Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: ¿Estaríamos Mejor con López Obrador?

Perfil Político: ¿Estaríamos Mejor con López Obrador?

Por Luis Alberto ALCARAZ

EL CANDIDATO QUE FUE. Estoy convencido de que Andrés Manuel López Obrador era la mejor opción para ganar las elecciones presidenciales del 2006, sobre todo porque creo que el tabasqueño fue arteramente despojado de un triunfo que le correspondía. La forma cínica en la que grupos empresariales usaron y abusaron de los medios de comunicación para generare un clima de temor y resentimiento en contra de López Obrador fue parte fundamental de su derrota, por eso se reformó la ley electoral, para que nunca más los millonarios puedan compra espacios en los medios de comunicación para transmitir sus mensajes con la intención de manipular el voto, aunque eso para ellos sea obviamente una violación a su libertad de expresión. Por desgracia el propio López Obrador no tuvo la capacidad para operar su campaña de manera inteligente, lo cual lo llevó a cometer algunos errores que le hicieron derrochar la amplia ventaja que tenía al inicio de la contienda. A la luz de los resultados logrados por el gobierno de Felipe Calderón, es posible aceptar 

que estaríamos mejor con López Obrador, y en el peor de los casos estaríamos igual de jodidos, porque el país atraviesa por la peor crisis económica de su historia, con un desempleo nunca antes visto. Los defensores del PAN aducen que la crisis tiene origen externo, sin embargo eso no es ningún consuelo, porque en sui campaña Calderón nunca nos advirtió que sólo cumpliría sus compromisos si el contexto internacional le favorecía. El caso es que los grandes proyectos presumidos por el PAN se han ido al archivo muerto en espera de tiempos mejores, mientras el presidente Calderón apuesta todo su resto a una guerra que para su suerte hasta el día de hoy sólo ha arrojado bajas entre los mismos narcos, porque la gran mayoría de los 10 mil ejecutados que van en el sexenio forman parte de las filas del crimen organizado. El problema vendrá cuando los criminales se pongan de acuerdo y decidan que el enemigo común es el gobierno y la sociedad mexicana. Sinceramente no quisiera estar ahí el día que eso ocurra. El caso es que el fracaso de Felipe Calderón ha dado pie a la campaña que presume que “estaríamos mejor con López Obrador”.



EL SEÑOR LÓPEZ. Sin embargo el desempeño actual de Andrés Manuel López Obrador, que aparece en televisión nacional promoviendo el voto a favor del Partido del Trabajo me hace dudar en cuanto a si realmente nos habría ido mejor con el tabasqueño, porque al menos en lo que se refiere a su desempeño político de lo único que da muestras a diario es de un terrible caudillismo que está haciendo talco al PRD. Con el argumento de que hay que salvar al PT y a Convergencia, partidos a los que presuntamente La Mafia quiere desaparecer, López Obrador se ha dedicado a promover en voto a favor de los candidatos de esos partidos, aunque con ello está dañando terriblemente al propio PRD, que en la mayoría de los distritos del país se ve obligado a competir con candidatos ajenos apoyados por el mismísimo López Obrador. Ayer, durante su gira por Jalisco, Andrés Manuel López Obrador encabezó un mitin en Puerto Vallarta, donde a duras penas congregó a 300 simpatizantes, sin embargo la nota estuvo en que aunque a nivel nacional López Obrador promueve a los candidatos de la alianza PT-Convergencia, en Jalisco esos dos partidos son enemigos en las contiendas para diputado local y para presidente municipal. Y del PRD ya ni hablar, porque ahora resulta que los candidatos perredistas no están apoyados por López Obrador, lo cual evidentemente provoca un caos al interior de ese partido, porque ya no se sabe cuáles son realmente los candidatos que deben apoyar.



EL CLIMAX DEL DEDAZO. Lo más grave de todo este conflicto lo estamos viendo en la delegación de Iztapalapa, en el Distrito Federal, donde el Tribunal Federal Electoral revocó la candidatura de la perredista Clara Brugada y ordenó al PRD que registre a Silvia Oliva como su candidata a jefa delegacional por esa demarcación. En manos de López Obrador gracias al control que mantiene sobre Marcelo Ebrard, el perredismo capitalino se ha negado a acatar el fallo del Trife, al grado de que la presidenta del PRD del DF, Alejandra Barrales, prefirió pedir licencia para separarse del cargo y de esa forma no cumplir con la orden del Trife. El problema se origina en que Brugada es gente de López Obrador y Silvia Oliva forma parte de la corriente de Los Chuchos. Como saben que no hay salida a este embrollo legal, los perredistas afines a López Obrador ya recibieron línea del propio Peje sobre cómo le deben hacer para no perder el control de esa delegación: todos los lopezobradoristas van a votar por el candidato del PT Rafael Acosta, quien una vez que obtenga el triunfo deberá pedir licencia para que el cargo quede vacante y el jefe de gobierno Marcelo Ebrard pueda designar libremente a Clara Brugada. Si esta jugada no fuera tan burda podría decirse que es una muy buena ocurrencia, sin embargo es muy grave que Andrés Manuel López Obrador esté dispuesto a pasar por encima del veredicto de las urnas con tal de imponer a una de sus incondicionales, porque pedir el voto para el candidato del PT a sabiendas de que en cuanto gane deberá renunciar al cargo es un insulto a la inteligencia de los votantes y un atentado a la democracia. Lejos de consolidarse como la mejor opción democrática, con estas acciones Andrés Manuel López Obrador atenta contra su propia imagen su se proyecta como un político intolerante y sectario, dispuesto a hacer lo que le venga en gana.



TARDE O TEMPRANO. Todo este comportamiento político de López Obrador se origina en el hecho de que los Chuchos le quitaron el control del PRD nacional debido a un fallo del Trife, lo que hizo que López Obrador se refugiara en el frente integrado por el PT y Convergencia, donde se le da el trato de jefe máximo que en el PRD le han negado sus enemigos. Violando abiertamente los estatutos del PRD al hacer campaña a favor de candidatos de otros partidos, López Obrador atenta contra su propio partido sin que sus dirigentes se atrevan a ponerlo en paz. Por supuesto que los perredistas saben que buena parte de su capital político se lo deben a López Obrador, por eso no se atrever a hacerle un llamado a la cordura, ni mucho menos a  sancionarlo pro su conducta contraria a los intereses del PRD. Sin embargo tarde o temprano tendrán que enfrentar ese pendiente, y cuando eso ocurra López Obrador estará finalmente fuera del PRD, ya libre para empezar de nuevo su ruta hacia Los Pinos en el 2112, para lo cual no ha dejado de hacer campaña ni un solo día después de haber perdido la elección presidencial del 2006. Por desgracia los vacíos que todavía padece la ley electoral permiten que un ciudadano como López Obrador utilice los tiempos oficiales de algunos partidos para promover su imagen personal con claros tintes futuristas. De esta forma el PRD habrá perdido a su máxima estrella y tendrá que resignarse a perder presencia a nivel nacional, porque es muy probable que la fuerza de López Obrador ayude a que el PT se convierta en la tercera fuerza política nacional, aunque por desgracia insuficiente para pelear la presidencia de la república. Perseguido en el ya merito, López Obrador será seguramente candidato presidencial en el 2012 por el PT y Convergencia, sin embargo ya no tendrá las mismas posibilidades que tuvo en el 2006. Y de eso el principal enemigo será él mismo, por esa forma tan pragmática que tiene de entender el quehacer político.



POSDATA. Felipe Calderón anda en campaña. Ayer mismo estuvo en Bahía de Banderas y Puerto Vallarta, prometiendo todo tipo de obras y asegurando que el país ya se está recuperando. A ver si los electores le creen que finalmente se hará realidad el proyecto del megalibramiento de Puerto Vallarta, obra que duerme el sueño de los justos junto al proyecto del segundo túnel del libramiento.



VOX POPULI. En el evento celebrado en Puerto Vallarta, Felipe Calderón anunció que se mantiene vivo el proyecto de la vía corta entre Guadalajara y Puerto Vallarta, la cual por culpa de la crisis se mantiene suspendida, pero que según Calderón muy pronto será reactivada. Lo dicho, se trata de acciones abiertamente electoreras que buscan jalar votos para el PAN el próximo 5 de julio.

 

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *