Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: Mejor un mal Arreglo que…

Perfil Político: Mejor un mal Arreglo que…

Por Luis Alberto ALCARAZ 

EL PENDIENTILLO. Seguro de que se encontraba entre amigos, Luis Eduardo de Ávila se confió y no puso en marcha el relleno sanitario de Santa Cruz de Quelitán que le concesionó el ayuntamiento encabezado por Gustavo González Villaseñor y por el cual repartió importantes cantidades de dinero entre funcionarios y regidores. Del tamaño del sapo fue la pedrada, a unos les prometieron millón y medio, otros se conformaron con medio millón. Tiempo después el propio Manuel Galindo, enterado de que en la lista aparecía con un importante donativo, le pidió cuentas a Martín Vázquez, cerebro de la operación que culminó con la fallida concesión. Cuenta Galindo que el entonces director de Servicios Públicos Municipales le respondió de manera grosera diciéndole que él no le había ofrecido nada. Lo cierto es que el único que conoce la película completa es el propio Luis Eduardo de Ávila, quien ha mostrado una paciencia infinita, pues ha soportado más de tres años sosteniendo un litigio que finalmente pareciera a punto de terminar. Lo malo es que el representante de Envir Eau de México hace sus cuentas alegres y pide al municipio la friolera de 447 millones de pesos como compensación por los tres años que ha perdido a raíz de que el gobierno de Javier Bravo le impidió iniciar operaciones.

 Como primer acercamiento, al parecer los regidores vallartenses proponen un pago de unos 85 millones de pesos, cantidad nada despreciable pero muy alejada de lo que pretende Envir.

 LAS VACAS GORDAS. Tras tres años de vacas flacas en los que sólo recibió agresiones de parte del gobierno municipal, el empresario Luis Eduardo de Ávila, presuntamente socio de Ramón Aguirre, alto funcionario del gobierno de Marcelo Ebrard en el D.F., empieza ver señales de diálogo, porque cuando menos los regidores ya están abiertos a sentarse en la mesa de las negociaciones, habilitando al alcalde Salvador González Reséndiz para que busque un acuerdo que permita acabar con el conflicto legal que sostienen ambas partes. En realidad se trata de un auténtico volado, porque aunque Envir Eau presume tener la razón de su lado la verdad es que corre el riesgo de perder el pleito de manera definitiva, sobre todo por el proceso viciado mediante el cual se hizo de la concesión y, principalmente, porque no cumplió a tiempo con la normatividad y por lo tanto no estuvo listo para cumplir los tiempos establecidos en el contrato. Por su parte el municipio también corre el riesgo de perder el litigio, sobre todo porque es bien sabido que los abogados del ayuntamiento no ganan un pleito ni siquiera en sus casas, de ahí que demanda que enfrenta el ayuntamiento demanda que termina pagando el pueblo vallartense a muy altos costos. Así que es mejor un mal arreglo que un buen pleito, por lo cual las dos partes están listas para empezar a dialogar buscando un acuerdo.

 UNA PROPUESTA INDECOROSA. Ante la petición de Luis Eduardo de Ávila, que exige 447 millones de pesos como compensación por el presunto daño causado por la anterior administración, el alcalde Salvador González Reséndiz está dispuesto a hacerles una propuesta igual de indecorosa que la de Envir: cero pesos de compensación pero a cambio el municipio les ratifica y extiende la concesión por más años y les otorga el relleno de Los Gavilanes para que lo siga operando Envir Eau. En la letra chiquita se agregan dos puntos igual de nocivos para los dueños de Envir: reducir el costo por tonelada de basura dispuesta y cancelar el cobro por concepto de traslado de basura de El Magisterio a Los Gavilanes ya que el municipio se haría cargo de eso. La propuesta del alcalde puede parecer poco para los dueños de Envir, sin embargo en el fondo es una excelente oferta para que Luis Eduardo de Ávila demuestre que en realidad le importa el beneficio de los vallartenses y que está dispuesto a sacrificar sus ganancias con tal de demostrar que puede dotar al municipio de un relleno sanitario con calidad mundial.

 EL NEGRITO EN EL ARROZ. Lo malo es que ya está muy claro que en este negocio no hay hermanitas de la caridad, por lo cual los señores de Envir buscarán la forma de mantener su millonario negocio a costillas del pueblo vallartense, sobre todo por la enorme inversión que realizaron para conseguir la concesión. Y no me refiero a las cuantas hectáreas de tierra barata que compraron en La Cruz de Quelitán, mucho menos a la tecnología que adquirieron para habilitar la primera celda del relleno sanitario, sino a los más de cinco millones de pesos que repartieron en diversas instancias públicas y privadas para conseguir la concesión, misma que a todas luces prometía un jugoso negocio a costillas del erario público. Hoy, a la luz de un ayuntamiento quebrado, Luis Eduardo de Ávila debiera renunciar a ganancias millonarias y resignarse a operar un servicio que le genere ganancias justas. Tal vez este relleno no los saque de pobres, pero sí les podría servir como punta de lanza para conseguir concesiones similares en otros ayuntamientos del país. Por supuesto que es altamente posible que al final se compruebe que Envir no es sino una más de las miles de empresas que cada tres años se forman el vapor en todo el país para obtener jugosas concesiones mediante el tráfico de influencias, como ocurrió aquí juntito, nomás pasando el río Ameca, con la empresa GIRRSA propiedad oficial de Juan Carlos Castro Almaguer.

 POSDATA. Aunque a Luis Eduardo de Ávila se le haga poco atractiva la oferta del ayuntamiento, en términos prácticos debe entender que el municipio simplemente no tiene dinero para pagarle ningún tipo de compensación, así que lo mejor que puede hacer es resignarse al borrón y cuenta nueva, olvidando los agravios del pasado e iniciando una nueva relación armoniosa con el ayuntamiento de Puerto Vallarta, lo cual tal vez ayude a olvidar la forma tan poco honorable en que con siguió la concesión para operar el relleno sanitario.

 VOX POPULI. En todo esto lo más importante es establecer un cobro justo por cada kilogramo de basura que el ayuntamiento entregaría a Envir Eau de México, porque ahí está la clave del asunto. El costo debe estar muy por debajo del costo que actualmente tiene el municipio por cada tonelada de basura recogida, y a la vez debe ser un costo acorde con lo que cobran otras empresas que operan rellenos sanitarios de manera exitosa en el país. A partir de eso los regidores podrán aspirar a convencer a la sociedad vallartense de que vale la pena privatizar la recolección de basura y pagarle a una empresa para que se haga cargo de enterrarla. Aunque hay que decir que en la actualidad la tendencia es aplicar sistemas de disposición de sólidos que permiten que prácticamente toda la basura sea aprovechada, por lo que es muy poca la basura que finalmente se entierra en el relleno sanitario. Pero de esas nuevas tecnologías nuestros regidores no tienen ni la más remota idea porque a lo más lejos que han llegado es a Guadalajara. Y a Talpa, por supuesto.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *