Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: En Este Pueblo no hay Ladrones

Perfil Político: En Este Pueblo no hay Ladrones

Por Luis Alberto ALCARAZ 

PARECE QUE FUE AYER. El 23 de mayo de 2008 el entonces regidor del PAN Santiago Centeno hacía uso de la voz en la sesión de Ayuntamiento para exigir la destitución de Raymundo Cruz Rodríguez, recién reinstalado como Subdirector de la Policía Municipal. Un año y 11 días antes, Raymundo Cruz había desatado una tormenta mediática cuando se hizo público que junto con un grupo de policías municipales había secuestrado y vejado al hijo de un destacado empresario de El Pitillal de nombre Miguel Ochoa Vidrio, propietario de la empresa La batalla. Las causas de la paliza y vejación que Raymundo Cruz propinó al joven Carlos Okimi Ochoa Belloso nunca quedaron del todo claras, pero se dijo que Raymundo Cruz decidió agarrar la ley por su cuenta, aplicando un juicio sumario a Carlos Okimi por diversos delitos graves cometidos. Por desgracia a Raymundo se le pasó la mano y pronto se vio envuelto en un  escándalo que terminó por costarle el puesto debido a que el alcalde Javier Bravo no tuvo más opción que suspenderlo. Sin embargo, un año después, agotados los procesos judiciales respectivos, Raymundo Cruz fue reinstalado en su cargo por el alcalde Javier Bravo, quien nunca ocultó su predilección por el joven funcionario, mismo que tiempo después sufriría un atentado en las afueras del cuartel de la policía municipal, atentado del cual para su suerte salió con vida.

 LA VOZ DEL AMO. El regreso de Raymundo Cruz a la Subdirección de la DMSPTyB generó un enorme malestar entre los regidores del PAN y especialmente en el señor Miguel Ochoa Vidrio, 

quien mediante una carta pública leída por Santiago Centeno en el pleno del ayuntamiento manifestó su “inconformidad e indignación” por la reinstalación de Raymundo Cruz. En su parte medular la carta de don Miguel decía: “Por medio de éste conducto externo mi inconformidad e indignación por el encargo que nuevamente se le otorga al ciudadano Ángel Raymundo Cruz Rodríguez, dentro de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, ya que como es de dominio público con fecha 12 de agosto del año pasado, mi hijo Carlos Okimi Ochoa Belloso y otros jóvenes fueron detenidos por policías, por hechos que ya están siendo juzgados por la autoridad judicial, por lo que con motivo de la forma en que se llevara a cabo su detención y los que en ella intervinieron, se interpuso a favor de mi descendiente quienes en su momento se encontraban privados de su libertad, queja ante Comisión Estatal de Derechos Humanos, por actos que ha consideración del suscrito violan la integridad de las personas y además transgreden el derecho a la legalidad e integridad, radicándose la queja en el expediente 1789/2007-III, ante dicha institución pública, así como la investigación bajo expediente 102/2007 y la jefatura de asuntos internos de la DSPMTyB”.

 SIEMPRE EN AGOSTO. En las primeras horas del pasado viernes 26 de agosto la quietud de la colonia San Esteban, al oriente de El Pitillal, se vio rota de manera inesperada. Primero disparos al aire realizados por desconocidos, después una abierta balacera producto de un enfrentamiento entre civiles y policías municipales. Alertados por los ciudadanos, policías municipales acudieron a la zona y fueron recibidos a balazos por al menos tres sujetos, dando inicio a una refriega que terminó con  dos muertos y dos detenidos. Del lado de los policías perdió la vida Diego Armando Bañuelos Mercado a consecuencia de un balazo recibido en la cabeza. Por el bando de los presuntos delincuentes quedó sin vida en el piso una persona identificada como Carlos Okimi Ochoa Belloso, quien ni después de muerto soltó de su mano la pistola calibre 9 mm. con la cual supuestamente hirió de gravedad al policía municipal. En el lugar fueron detenidos dos jóvenes de 18 años de edad y varias armas de alto poder, entre ellas dos de las llamadas cuernos de chivo. Los primeros reportes de prensa de inmediato establecieron que el sujeto asesinado esa madrugada era el mismo Carlos Okimi Ochoa Belloso que personificó el escándalo en que se vio involucrado Raymundo Cruz cuatro años atrás.

 EL HUBIERA NO EXISTE. En el patio de la Academia de Policía de Puerto Vallarta la tristeza se podía palpar en el ambiente. Sábado 27 de agosto, el último adiós al policía Diego Armando Bañuelos Mercado, quien desde la madrugada de su muerte fue considerado como un auténtico héroe que dio su vida en defensa de la seguridad de los vallartenses. Había en el lugar una indignación y una inconformidad similar a la que tres años atrás manifestó públicamente Miguel Ochoa Vidrio al defender a su hijo víctima de la brutalidad policiaca. Dolor por el compañero muerto en cumplimiento de su deber, rabia por la forma tan estúpida en la que perdió la vida un joven padre de familia que deja en la orfandad a dos hijos y una viuda. Del otro joven nadie habla, su padre no ha publicado ninguna carta en su defensa, Santiago Centeno Ulín no ha pedido la destitución de ningún jefe policiaco por su homicidio. Derechos Humanos no ha intervenido de oficio, nadie se acuerda de él a pesar de lo ilustre de su apellido. Ni siquiera se le ha identificado de manera oficial, su nombre idéntico al del hijo del dueño de La Batalla parece haberse quedado en una mera casualidad, una increíble coincidencia. En este pueblo no hay ladrones.

 POSDATA. Si me permiten el exabrupto, permítaseme decir con el debido respeto que estoy hasta la madre de leer boletines de prensa en donde todos los días se hace apología del Mochilas, el Archie y la señora Celina. ¿De plano son tan chingones estos señores que tenemos que verlos hasta en la sopa? Por mí los pueden hacer candidatos, presidentes o regidores, pero por favor no atenten contra nuestra inteligencia tratando de convencernos de que son la reencarnación de la madre Teresa de Calcuta.

 VOX POPULI. Impresiona el profesionalismo de los encargados de Cultura del ayuntamiento vallartense. El sábado pasado se realizó una ceremonia solemne para celebrar el 150 aniversario de la muerte de una mexicana ejemplar: Doña Rita Pérez de Moreno. Gracias al boletín de prensa emitido por el ayuntamiento nos dimos cuenta de que doña Rita fue la esposa del independentista Pedro Moreno. Fue la regidora panista Ana Karina Cibrián la encargada del discurso oficial y así nos enteramos de que doña Rita “luchó por la libertad, y lo hizo por su propia decisión, pues por su condición social y económica pudo haberse quedado al margen de la revuelta independentista, sin embargo ella asumió el riesgo impulsada por el amor a su esposo e hijos, consciente que era el momento preciso para cambiar el rumbo de su comunidad”. Bien lo dice el refrán, la ociosidad es la madre de todos los vicios, al rato nos van a salir con una ceremonia luctuosa del 130 aniversario de la muerte de Pachita López, quien fuera novia de secundaria del cadete Agustín Melgar, muerto en el castillo de Chapultepec el 13 de septiembre de 1847.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *