Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: La Charlotada de PMC

Perfil Político: La Charlotada de PMC

Por Luis Alberto ALCARAZ

BUENAS NOTICIAS PARA EL PRI. En su ruta crítica hacia la recuperación de la presidencia de Puerto Vallarta en el 2015 el PRI no podía recibir mejores noticias de las que tiene hoy, con la elección de Olivia Pérez de González como presidenta del CDM del PAN y la imposición de Jaime Castillo Copado como coordinador operativo del Movimiento Ciudadano en el municipio. Las dos principales fuerzas políticas que podrían representar un obstáculo para que el PRI regrese a la alcaldía del puerto han quedado en manos de dirigentes incapaces, una por veterana y el otro por novato. En cambio el PRI prepara el camino para una presidencia de lujo con Gustavo González Villaseñor al frente del CDM, quien de nueva cuenta está llamado a ser el bombero del PRI ejerciendo un papel similar al del 2003 cuando le tocó recuperar la alcaldía tras nueve años de poderío panista. Por fortuna para el PRI en el PAN y el MC se han impuesto los intereses grupales y sin visión de largo plazo se han impuesto dirigencias que no garantizan la consolidación de ambos partidos en el ánimo del electorado. En este escenario la única posibilidad de que ambas franquicias sean competitivas en el 2015 radica en una alianza entre ambas para enfrentar al PRI, de lo contrario están condenadas al fracaso.

EL RIDÍCULO DE IBARRA. Enviado a Puerto Vallarta por Enrique Alfaro, el famoso operador político ex priista Enrique Ibarra Pedroza llegó a tratar de recomponer el lamentable escenario político generado a raíz de los tropiezos del alcalde Ramón Guerrero. Enfrentado con la mitad de sus regidores, El Mochilas entró en una crisis política que obligó la intervención del propio Enrique Alfaro, quien designó a su tocayo Ibarra Pedroza para que mediara en el conflicto con miras a consolidar al Movimiento Ciudadano como la primera fuerza política del municipio en el 2015. Por desgracia Ibarra Pedroza nada pudo hacer para cumplir las indicaciones de Enrique Alfaro, así que ambos doblaron las manos ante un hecho contundente: el que tiene el dinero tiene el poder. Ambos, Alfaro e Ibarra, tuvieron claro que de nada les serviría un MC independiente del ayuntamiento si no contaban con los recursos económicos provenientes de la tesorería municipal, por eso no tuvieron más opción que aceptar la imposición de Jaime Castillo Copado como dirigente de la comisión operativa del partido, cargo que debió haber asumido el día de ayer ante la presencia del propio Enrique Alfaro. Previo a esto, durante el proceso que realizó Enrique Ibarra Pedroza para buscar el perfil más idóneo para encabezar al MC Vallarta, se vio como una broma de mal gusto la propuesta realizada por el alcalde Mochilas para que su amigo Jaime Castillo fuera el dirigente del MC, sin embargo lo que parecía broma del Día de los Inocentes se hizo realidad el día de ayer.

Y AÚN HAY MÁS. Por si la sola presencia de Jaime Castillo en la dirigencia del MC no fuera motivo suficiente para el escarnio, en la nueva dirigencia del MC destacan otros nombramientos igualmente hilarantes, como el de Santiago Centeno Ulín, quien tras un año de cobrar como aviador en la presidencia con el pretexto de ser asesor del presidente finalmente es enviado a un cargo partidista desde el cual seguramente comenzará a trabajar para volver a ser regidor en la planilla del MC en el 2015. Incapaz de arrebatarle al Mochilas el control del MC Vallarta, Enrique Alfaro se conformó con meter a su delfín Gustavo Fong como parte de la dirigencia, con lo cual tendrá un informante de primera línea de todas las actividades del nuevo líder del MC, quien en su nuevo cargo hará seguramente lo mismo que hizo en sus cargos anteriores: absolutamente nada. Y es que Jaime Castillo ha confirmado que un buen periodista no necesariamente tiene que ser un buen político, como lo ha demostrado en los tres cargos públicos que ocupó durante el primer año del gobierno de Ramón Guerrero.

LAS CUENTAS ALEGRES. Formado en la vieja escuela del PRI donde lo primero que se aprende es que la política es el arte de tragar sapos a cucharadas, Juan Enrique Ibarra Pedroza tragó camote ante la imposición del Mochilas y no tuvo empacho en presentarse ante los medios de comunicación para anunciar el ungimiento de Jaime “Dopado” como nuevo dirigente de la franquicia. En el clímax de su optimismo Ibarra Pedroza presumió las metas del MC para el 2015: convertirse en la primera fuerza política del estado. Lo anterior se sustenta en la enorme votación conseguida el año pasado por Enrique Alfaro, quien sigue manteniendo gran parte de su bolsa electoral, principalmente en la Zona Metropolitana de Guadalajara donde abiertamente superó a Aristóteles Sandoval. Sin embargo es evidente que en el 2015 no habrá el atractivo de la elección para gobernador, lo cual hará que el interés de los electores dependa de las candidaturas a presidentes municipales y ahí el MC no tiene un escenario prometedor. En Guadalajara es más que evidente que Enrique Alfaro será el candidato a la alcaldía, lo cual le generará un gran dolor de cabeza al PRI que no tendrá más remedio que postular a Arturo Zamora, pero en Puerto Vallarta el MC no cuenta con un precandidato rentable, lo cual fortalece la posibilidad de una alianza PAN-MC con Juan José Cuevas como candidato.

POSDATA. En el caso de Jaime Castillo, se le consideraba un enlace entre el Grupo Universidad y el gobierno de Ramón Guerrero, sin embargo hoy queda claro que el joven sólo obedece a los intereses del Mochilas, quien extrañamente le tiene un gran afecto que lo anima a proyectarlo en responsabilidades para las que no está preparado. Por lo mismo, Castillo “Dopado” será un dirigente de membrete, mientras que los Alfaristas serán quienes realmente hagan el trabajo operativo con miras a la elección del 2015.

VOX POPULI. Mientras tanto, ayer miércoles el priismo vallartense celebró sesión de su consejo político para hacerle un traje a la medida a Gustavo González Villaseñor, quien tiene todo listo para asumir la presidencia del PRI Vallarta por cuarta ocasión, llevando como secretaria general a la señora Celina Lomelí, quien a su vez va por su segunda candidatura a regidora por el PRI. A cambio de apoyar a Gustavo como nuevo presidente del PRI Vallarta Chavita y Rafita exigieron la segunda posición para Celina, quien abiertamente representa los intereses de estos jovencitos, quienes atraviesan por un mal momento familiar debido a las complicaciones de salud de su padre Rafael González Pimienta, quien permanece en Houston, Texas, recibiendo atención médica.

 

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *