Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: El Tamaño del Atraco

Perfil Político: El Tamaño del Atraco

Por Luis Alberto ALCARAZ

EL EQUILIBRISTA. Poco mérito se le ha concedido al alcalde Salvador González Reséndiz por mantener con relativa calma la crisis financiera que le heredó Javier Bravo.  El hecho de que el municipio siga operando con cierta normalidad, salvo algunos pequeños atrasos en el pago de la nómina, lo que hace que muchos olviden la gravedad del atraco que le infringió al municipio el entonces alcalde Javier Bravo, quien antes de asumir el poder presumía que su gobierno no sería corrupto “como el de Gustavo González”, pero al final Javier superó cualquier pronóstico, porque al menos ante la opinión pública ya está calificado como el presidente más corrupto de toda la historia de Puerto Vallarta. Gracias a la red de complicidades que tejió con el dinero del municipio, Javier Bravo se ha mantenido intocable, en cambio Gustavo González debió enfrentar un feroz juicio político que impulsaron algunos empresarios vallartenses que se sintieron afectados por los actos de gobierno de su administración. Sin embargo el balance histórico es contundente: Gustavo González le entregó el municipio a Javier Bravo con cero deuda pública, cero, ni un peso de deudas, y además con varios millones de pesos en caja para que hiciera frente a los compromisos más apremiantes, como el pago de nómina y pago de luz. 

MISTERIO DE NUESTRO TIEMPO. En contraste, Javier Bravo heredó a Salvador González Reséndiz una deuda que hasta el día de hoy no se sabe con certeza a cuánto asciende. Inicialmente el gobierno de Chava González estableció en poco más de 700 millones de pesos el monto de esa deuda, integrada principalmente por un crédito de 450 millones de pesos contraído a 15 años con Bancomer, además de otros casi 300 millones de pesos de deuda a proveedores y contratistas, dinero que hasta el día de hoy se sigue debiendo gracias a que Salvador González desconoció esa deuda y sólo ha estado pagando a quienes mediante un juicio mercantil han demostrado que su deuda es legítima. Con esto lo único que pretende el actual ayuntamiento es ganar tiempo, porque la gran mayoría de los fallos en contra se vendrán durante la próxima administración, aunque muchos serán el año entrante. Lo que sí ha estado pagando puntualmente esta administración es el crédito de los 450 millones de pesos contraído con Bancomer, crédito que desde su origen se consideró inviable, como lo sustentó un estudio realizado en su momento por el llamado bloque opositor encabezado por el entonces síndico Alfonso Bernal. Lo extraño es que pese a su postura de rechazo inicial, al final todos los regidores del bloque opositor terminaron avalando el crédito. En realidad todos los regidores de la pasada administración, incluyendo a cuatro del PAN y uno del PRD, avalaron el crédito a pesar de saber que era inviable; sólo el panista Miguel Ángel Preciado Bayardo se negó a dar su voto, de ahí en fuera todos le entraron. 

OBRAS SON AMORES. ¿Por qué los regidores que se oponían a ese crédito terminaron avalándolo? Muy simple: porque Javier Bravo los compró literalmente, dándoles diversas cantidades de dinero a cambio de su voto. Para darnos una idea de lo criminal de esa deuda vale la pena mencionar el caso del ayuntamiento de Tepic, al cual la calificadora internacional Fitch Ratings acaba de imponerle una calificación BB (mex), lo que lo coloca en posición negativa. El motivo de esa lamentable calificación es una deuda de ¡337.2 millones de pesos! contraída por los gobiernos anteriores a partir de 2009, o sea por el entonces alcalde Roberto Sandoval Castañeda, ahora gobernador de Nayarit. Si para Tepic, que es capital de estado y tiene una población de 430 mil habitantes, una deuda de 337 millones de pesos es considerada como muy grave, no hay que ser un genio de las finanzas para entender lo grave que resulta que un municipio como Vallarta, con poco más de 300 mil habitantes, arrastre una deuda cercana a los mil millones de pesos, porque aunque Javier Bravo mañosamente asegura que su deuda fue de 450 millones de pesos, el pago de la misma en un plazo de 15 años implica cerca de mil millones de pesos con todo e intereses. Lo peor de todo es que esos 450 millones de pesos fueron derrochados en su gran mayoría, como ocurrió con los más de 100 millones de pesos destinados a la compra de luminarias antivandálicas que ni siquiera pudieron ser instaladas en su totalidad por el gobierno de Javier Bravo. 

ZONA DE DESASTRE. Es fácil entender la actitud asumida por el alcalde Salvador González Reséndiz, quien nunca ha promovido una cacería de brujas en contra de Javier Bravo a pesar de la criminal deuda que le heredó. Sin embargo es importante tener en cuenta el tamaño de esta crisis para valorar el enorme trabajo que ha realizado Salvador González para evitar que el municipio se le desmorone entre las manos, para lo cual ha tenido que echar mano de créditos de corto plazo y le desincorporación de importantes propiedades del patrimonio municipal. Pero es evidente que el año entrante las consecuencias de la crisis financiera serán mucho peores por tratarse de un año electoral, y el último de esta administración. Por tratarse de un fin de sexenio estatal y federal el escenario será más complicado porque no habrá recursos federales y estatales en demasía, lo cual pondrá a Vallarta en una situación terriblemente complicada. Esos factores nos hacen anticipar la posibilidad de que el alcalde Salvador González Reséndiz decida pedir licencia en el primer trimestre del año entrante para sumarse a alguna campaña electoral, ya sea la de Enrique Peña Nieto o la de su amigo Aristóteles Sandoval. Pero siempre será muy importante tener presente que el gran responsable de esta criminal deuda se llama Javier Bravo Carbajal, quien contó con 14 cómplices de los cuales cuatro son destacados militantes del PAN y uno más representaba al PRD. Sin el apoyo de esos cinco regidores ajenos al PRI esa deuda jamás hubiera sido contraída, así de simple. 

POSDATA. A pesar de haber sumido a Puerto Vallarta en la peor crisis financiera de su historia, Javier Bravo Carbajal pretende seguir activo en la política vallartense, cuando en realidad debería estar en la cárcel por la gravedad de sus actos de gobierno. Tan solo el expediente de las más de 20 mil luminarias antivandálicas que compró contiene elementos que sustentan varios delitos, suficiente para proceder penalmente en su contra. Pero por alguna razón los panistas, que tienen en sus manos el control del aparato judicial en Jalisco, no lo han tocado ni con el pétalo de una rosa. Sin embargo es probable que el año entrante, en plena campaña electoral, Javier Bravo sea objeto de una justa persecución policiaca.

VOX POPULI. Arturo Zamora Jiménez sigue sembrando, literalmente. En días pasados todas las casas de Puerto Vallarta recibieron al menos una carta-sobre en la cual se lee un mensaje del diputado federal invitándonos a seguir sembrando para el futuro, para lo cual la carta incluía un puñado de semillas de girasol. Es evidente que Zamora sigue acariciando la posibilidad de ser candidato el gobierno de Jalisco por el PRI, aunque lo más probable es que sea nominado como candidato a una senaduría, o por lo menos a una alcaldía de la Zona Metropolitana, Zapopan de preferencia, donde ya gobernó hace años.  

 RECALENTADO. Dos años y siete meses después, el brazo de la justicia alcanzó a Pepe Muelas, quien finalmente fue sentenciado a cuatro años de prisión y un pago de 68 mil pesos por concepto de reparación del daño ocasionado por el homicidio culposo de dos mujeres. Evidentemente que le salió muy barato a quien fuera secretario particular de Javier Bravo, quien por lo visto no responderá por otros delitos colaterales, como la falsificación de una licencia de conductor que de manera irregular se tramitó gracias a las influencias de Javier Bravo.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *