Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: Gustavo es Noticia

Perfil Político: Gustavo es Noticia

Por Luis Alberto ALCARAZ

CON ESOS AMIGOS… “Todo lo que quiera saber de mi, pregúntenselo a mi diputado”, respondió Claudia Berenice Hernández cuando fue abordada por un reportero del periódico Mural de Guadalajara justo a la salida del Congreso de Jalisco, luego de que la misteriosa y guapa mujer acudiera a checar su tarjeta de ingreso como empleada del Congreso y se aprestara para abordar el vehículo en que se transportaba. Noticia de primera plana, el asunto exhibe las complicidades de los hombres del poder para encubrirse mutuamente en sus ilegalidades, particularmente en sus cosas de hombres, porque en algunos medios de comunicación de Jalisco la presunta “aviadora” del Congreso es en realidad la novia de Jorge Arana, actual alcalde priista del municipio de Tonalá. Tal vez por eso la citada Berenice Hernández es transportada al Congreso en una camioneta Yucon asignada a la Dirección de Seguridad Pública de Tonalá, por lo que es conducida por Carlos Torres, escolta del comisario de seguridad de Tonalá, Javier López Ruelas. Coincidentemente el vehículo estuvo involucrado en una balacera en días pasados, cuando un grupo de delincuentes intentó robarlo a su chofer, el cual se defendió a balazos logrando herir a uno de los agresores. Cuestionado por la prensa, el jefe policiaco Javier López Ruelas dijo que el vehículo pertenece al alcalde Jorge Arana y está destinado al servicio de sus familiares.

EL CONTACTO GUSTAVO. La historia nada tendría de extraordinaria para nosotros, ya que se trata de uno más de los abundantes casos de políticos que aprovechando sus posiciones de poder se dan el lujo de montar casa chica a costillas del presupuesto. El propio Jorge Arana fue protagonista de un acto similar cuando fue diputado local y sostuvo un romance con una guapa mujer que posteriormente también fue diputada y actualmente es delegada federal en Jalisco, gracias a su relación sentimental con otro personaje de gran poder en la entidad. El problema es que cuando la mujer de nombre Claudia Berenice declara “pregúntenselo a mi diputado”, se refiere al diputado Gustavo González Villaseñor, quien tiene adscrita a su área de trabajo a esta presunta aviadora, que cobra cada mes poco más de 20 mil pesos por sólo acudir a firmar al Congreso de vez en cuando. Interrogado por la prensa sobre el tema, mi diputado Gustavo González Villaseñor no dudó en salir en defensa de la guapa aviadora asegurando que la mujer trabaja en el área administrativa y que muchas veces se le justifica el no checar tarjeta porque anda de comisión en alguno de los 14 municipios que integran el 05 distrito. Impresiona la facilidad con la que el diputado Gustavo González Villaseñor miente con tal de proteger los intereses del alcalde Jorge Arana, quien en cambio tranquilamente asegura no conocer a la dama y niega ser propietario del vehículo que la transporta.

SECRETOS A VOCES. Gustavo González puede engañar a la prensa tapatía asegurando que la mentada Claudia Berenice realiza trabajo legislativo en algunos municipios de su distrito, pero en el 05 distrito todos saben que eso es una mentira, especialmente en Puerto Vallarta donde la dama seguramente sólo se deja ver cuando viene de vacaciones. Lo que preocupa es esa capacidad de mentir de un legislador con tal de proteger los intereses de otro compañero de partido. Lo cierto es que el Congreso de Jalisco está plagado de casos como este por haber sido convertido en una agencia de colocaciones para los políticos que en los últimos años han ocupado una curul, quienes con todo cinismo han incrustado en la nómina a sus familiares, amigos o amantes. En días pasados un diario de Guadalajara publicó el caso de una hija de Salvador Cosío Gaona de nombre Mariana Cosío Valdés, quien tiene una jefatura en el Congreso de Jalisco y otra en el ayuntamiento de Zapopan, recibiendo por ambas responsabilidades poco más de 71 mil pesos mensuales. Según el diario Mural, Mariana Cosío Valdés obtuvo su base en el Congreso en el 2005, justo cuando su padre Salvador Cosío se desempeñaba como legislador local.

LÁSTIMA MARGARITO. Es una pena que el nombre de Gustavo González Villaseñor se vea involucrado en un escándalo de sábanas sucias en el Congreso de Jalisco. Es una lástima que pese a su esfuerzo por ser un diputado trabajador al final del día termine siendo apenas la tapadera de Jorge Arana, quien además de buen político ha demostrado ser un depredador de damas utilizando sus posiciones de poder. La actitud de Gustavo demuestra que en realidad forma parte del grupo de poder que se empeña en aferrarse a los mismos vicios de antes, atracando la nómina para beneficio personal y de familiares y amigos. No hay ninguna intención de cambio, la actual legislatura es similar a la anterior, por eso el Congreso de Jalisco es un auténtico desmadre, con decenas de aviadores pululando en sus pasillos, con decenas de mujeres que cobran en la nómina los favores que realizan en la cama de algunos políticos. Triste episodio para un Gustavo González Villaseñor que ha hecho un interesante esfuerzo por limpiar su imagen y reciclarse como político para estar habilitado en el 2015 por lo que se pudiera ofrecer. Por lo pronto su imagen ha sufrido un importante deterioro al verse involucrado en este escándalo de sábanas sucias que sólo debía involucrar a Tonalá pero que ridículamente terminó contaminando a Puerto Vallarta.

POSDATA. Por suerte no todo son escándalos del corazón en la agenda de Gustavo González Villaseñor, quien el martes pasado acompañó al secretario de Turismo, Enrique Ramos, en la presentación del proyecto de reforma a la Ley de Turismo de Jalisco. Aunque Gustavo es el titular de la Comisión de Turismo en el Congreso, en el acto quedó claro que el responsable del proyecto de reforma es el secretario de Turismo, quien sólo utilizará a Gustavo como mensajero para que la iniciativa llegue a la tribuna.

VOX POPULI. Entre los puntos más destacados de esta iniciativa está el hecho de que pretende reglamentar el manejo del impuesto del 3% sobre ocupación hotelera, impuesto que aunque es pagado por el huésped en la mayoría de los casos es brutalmente jineteado por los empresarios hoteleros, quienes enteran el impuesto a su antojo sin que haya forma de que se les fiscalice con efectividad. Lo peor de todo es que además de maquillar el impuesto del 3%, los hoteleros se dan el lujo de gastar ese impuesto en lo que se les viene en gana, debido al histórico control que tienen sobre en Fideicomiso de Turismo. De ahí el interés de Enrique Ramos por meter orden en la materia y establecer reglas claras para el manejo de ese impuesto millonario.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …