Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: Medidas de Verdadera Austeridad

Perfil Político: Medidas de Verdadera Austeridad

Por Luis Alberto ALCARAZ

DE QUE LA PERRA ES BRAVA… Hasta a los de casa muerde. El caso es que, haciendo honor al apellido, Yéssica Yadira Guerra Yerena se inconforma por la decisión de pedir a los funcionarios de confianza que aporten un mes de su salario para contribuir al mejoramiento de las finanzas públicas. Como era de esperarse, esa medida aparentemente voluntaria es en el fondo obligatoria, porque lo menos que puede esperar el alcalde Salvador González es que su club de amigos, a los que llevó a la administración gozando de buenos salarios, se solidarice con la crisis y aporte un mes de su salario, algo que simbólicamente es de gran utilidad pero que en la práctica no ayudará en nada a mermar la pesada crisis financiera que arrastra el ayuntamiento. Sobre todo si, como denuncia la propia Guerra Yerena, al tiempo que los funcionarios de confianza donan un mes de su sueldo cientos de empleados municipales utilizan vehículos públicos para fines personales, como ir a la playa el fin de semana o acudir a las plazas comerciales a surtir la despensa familiar. Por lo tanto, a las medidas espectaculares de austeridad, como la de donar un mes de salario, el alcalde debe sumar medidas de muy bajo perfil pero que en el mediano y largo plazo implican un enorme ahorro.

 LA MISMA HISTORIA. En realidad estas crisis han sido cíclicas en los gobiernos priistas, tocándole a Rafael Yerena la primera

 gran crisis del siglo pasado, cuando los policías se fueron al paro laboral en demanda de su salario, mientras que los empleados sindicalizados realizaron paros escalonados y simbólicos por la misma causa. Con Gustavo González Villaseñor se tomó la decisión de recoger la mayoría de autos oficiales que estaban en manos de diversos empleados municipales, asignándolos a la policía para habilitarlos como patrullas ante la falta de unidades, algo que debe hacerse en estos momentos debido a lo reducido del parque vehicular de Policía y Tránsito. Hay días que el Departamento de Tránsito opera con menos de 10 patrullas por turno, lo que explica la incapacidad de esa dependencia para meter orden en el caos vial que padece el municipio. Si usted ha sido partícipe de un choque automovilístico ahora sabe porqué los elementos de Tránsito tardan hasta media hora en llegar al sitio del percance. Es verdad que en la actualidad muchos vehículos oficiales están asignados a funcionarios que no requieren hacer trabajo de campo, por lo que esos autos del ayuntamiento, que implican gasolina y refacciones, sólo son utilizados para fines de desplazamiento personal, como ocurrió con el exregidor Miguel Angel Preciado Bayardo, quien por mucho tiempo utilizó con fines personales el vehículo oficial asignado a la sala de regidores. Ignoro si en estos momentos algún regidor utiliza un vehículo oficial, pero si es así este es un buen momento para que ponga el ejemplo y entregue el vehículo, ya que los regidores ganan lo suficiente como para comprar un auto nuevo para su uso personal. 

A JALAR PAREJO. Como hemos insistido desde hace tiempo, el alcalde Salvador González debe aplicar medidas de verdadera austeridad, como la suspensión inmediata de todos los teléfonos celulares que tiene contratados el ayuntamiento para uso de funcionarios, dejando sólo aquellos que estén totalmente justificados, como los del propio alcalde y otros funcionarios que por su naturaleza deban tener ese servicio de manera ilimitada. Sin embargo un funcionario que gana 40 o 50 mil pesos al mes fácilmente puede pagarse su propio teléfono celular. Sin embargo la austeridad debe ser pareja, porque hay áreas en las que el ayuntamiento paga fuertes cantidades de dinero por servicios que no son del todo justificados. Por ejemplo, en muchas oficinas se usa y abusa del teléfono para largas distancias por parte de personas que nada tienen que ver con el gobierno. Incluso hay algunos que escudándose en una credencial de prensa han hecho de las oficinas gubernamentales sus salas de redacción, exigiéndole al ayuntamiento el pago de servicios como el teléfono y el internet, servicios que debieran ser con costo al medio de comunicación que representan, o dicen representar. Esa medida ayudaría a que existiera una sana distancia entre los medios de comunicación y el ayuntamiento, lo cual fortalecería la libertad de expresión. Hay casos de periodistas que utilizan los teléfonos y el internet del ayuntamiento para “golpear” periodísticamente al municipio, y además se quejan que son espiados por el mismo ayuntamiento. ¿Pues qué esperaban? Por supuesto que lo lógico, que no lo legal, es que los políticos busquen la forma de saber qué están haciendo los periodistas, especialmente los que se la viven en el mismo ayuntamiento.

 CUENTAS ALEGRES. Como dice otro refrán, de grano en grano llena la gallina el buche. Sólo mediante una larga lista de pequeñas medidas el municipio podrá lograr ahorros importantes, dignos de presumir. Deben acabarse las ruedas de prensa en sitios públicos, adiós a las comilonas, no más viáticos a diestra y siniestra, cero cenas a grupos o personas VIP, no más regalos costosos a costillas del erario, etc. Por supuesto que también hay que tomar medidas dolorosas que involucran a amplios sectores de la sociedad vallartense, como lo es el enorme gasto que el municipio gasta en el área de comunicación social. Pero en el momento de que el alcalde decida meter mano a los convenios de publicidad entonces sí que empezará a arder Troya, porque entonces las críticas contra el municipio serán enormes. Al mismo tiempo es urgente poner sobre la mesa de la discusión la necesidad de recortar la nómina del ayuntamiento, porque es a todas luces el origen mayor del problema. Todos los actores, regidores, funcionarios, empleados, sindicato, autoridades laborales, deberían sentarse a buscar opciones como la del retiro voluntario para buscar un adelgazamiento notable de la nómina, al mismo tiempo que se ponen candados para evitar que de nuevo se vuelva a contratar personal en exceso. En fin, ante este escenario lo peor que se puede hacer es no hacer nada. 

POSDATA. En un ejercicio de autocrítica sería muy sano que el regidor panista Ignacio Guzmán García hiciera un estudio que informe cuántos empleados están al servicio de los regidores, para saber si están pregonando con el ejemplo. Es bien sabido que cada regidor tiene a su servicio equis cantidad de empleados, presuntamente asesores que en realidad sólo sirven para llevar a los niños al colegio o acompañar a la señora cuando va de compras. Me daría mucho gusto saber que los actuales regidores del PAN renunciaron a esas prebendas que sólo inflan el gasto público y comprometen su independencia ante el gobierno priista.

 VOX POPULI. No cabe duda que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Ayer recibí un correo electrónico en el cual se denuncia de pederasta al dueño de un diario de Tabasco. El mail es el mismo que se usó hace años en Vallarta para difamar a un conocido notario público, sólo le han cambiado los datos claves para adaptarlo al entorno actual de Tabasco. Lo realmente grave es la facilidad con la que personas nobles reciben y reenvían a sus contactos ese tipo de panfletos difamatorios, confirmando la máxima que dice que no hay cosa más peligrosa que un pendejo con iniciativa.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *