería desapareció de las computadoras del municipio. En cuanto a sus promesas de campaña, también dejó mucho qué desear ya que dejó muchas obras inconclusas, como la Casa de Salud en El Colomo, o el camino a la sierra del que sólo hizo 2 de los 48 kilómetros prometidos. En cuanto a la presa que prometió en san Miguel del Rincón, ni la primera piedra puso.

UN PERFECTO CHAPULÍN. A pesar de su pésima actuación como presidente municipal de Ayutla, Ramón Guerrero se postuló como candidato a diputado local en las elecciones del 2003, pero por el Distrito 18 con cabecera en Autlán de Navarro, un distrito que nada tiene que ver con su natal Ayutla. Para su desgracia, El Mochilas perdió la diputación local y tuvo que resignarse a cobrar como asesor en el ayuntamiento de Autlán de Navarro en el 2004, aunque pronto consiguió chamba en la Semades Jalisco y posteriormente en la Secretaría de Desarrollo Rural, desde donde de nueva cuenta consiguió ser candidato a diputado local por el PAN, aunque para su fortuna ahora por el 05 distrito con cabecera en Puerto Vallarta, lo cual demuestra que es un político con poco arraigo a la tierra y que cambia de residencia en función de sus intereses personales. Hoy presume radicar en Puerto Vallarta porque pretende ser presidente municipal, mañana tal vez viva en Zapopan o cualquier otro municipio de Jalisco donde crea tener posibilidades de conseguir algún cargo político. Como diputado local, cargo al que no ha renunciado a pesar de llevar mes y medio en campaña en Puerto Vallarta, ha sido bastante regular ya que según el Congreso de Jalisco, del 1 de febrero del 2010 al 18 de junio de 2012 ha participado en 21 reuniones de la Comisión de Desarrollo Regional, ha faltado 3 y ha presentado 8 justificaciones. Como miembro de la comisión de Hacienda y Presupuesto ha acudido a 28 reuniones, ha faltado a 2 y ha presentado 25 justificaciones para no asistir. En cuanto a la comisión de Turismo que preside, ha sesionado en 16 ocasiones estando presente en todas. Durante el mes de mayo acudió a tres sesiones del Congreso en las que tuvo una sola intervención en tribuna por un total 6.49 minutos.

POSDATA. La enorme incapacidad del candidato del PAN, Humberto Muñoz Vargas, ha permitido que la candidatura de Ramón Guerrero haya crecido al grado de encontrarse en estos momentos en el segundo lugar, ya muy por encima de Beto Muñoz. Su capacidad para prometer todo tipo de cosas le ha servido para ganarse la confianza de miles de vallartenses que están convencidos de que es el nuevo salvador de Vallarta, aunque su trayectoria demuestre lo contrario.

VOX POPULI. Estamos ante un interesante fenómeno político que nos demuestra que el oportunismo y la mentira no siempre son un problema, por el contrario, bien maquillados pueden convertirse en una gran ventaja. Sin duda alguna El Mochilas es la gran revelación de esta temporada electoral al conseguir resultados que pocos en el PAN creían posible. Por suerte para el PRI, cada punto que El Mochilas sube en las preferencias electorales es un punto que le quita a Humberto Muñoz. Incluso a últimas fechas el candidato del PRD, Tito Yerena, ha empezado a perder puntos debido a que algunos de sus seguidores han optado por aplicar el voto útil a favor de El Mochilas.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *