Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: Elba Esther, Remember La Quina

Perfil Político: Elba Esther, Remember La Quina

Por Luis Alberto ALCARAZ

AYER Y HOY. Imposible no recordar las imágenes de 1989 cuando mediante un bazucazo elementos del ejército mexicano y la Marina destrozaron la puerta de ingreso a la residencia de Joaquín Hernández Galicia, alias La Quina, el entonces poderoso dirigente sindical de Pemex. Era el 10 de enero de 1989, unas cuantas semanas después de la llegada de Carlos Salinas de Gortari a palacio nacional. Motivos para perseguir penalmente a La Quina había muchos, tantos como los hay hoy para proceder contra Carlos Romero Deschamps, sin embargo el origen de su detención estaba en el terreno de lo político: La Quina había operado en contra de Carlos Salinas de Gortari, canalizando miles de votos de los trabajadores de Pemex a favor de la candidatura de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. Conocido como “El Quinazo”, ese episodio marcó lo que sería el sexenio de Salinas de Gortari, un gobierno absolutamente poderoso como no hemos vuelto a ver otro en nuestro país. Curiosamente a Enrique Peña Nieto se le acusa frecuentemente de ser un producto político de Carlos Salinas de Gortari; podrá ser falsa la premisa, pero el arresto de Elba Esther Gordillo perpetrado el pasado martes en el aeropuerto de Toluca nos obliga a recordar aquel viejo episodio. Más aún: fue en el sexenio de Salinas de Gortari cuando desde la cúpula del poder se obligó a Carlos Jongitud Barrios a renunciar al liderazgo de la SNTE para dejar en su lugar a la maestra Elba Esther Gordillo.

LOS MISMO PERO MÁS BARATO. Al igual que con La Quina, en el caso de Elba Esther Gordillo Morales había suficientes elementos para procesarla penalmente. “No es necesario esto” –exclamó Elba Esther cuando vio su avión repleto de agentes federales con la orden de aprehensión en mano. Tal vez no era necesario, habría bastado con que el presidente Enrique Peña Nieto le pidiera su dimisión, como en su momento lo hizo Carlos Salinas con Jongitud Barrios, pero se trataba también de mandar un mensaje a todos los personajes que se encuentran en condiciones similares y que no han entrado al redil peñanietista. Por desgracia la maestra no entendió los signos de los tiempos y se envalentonó, lejos de renunciar al cargo como todos esperaban, aprovechó su cumpleaños para relegirse por otros seis años, retando a sus adversarios al grado de aportar su epitafio: “Aquí yace una guerrera, y como guerrera murió”. Por desgracia poco falta para que el epitafio se coloque en su lápida, porque durante la revisión médica a que fue sometida en el penal de Santa Martha Acatitla, Elba Esther Gordillo se desvaneció en dos ocasiones, mostró presión arterial alta, informó que padece Hepatitis C desde hace 10 años y sufre descalcificación de cadera. Nada más alejado de la poderosa imagen de rabiosa guerrera que proyectaba la lideresa magisterial hace apenas unos cuantos días.

A FAVOR Y EN CONTRA. Desde el primer minuto de su gobierno Enrique Peña Nieto sorprendió a propios y extraños con una serie de acciones y propuestas tendientes a demostrar que su gobierno será radicalmente diferente a sus antecesores. Su iniciativa del Pacto por México, avalada por los presidentes del PRI, PAN y PRD, impresionó gratamente porque demostró que lejos de comportarse como un presidente autoritario Enrique Peña Nieto está decidido a hacer de la concertación política su mejor instrumento. Esta percepción se reforzó con la reforma educativa que esta misma semana fue concretada una vez que fue aceptada por la mayoría de los congresos estatales, sin embargo Elba Esther Gordillo no entendió los mensajes y se preparó para la guerra, pretendiendo hacer la declaración de guerra en el congreso extraordinario del SNTE que se celebra desde ayer en Guadalajara. Por eso la premura por su detención el martes, para evitar que llegara al congreso y fuera arropada por sus incondicionales. Pese a la enorme satisfacción que el arresto de Elba Esther ha generado en todo el país, impresiona la forma en que algunos salen en su defensa, aunque escudándose en otros argumentos que pretender esconder el afán de defender lo indefendible. Andrés Manuel López Obrador, que recientemente había hecho alianza con la maestra, cuestionó su arresto aduciendo que se trató de otro “Quinazo”. Irónicamente La Quina declaró ayer que ambos casos son totalmente diferentes, por lo cual aplaudió la detención de la dirigente sindical.

LAS BARBAS A REMOJAR. Por supuesto que el encarcelamiento de Elba Esther Gordillo es un asunto meramente político, por lo tanto no vale la pena perder tiempo en ese debate. Líderes sindicales corruptos los hay en todo el país y en todos los ámbitos, la única diferencia estriba en que unos siguen mostrando su fidelidad perruna al régimen y otros pretendían saltarse las trancas. Para tener el pico largo hay que tener la cola muy corta, y Elba Esther no la tiene. Acostumbrada a la impunidad producto del temor que le mostraron los dos presidentes panistas, Elba Esther perdió el piso y se creyó el cuento de que era más poderosa que el Estado mexicano. Hoy seguramente tendrá muy claro que se equivocó, y eso en el mejor de los casos le ayudará a que la condena sea menor. Pero el gobierno de Enrique Peña Nieto no nos puede salir ahora con que es corrupta pero no tanto, los primeros números aportados para sustentar su arresto son realmente escandalosos, dignos de una cadena perpetua. Elba Esther Gordillo merece ser el botón de muestra para obligar al resto de líderes sindicales a regresar al camino de la decencia, porque hasta hoy todos son una bola de ladrones que disponen de las cuotas sindicales como si fueran propias. Como bien lo han señalado algunos: tan solo el valor de un par de aretes de Elba Esther es superior a lo que un profesor común puede ganar en todo un año de trabajo. De ese tamaño es el agravio en que incurrió la profesora, quien utilizó millones de dólares provenientes del SNTE para pagar sus lujosas prendas en las tiendas departamentales más exclusivas de Estados Unidos.

POSDATA. Aunque se mantiene en suspenso la reacción del SNTE, en realidad ninguno de los incondicionales de Elba Esther moverá un dedo en su defensa porque todos cojean de la misma pata. En cada estado de la República hay un mini cacique émulo de la profesora, que ha hecho lo mismo aunque en menor escala. Si el gobierno decidiera actuar en contra de ellos abundarían los elementos para encarcelarlos a todos. Por eso acatarán sin chistar la instrucción que les llegue desde Los Pinos. Debemos sentirnos privilegiados, estamos ante el nacimiento del nuevo cacique del SNTE, algo que sólo ha ocurrido tres veces en la historia. Hoy el fenómeno se repite por cuarta ocasión.

VOX POPULI. En este contexto, lo único que debemos esperare es que los líderes sindicales de México entiendan el mensaje y den paso a un proceso de democratización al interior de sus sindicatos, poniendo un freno de inmediato a sus escandalosas conductas públicas y privadas. Nadie debe esperar que se proceda penalmente en contra del líder del sindicato de Pemex Carlos Romero Deschamps, en cambio sí hay que esperar que de manera “voluntaria” presente su dimisión próximamente, abriendo la puerta para una paulatina democratización de su sindicato. Por desgracia no hay forma de que los líderes sindicales por sí solos renuncien a sus privilegios, por lo tanto es obligación del Estado mexicano presionar para que la democracia sindical interna sea una realidad y no un ofensivo remedo impuesto al gusto de las cúpulas.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *