Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: La Relativa Residencia

Perfil Político: La Relativa Residencia

Por Luis Alberto ALCARAZ 

CADA LOCO CON SU TEMA. En Santiago Ixcuintla el presidente del PRI municipal, Rodolfo Rodríguez Abud, se empeñó en amargarle un poco el triunfo al perredista Pavel Jarero Velázquez y de última hora presentó una impugnación legal alegando que no cuenta con la residencia legal exigida por la ley electoral de Nayarit. En respuesta, Pavel convocó a una marcha de protesta que saldrá de Villa Juárez con el objetivo de llegar a Tepic. Lejos de aportar elementos jurídicos que demuestren que su candidatura cumplió con todos los requisitos de la ley, el alcalde electo de Santiago prefiere sacar a la calle a sus seguidores, que evidentemente son muchos dada su condición de nuevo presidente municipal. En Bahía de Banderas los integrantes del Consejo Electoral Municipal, presidido por Teodoro Ramírez Valenzuela, le dieron palo al candidato a regidor por la demarcación 4 José Vargas Carrasco alegando que incumplía con el requisito de residencia mínima de 5 años en el municipio, sin importar que el señor ya hubiera ganado la elección al obtener mayoría en su demarcación. Lo anterior denota, por lo menos en un caso, la incompetencia de las autoridades electorales al otorgar un registro a un candidato sin analizar a fondo el cumplimiento de los requisitos de elegibilidad. No es lógico que la autoridad electoral avale la candidatura de alguien como José Vargas Carrasco y posteriormente se le descalifique alegando que no cumplía con los requisitos de elegibilidad.

 UN VIEJO PROBLEMA. El tema no es nuevo, por el contrario, es constante en la mayoría de los procesos electorales donde el principal garante de residencia es la credencial de elector, documento que se puede obtener fácilmente con medio año de anticipación en el municipio que se requiera. Como atinadamente señala Pavel Jarero, la credencial de elector no es el instrumento para valorar la residencia, sino un documento expedido por la Secretaría del Ayuntamiento. Lo malo es que ese papelito es fácil de obtener cuando hay voluntad política de las parte.  Así, a lo largo y ancho del país vemos casos de políticos golondrinos y oportunistas que pasan por encima de la ley para obtener cargos electorales en contubernio con personas e instituciones que los cobijan como si formaran parte de la misma mafia. En Jalisco hay un diputado plurinominal, Enrique Aubry de Castro Palomino,

 por el Partido Verde que llegó a Guadalajara sólo para el proceso electoral, recibiendo poco después una curul plurinominal. El tipo, para hacer campaña en Jalisco, pidió licencia para separarse de una regiduría en un municipio del Estado de México, sin que nadie se opusiera. Cuando el asunto trascendió, no hubo forma de quitarle su diputación a pesar de la gran cantidad de argumentos que evidenciaban que el señor no cumplía ni lejanamente con el requisito de residencia en Jalisco.

 EL JEFE DE JEFES. Pero no vayamos tan lejos, en Nayarit hay casos ejemplares de la forma tan fácil en la que se puede evadir el requisito de residencia. El gran maestro en la materia es Guadalupe Acosta Naranjo, quien a pesar de tener años de no vivir en Tepic, y haber sido diputado por una demarcación ajena a Nayarit, no tuvo obstáculos para registrarse como candidato a gobernador de Nayarit. Hay que recordar que Acosta naranjo fue encarcelado en el sexenio pasado acusado de delitos electorales al tramitar una credencial de elector con documentos incorrectos. Par Naranjo la residencia es algo tan fácil como mantener una propiedad en Tepic mientras él y su familia radican en la Ciudad de México. Y aquí entra lo subjetivo de la ley que establece que la residencia no se pierde por cuestiones de trabajo. O sea que Naranjo, como el propio Jarero, puede alegar que no han perdido su residencia a pesar de levar años radicando en otra ciudad por motivos de trabajo. A ambos les bastó tramitar su carta de residencia en las instancias municipales presentando documentos tan simples de obtener como un recibo de pago de luz a su nombre, lo cual evidencia lo fácil que resulta saltar este que debiera ser el más firme de los obstáculos para los candidatos desarraigados.

LOS VACÍOS DE LA LEY. Hechas precisamente por políticos, las leyes electorales benefician precisamente a los políticos, por eso tal vez están redactadas de forma tan benévola, como ocurrió en el caso de Guanajuato, donde Porfirio Muñoz Ledo pudo ser candidato a gobernador alegando un derecho de sangre, figura jurídica que en efecto existe en esa legislación local. O sea que si algún pariente suyo nació o vivió en Guanajuato, usted podrá alegar derecho de sangre para estar habilitado para contender en una elección sin importar que incumpla el requisito de residencia mínima. Tiene razón Pavel Jarero cuando destaca que la credencial de elector no es el instrumento para acreditar la residencia de un precandidato, lo malo es que en este país la credencial de elector ha adquirido naturaleza de biblia porque sirve para todo. Por eso los mexicanos usan su credencial para todo, menos para votar, porque se ha privilegiado su potencial como documento de identificación y no como instrumento electoral. A partir de esa premisa se desprende una serie de vicios, como el de usar la credencial del IFE como punto de referencia para acreditar una residencia legal. El pueblo en general, los propios electores, saben perfectamente qué político cumple o no con el requisito de residencia, sin embargo lo que menos cuenta para nuestros políticos es el sentir de la población. Pavel Jarero debe entender que la campaña ya terminó, por lo tanto en lugar de andar alborotando gente presumiendo su poder de convocatoria mejor debe prepararse jurídicamente para echar abajo la impugnación del PRI.

 POSDATA. En el caso de Bahía de Banderas, José Vargas Carrasco también impugnará y es altamente probable que logre en instancias superiores que le regresen su regiduría, porque si logró que la autoridad electoral le otorgara su registro como candidato es un contrasentido que después, una vez electo como regidor, la misma autoridad desconozca su residencia y le arrebate la regiduría que ya tenía en la bolsa.

 VOX POPULI. Siguiendo con Bahía de Banderas, el Partido del Trabajo también tronó como chinampina al no conseguir la regiduría que tradicionalmente ostenta en cada ayuntamiento. El combativo Martín Estrada también sufrió la derrota al no poder convertir en diputado plurinominal a su hijo Jessé Estrada, lo cual pode en riesgo su liderazgo en el PT municipal y abre la puerta para que otros petistas emergentes ocupen su lugar. Alberto Cisneros es uno de los que espera pacientemente la oportunidad para desplazar al profesor.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *