Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: En Nayarit, Todos Pierden

Perfil Político: En Nayarit, Todos Pierden

Por Luis Alberto ALCARAZ

…O CASI TODOS. El reciente proceso electoral deja una enorme cantidad de perdedores y unos cuantos ganadores, aunque en la mayoría se trata de victorias pírricas. No hay duda, por ejemplo, que el gran ganador del 3 de julio fue Roberto Sandoval, quien se alzó con una cómoda victoria a pesar de la enorme presión que sus adversarios políticos metieron en la recta final del proceso. Siendo el gran favorito de la contienda desde finales del año pasado, Roberto Sandoval se mantuvo firme ante el vendaval, haciendo buenos todos los pronósticos que lo proyectaban como el nuevo gobernador de Nayarit. Al tiempo que superó con éxito los embates de panistas y perredistas, Roberto supo salir adelante del desgaste que le implicó el haber sido postulado con el sello de Ney González Sánchez, aunque muchos saben bien, especialmente el propio gobernador, que Sandoval no forma parte del proyecto transexenal de la pareja gobernante. En cuanto asuma las riendas del poder Roberto Sandoval deberá mandar mansajes contundentes para dejar en claro que no es ni será nunca un títere del gobernador saliente, lo cual obligadamente implicará una ruptura entre Ney González y Roberto Sandoval. Es probable que el gobernador, si las cuentas le salieron bien, tenga el control de la próxima legislatura, pero también es cierto que ese PRI perdió la mayoría de los ayuntamientos por lo que cualquier iniciativa importante que apruebe el Congreso deberá ser avalada  por al menos 14 ayuntamientos, lo cual se antoja complicado debido a que el PRI sólo ganó 8 ayuntamientos, contra 10 obtenidos por el PAN.

 PERDER GANANDO. Podrá pensarse que otro gran ganador de la contienda fue el mandatario Ney González, quien tendrá la satisfacción de entregarle la estafeta a un gobernador de su propio partido,

 el cual fue abiertamente impulsado desde el palacio de gobierno. Dijimos que el proceso electoral anterior era un choque de trenes entre Ney González y Liberato Montenegro, por lo tanto debemos reconocer que el ganador fue Ney González. El magisterio jugó duro en contra de Roberto Sandoval, apostó todo su resto y lo perdió, tendrá graves problemas para reinventarse en los años venideros, aunque seguramente no tendrá inconveniente en aliarse muy pronto al nuevo gobernador, quien en su proceso de deslinde de Ney González tendrá que fortalecerse en los grupos antagónicos. En ese contexto, Ney ganó pero al mismo tiempo salió perdiendo porque sufrió un enorme desgaste que lo descalifica para ser el nuevo gran electoral de Nayarit, como en su momento sí lo fue su padre. Hasta antes de su quinto informe de gobierno Ney González parecía encarrilado para ser el mejor gobernador de la historia, colocando al estado en condiciones de vanguardia, pero el proceso electoral lo hizo perder el rumbo y al final sólo quedarán unos cuantos datos duros para recordarlo: su intento por imponer a su esposa como alcaldesa de Tepic o diputada, su afán por colocar a sus amigos como candidatos y, sobre todo, una enorme deuda pública que compromete gravemente las finanzas pública de Nayarit durante varios sexenios.

 ANTES DE QUE AMANEZCA. Si hoy, en la claridad del proceso post electoral, la Ola Roja luce poderosa y arrolladora, conforme avance el sexenio se irá decolorando, al grado de que muchos de sus cuadros distinguidos terminarán desinflándose. En estos momentos Omar Reynoso luce como un diputado local electo en la cúspide de su poder, colocado tan alto como lo ha estado su esposa, sin embargo en el momento en que ya no sea un hombre conectado a palacio de gobierno quedará a merced de sus debilidades. Si Omar Reynoso creció como candidato, fue gracias a la impunidad con que se le dotó desde palacio de gobierno, amén de la gran cantidad de dinero que tuvo en sus manos para comprar las simpatías de miles de votantes. Ya en el Congreso deberá mostrar su verdadero talento político y ahí solo habrá una lastimosa desnudez coronada de arrogancia. Otros en cambio, como Jocelyn Fernández, se verán obligados a recuperar sus orígenes, cuando aún no tenían el sello de Ney González, y buscar de nueva cuenta su propio camino, para lo cual será fundamental una excelente relación con el gobernador Roberto Sandoval. Así, la poderosa Ola Roja se deslavará para dar paso a un nuevo grupo que desde el poder no tendrá obstáculos para asumir la supremacía durante los próximos seis años.

 UNA MALA LECCIÓN. Si de grandes perdedores se trata, es obligado hablar del clan Montenegro, que apostó a todo o nada con un muy mal resultado. El 3 de julio el magisterio nayarita encabezado por Liberato Montenegro evidenció su falta de contundencia, le fallaron sus cálculos y no pudo hacer ganar a Martha Elena García. Hoy Gerardo Montenegro debe tener muy claro que cometió un gran error al renunciar a la alcaldía de Tepic, hecho que desencadenó el repliegue total del magisterio de los cuarteles de campaña del PRI. El PRI con Roberto Sandoval ganó Nayarit y demostró que el magisterio no es el cuarto poder que se presumía, algo que debilita terriblemente el futuro político de Gerardo Montenegro, quien en el corto plazo tendrá que acuartelarse en la Ciudad de México en espera de tiempos mejores. Seguramente dentro de tres años intentará, ahora sí, ser alcalde de Tepic, pero para entonces Jocelyn Fernández será un obstáculo muy difícil de superar. No se ven piedras en el camino de la diputada electa para buscar la alcaldía de Tepic dentro de tres años, y si lo logra en automático estará punteando su sucesión del 2017. Parece ocioso hacer escenarios a tan largo plazo, pero la ciencia política lo exige. Con Martha Elena García y los Montenegro también salieron perdiendo una importante cantidad de protagonistas de la vida pública de Nayarit, quienes en sus muros de Facebook evidencian su decepción por el negro futuro que les espera. Eso es lo malo de jugar con cartas abiertas, se gana o se pierde por completo.

 POSDATA. En cuanto a la derrota que el PRI sufrió en 11 municipios nayaritas, es fácil entender el origen de estos fracasos, escrito por la terquedad de imponer candidatos poco rentables. El juego libre que se dio a los grupos de poder en muchos municipios generó un b alance muy adverso para el PRI, lo que permitió que el PAN ganara 10 de los 20 municipios. Llama la atención que a pesar de ganar 10 municipios, el PAN fue incapaz de retener 3 municipios en donde actualmente gobierna, lo que ratifica que los panistas son muy buenos en campaña pero son bastante malos en el poder.

 VOX POPULI. El ejemplo está en San Blas, donde el famoso Layin no pudo cumplir los pronósticos y ahora entregará el municipio a un priista. Atrás quedaron las películas y los caballos pura sangre, la farándula y al glamour, San Blas sigue siendo un municipio muy atrasado y por eso el PAN pagó las consecuencias. Bahía de Banderas se cuece aparte, el PAN ganó gracias a la feroz división interna del PRI. Julio Larios fue víctima de las traiciones de priistas como Omar Reynoso, José Gómez y Jaime Cuevas, quienes nunca superaron la imposición que les hizo Héctor Paniagua en la persona de Julio Larios. Así estará Bahía a partir de ahora, con un PRI partido en dos que permitirá el fortalecimiento de un panismo hasta hace poco inexistente.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *