Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: ¿Ya Estamos Listos?

Perfil Político: ¿Ya Estamos Listos?

Por Luis Alberto ALCARAZ

A MARCHAS FORZADAS. Una actividad frenética se apodera de los municipios conurbados de Bahía de Banderas y Puerto Vallarta con motivo del próximo tianguis turístico que de manera conjunta organizan ambos municipios. Por desgracia todo es meramente cosmético: embellecimiento de las calles y avenidas por donde presumiblemente transitarán los miles de asistentes a este evento de importancia internacional. De manera especial llama la atención la forma en que el ayuntamiento de Bahía de Banderas se ha tomado en serio el reto de embellecer la avenida principal que va desde Puerto Vallarta hasta La Cruz de Huanacaxtle, para lo cual se han destinado importantes recursos para transformar la jardinería y el alumbrado de la carretera a Tepic, a la cual se le ha cambiado de nombre para rebautizarla como Bulevar Riviera Nayarit como parte de la fiesta turística. De manera especial destaca el entusiasmo mostrado por muchos empresarios de la zona que abiertamente han tomado la batuta de la regeneración de la carretera, la cual luce como de primer mundo, a pesar de tener todavía algunos tramos en obra negra. Sorprende gratamente esa sinergia entre gobierno y empresarios para dar la mejor cara de la bahía a los asistentes al tianguis turístico, sin embargo es obligado pensar en el más allá, después del tianguis, cuando todo volverá a la normalidad.  

 NI DUDA CABE. No se trata de ser pesimista, pero es obvio anticipar lo que pasará después, cuando todo el dinero invertido en el embellecimiento de la carretera de acceso a Vallarta y Bahía de Banderas irá a dar a la basura porque los ayuntamientos carecen del presupuesto necesario para garantizar el adecuado mantenimiento de la jardinería. A esto hay que sumar la irresponsabilidad de la ciudadanía en general que no tiene el mínimo respeto por las áreas verdes, por lo cual es fácil anticipar el deterioro que todas estas obras sufrirán en el corto plazo. La iluminación del Bulevar Riviera Nayarit, que por las noches luces espectacular, paulatinamente quedará en desuso cuando el municipio no tenga ni siquiera para pagar el recibo de la luz, condenando a la oscuridad lo que siempre ha estado a oscuras. Se aplaude el enorme esfuerzo que ambos gobiernos hacen para mostrar su mejor cara a los asistentes del tianguis turístico, pero es lamentable que sólo se trate de algo temporal y cosmético. Algo así como barrer la sala y esconder la basura debajo de la alfombra, porque fuera de esas vialidades el abandono sigue siendo el habitual. 

  MANDÍBULA DE CRISTAL. Lo peor de todo es que el enorme esfuerzo realizado para mostrar una Bahía de Banderas hermosa fácilmente se viene abajo a la menor intervención de los criminales. Acabamos de ver el enorme daño que sufrió la imagen internacional de Puerto Vallarta cuando un asaltante solitario atracó a 22 turistas de un crucero en la zona de El Nogalito. Un malandrín solitario armado de una pistola fue suficiente para tirar a la basura millones de dólares gastados en buena publicidad, lo cual nos demuestra que para consolidar a un destino turístico a nivel internacional hace falta mucho más que una avenida de ingreso esplendorosa. Se requiere en realidad una transformación radical de todo el destino, para evitar que más allá de la zona turística se sigan fortaleciendo cinturones de miseria que en el mediano plazo empezarán a cobrar la factura del abandono en el que han vivido. Porque si bien a los turisteros les va muy bien, al grueso de la sociedad sólo le alcanza para sobrevivir, ya sea como meseros o camaristas. En ese sentido hace falta una mayor solidaridad de parte de los hombres del dinero, para dotar de más satisfactores a los empleados de la industria turística, que son la bujía de todo el negocio.  

 DOBLE MORAL. Resulta vergonzoso, por decir lo menos, que en toda la bahía abunden bazares en los que se venden productos desechados de los grandes hoteles, como cortinas, colchones, televisiones, puertas y hasta tazas de baño, mismos que se venden a precios muy cercanos a los de artículos nuevos. No hay que ser experto en asuntos fiscales para entender que cuando un gran hotel remodela sus instalaciones todo lo que invierte es deducible de impuestos, de ahí que no se justifica esa leonina actitud de muchos empresarios por tratar de ganarse unos cuantos pesos vendiendo a los pobres todo los artículos y productos que desechan de sus empresas. Debería darles una profunda vergüenza el tratar de ganarse unos cuantos pesos vendiendo colchones orinados a precios cercanos a los de un colchón nuevo. En  lugar de repartir en las colonias populares esos productos de manera gratuita, nuestros flamantes empresarios prefieren comercializarlos a través de terceros, lo cual habla de su poco compromiso social. Es posible que los grandes empresarios dueños de estos hoteles ni siquiera estén al tanto de estas prácticas y que todo se deba a la voracidad de sus ejecutivos, pero de cualquier forma la responsabilidad final es de los propietarios. 

  POSDATA. Se valora pues el enorme empeño que han puesto por adornar con pasto y palmeras las avenidas de ingreso, pero sería de más utilidad en el mediano y largo plazo que se trabajara para regenerar el tejido social y evitar que los pobres de esta región se vean obligados a delinquir para mejorar sus condiciones de vida. Porque no sólo de propinas vive el pobre, también requiere mejores condiciones salariales, más prestaciones laborales, mejor transporte colectivo, un mejor entorno social y un trato más humano de parte de sus empleadores. 

  VOX POPULI. El tianguis turístico será historia para el mes de abril, pero la problemática de Bahía de Banderas y Puerto Vallarta seguirá en el mediano y largo plazo, de ahí la urgencia de que políticos y empresarios entiendan que en lo que más se debe invertir es en el capital humano. Sería un buen comienzo que nuestros hoteleros, en lugar de revender a través de los bazares sus colchones usados y sus tazas sanitarias manchadas de sarro, las regalaran generosamente en todas las colonias populares de la bahía. No se les pide que afecten sus utilidades donando millones de pesos, sólo se espera que no se empeñen en seguir vendiendo su basura.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *