Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: La Pólvora en Infiernitos

Perfil Político: La Pólvora en Infiernitos

Por Luis Alberto ALCARAZ

SIN NOVEDAD. Completa la segunda semana de campaña, es poco lo que podemos destacar de estos primeros días de combate. Por alguna razón estamos ante una contienda descafeinada, sin protagonismos, en la que pareciera que sólo está en acción el voto duro de cada partido político, porque los llamados candidatos ciudadanos de plano no logran levantar el vuelo. Lo más destacado en estos días es el tema del antidoping, puesto sobre la mesa por el panista Humberto Muñoz Vargas, quien a pesar de haber regenteado por años la vinatería La Quemada nunca ha sido acusado de tener costumbres raras, en cambio su hermanita Dora Muñoz sí se vio involucrada hace ya muchos años en un incidente policiaco cuando intervino en defensa de un presunto vendedor de droga detenido en la colonia Versalles. Por lo tanto es ridículo retar a los contrincantes a una prueba de la que se sabe saldrá completamente limpio, sin embargo el priista Adrián Méndez González de inmediato aceptó el reto y corrió al Amerimed a someterse a un examen antidoping que tenía un resultado lógico, porque el Archi jamás se ha visto involucrado en escándalos de ninguna naturaleza. Si algo tiene es autoridad moral suficiente para enfrentar cualquier acusación, por eso no tuvo empacho en aceptar el reto que le puso el panista.

  NOMÁS POR JODER. Sin embargo de nada sirvió el gesto honesto de Adrián Méndez, porque de inmediato salió Tito Yerena a decir que así no tiene chiste, porque incluso cabe la posibilidad de que el Archi hubiera utilizado la orina de David de la Rosa para pasar el examen sin problemas. Se pasa de lanza el Tito, porque si ese hubiera sido el caso el antidoping del Archi pudo arrojar resultados inesperados, escandalosos, incluso de embarazo. El caso es que cuando se trata de joder, cualquier cosa es buena. Tito propone que el examen se haga ante notario público. Ya me imagino a Jesús Ruiz Higuera dando fe de que el pirrín de Tito Yerena es auténtico depositario de la orina que se va a analizar. Preocupante que la contienda por la alcaldía de Puerto Vallarta se mantenga en este nivel de debate, ya nomás falta que la hermana Julia entre de emergente como candidata sustituta del Panal, porque la tal Susana anda más perdida que la otra Susana, la cual tampoco aparece por ningún lado. Por desgracia Tito ya parece el candidato automático, porque cada que abre mete la pata, como cuando prometió impulsar los cultivos inorgánicos en las tierras de El Cantón. En su afán por desacreditar a Adrián Méndez, el candidato del PRD propuso que el examen antidoping se haga con una muestra de sangre en lugar de la clásica de orina. Si Tito estuviera más informado sobre el tema sabría que la muestra de orina es más efectiva para detectar drogas en el cuerpo humano ya que permite descubrir consumos hasta con tres días de antigüedad, mientras que una prueba de sangre sólo detecta drogas consumidas pocas horas antes gracias a la capacidad del organismo para limpiar su sangre. En cambio una prueba de pelo permite detectar el consumo crónico de droga con años de antigüedad.

PENSANDO A LO GRANDE. Retar a los cinco candidatos a someterse a un antidoping no tiene chiste porque hasta donde se sabe ninguno de ellos tiene problemas con las drogas, pero si se trata de darle certeza a los electores sobre la calidad moral de sus candidatos entonces lo que deberían hacer es someterse a pruebas de control de confianza, esos estudios rigurosos a los que son sometidos todos los miembros de las corporaciones policiacas del país, incluyendo los altos mandos. Apenas esta semana se supo que el 25% de los 3,700 elementos evaluados en Jalisco salieron reprobados en esas pruebas, incluyendo a por lo menos 50 directores de policía municipal. Por lo tanto, si el presidente municipal es de acuerdo con la ley el responsable directo de la policía municipal, entonces debiera ser obligatorio que todos los que aspiren a ese cargo se sometan a este examen. Después de todo está claro que los que venden la plaza en muchos municipios del país no son los jefes de la policía, sino los presidentes municipales, quienes para eso ponen a sus incondicionales al frente de la policía municipal.

¿QUIÉN DICE YO? Entendiendo pues que hay muchas trampas para salir airoso del antidoping y por lo tanto es un examen que no sirve de nada para garantizar la calidad moral de los candidatos, valdría la pena que públicamente se comprometieran a someterse al examen de control de confianza. Sólo así, en caso de que lograran pasarlo, tendríamos la certeza de que son muy honestos y que no tienen nexos con grupos criminales. El problema es que se trata de un examen muy riguroso que un político del tipo de El Mochilas o El Quemadito difícilmente podrían aprobar debido a las altas ocupaciones que en tenido en la política, lo cual evidentemente los ha colocado en algunas circunstancias bastante comprometedoras. Es fácil imaginar la pasadera de aceite que sufriría Beto Muñoz cuando lo sometan al polígrafo para establecer si hizo fraude en la convención municipal del PAN para robarle la candidatura a El Mochilas. En cuanto al Archi, bastará con que le pregunten en torno a quién es su verdadero jefe político, si Rafael Yerena o Chava González, para que empiece a sudar la gota gorda. De Tito Yerena ni se diga, cuestión de que le pregunten sobre si su candidatura del PRD fue una ocurrencia de su tío para quitarle votos al PAN para que salga reprobado del examen. Por lo tanto, y en virtud de que no hay borracho que coma lumbre, es evidente que ninguno de los cinco candidatos, no al menos los cuatro hombres, aceptarán de manera voluntaria a someterse a un examen de verdad, porque es evidente que la mayoría podría salir muy mal librados.

POSDATA. Si en Vallarta la contienda está de bostezo, a nivel Jalisco el ambiente es similar, al grado de que el tema más polémico en estos momentos es la negativa de Aristóteles Sandoval a participar en los debates que se están organizando de manera independiente a los dos que por ley debe realizar el IEPC. Y es que ahora a todo mundo le ha dado por organizar debates, principalmente a la mayoría de universidades con sede en la Zona Metropolitana de Guadalajara, práctica secundada por todos los candidatos que van abajo en el marcador, quienes buscan la oportunidad de enfrentarse a Aristóteles para seguir dándole sus coscorrones. Ni duda cabe que el que pide debatir es el que va perdiendo, mientras que el puntero prefiere no exponerse de manera innecesaria.

VOX POPULI. Lo mismo pasa a nivel federal, donde Josefina Vázquez Mota ya cambió de estrategia y ahora exige que Enrique Peña Nieto acuda a cuanto debate Patito se organice en el Distrito Federal. Y es que el mexiquense también prefiere administrar su ventaja, acudiendo sólo a los dos debates del IFE, actitud inicialmente secundada por Vázquez Mota, sin embargo a la luz de sus pobres resultados la panista ahora sí pide más debates para ver si en una de esas noquea a Peña Nieto y lo destrona del primer lugar. El riesgo que corre Vázquez Mota es que si se hacen muchos debates en un descuido no solo López Obrador la rebasa, sino también el candidato del Panal Miguel Quadri, quien fue declarado ganador del primer debate gracias a su actitud relajada y nada pendenciera.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …