Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: Inviable Equidad de Género

Perfil Político: Inviable Equidad de Género

Por Luis Alberto ALCARAZ

PARIDAD POR DECRETO. Ante lo complicado que resulta el acceso de las mujeres a la política, terreno casi exclusivo para hombres, homosexuales y lesbianas, ha sido por la vía de la ley la forma más efectiva de allanar el camino para aquellas mujeres que reclaman su derecho a participar en ese pantanoso territorio. Es, por desgracia, el resultado de una mal entendida igualdad de género, porque es evidente que no en todos los aspectos de la vida social es obligatorio y posible reclamar equidad de género. Por ejemplo, nadie exige que en los hospitales el 50% de los que se encargan de atender a los pacientes sean enfermeras y el resto enfermeros, como tampoco se reclama que la mitad de los choferes de camiones sean mujeres y la otra mitad hombres. Que haya mujeres que gusten de ser choferes de camión, y hombres que se inclinen por la enfermería, no quiere decir que sea una constante y haya que establecerlo como obligatorio en la Constitución. La política como tal, es una actividad sucia, corrupta e inmoral, por lo mismo es lógico y entendible que no abunden mujeres en ella. Una buena parte de las mujeres que ha escalado altos niveles en la política federal son ostentosamente lesbianas, otra parte considerable lo ha logrado mediante relaciones carnales o familiares con los hombres del poder. Sólo unas cuantas han conseguido destacar a base de talento e inteligencia, aunque por suerte abundan los ejemplos, como el que actualmente personifica Josefina Vázquez Mota.

   UN GRAVE CONFLICTO. En la medida en que la política se vaya trocando en una actividad limpia en la que predomine el talento y la honestidad se irá abriendo el camino para que un mayor número de mujeres incursione en ella, sin embargo aún falta mucho por avanzar en ese plano. Por eso la decisión de legislar al respecto y establecer de facto en la ley electoral la obligatoriedad de imponer la equidad de género resulta en estos momentos más un grave problema que una iniciativa progresista y democrática. De acuerdo con la ley, los partidos o coaliciones están obligados a registrar un mínimo de 120 mujeres en su lista de 300 candidatos a igual número de diputaciones federales, algo que a todas luces era casi imposible para todos los partidos. Por lo mismo, el PAN sólo registró un 28.62% de mujeres en su lista de candidatos al congreso, el PRI-PV sólo un 18.8% y el PRD-PT-MC un 30%. Por lo anterior, el IFE lanzó una advertencia a todos los partidos para que a más tardar a las 14:15 horas de este miércoles rectifiquen en sus listados y cumplan con lo que establece la ley. En caso de no cumplirse esa orden del IFE, el organismo hará una amonestación pública y dará un nuevo plazo de 24 horas para cumplir el ordenamiento, y si pasado ese segundo plazo no hubiera cumplimiento por parte de uno o más partidos, entonces se asegura que procederá la cancelación de las candidaturas.  

 UN EMBROLLO FENOMENAL. Suena sencillo y justo obligar a los partidos políticos a postular por lo menos a un 40% de mujeres, sin embargo en la práctica es algo muy complicado, sobre para aquellos partidos que recurren a procesos democráticos internos para resolver sus candidaturas. Por lo mismo no es extraño que el PRD sea al partido que más se acerca al 40% de candidaturas femeninas que marca la ley, simplemente porque la gran mayoría de sus candidatos se eligen por designación, por invitación, por dedazo de los altos mandos. Por eso es sencillo invitar a un mayor número de mujeres a hacerse cargo de candidaturas que por lo general no tienen futuro debido a la escasa rentabilidad electoral del PRD en la mayor parte de los 300 distritos. En el PAN hay una mezcla de métodos, ya que lo mismo se recurre a convenciones distritales que a imposiciones desde el CEN, lo cual permite un mayor equilibrio, lo que hizo posible que en esta ocasión ese partido registrara a un 29.62% de mujeres. Donde la puerca tuerce el rabo es en el caso del PRI, donde la mayoría de sus candidaturas se resuelve mediante procesos medianamente democráticos, como la convención por delegados.  

 ¿CÓMO LE VAN A HACER? Hoy los principales partidos y coaliciones tienen graves problemas para cumplir con la determinación del IFE, lo cual provocará que, en el caso del PAN, por lo menos 30 panistas que ya están registrados como candidatos a diputados federales sean dados de baja para ceder sus candidaturas a un igual número de mujeres. En el PRI el escenario es verdaderamente catastrófico ya que requiere dar de baja a más de 60 candidatos para registrar en su lugar a mujeres en cumplimiento de la equidad de género. En el PRD el escenario es similar al PAN ya que sólo tendrán que bajar a 30 candidatos para meter 30 mujeres, algo que no generará ningún conflicto ya que habrá muchos perredistas que no tendrán empacho en ceder su candidatura, especialmente en distritos como el 05 de Jalisco o el 03 de Nayarit donde el PRD tiene nulas posibilidades de conseguir el triunfo. El problema está en el PRI, donde muchos políticos se ganaron en una convención distrital su derecho a ser candidatos y no aceptarán de buena manera renunciar a lo que es su derecho constitucional, postularse para un cargo de elección popular. Porque para cumplir con la ley en lo futuro el PRI se verá obligado a reservar 150 distritos para que se los disputen exclusivamente mujeres, lo cual de entrada es discriminación porque habrá muchos hombres que en sus distritos reclamen su derecho a votar y ser votados.

   POSDATA. El problema mayor será que como resultado de esta iniciativa el nivel de estas diputadas por decreto será muy bajo ya que no llegarán al cargo en base a su talento, sino a las relaciones que consigan al interior de sus partidos. Y es que al cumplir con la cuota de género los dirigentes partidistas tendrán mucho margen de maniobra para hacer candidatas a sus amantes, sus esposas, sus hijas o sus recomendadas. Habrá con eso muchas más mujeres en la próxima legislatura, pero eso no garantizará que todas serán las más capaces y honestas, sino las mejor relacionadas, las más allegadas a los hombres del poder y, por lo mismo, las más corruptas e inmorales.

   VOX POPULI. En Jalisco el problema es muy grave para la alianza PRI-PV ya que de sus 19 candidatos a diputados registrados 15 le correspondieron al PRI, de los cuales 13 son hombres y sólo dos mujeres. En total, en esta lista de 19 candidatos por lo menos 8 debían ser mujeres, lo cual seguramente provocará calambres y sustos a muchos candidatos que ya se sentían seguros, porque el PRI deberá bajar de su lista a por lo menos 60 candidatos. Hay que ver cuántos son de Jalisco.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *