Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: El PAN no se Equivocó

Perfil Político: El PAN no se Equivocó

Por Luis Alberto ALCARAZ 

DIME DE QUÉ PRESUMES… Y te diré de qué careces, reza el conocido refrán, que viene a la memoria cuando vemos a Humberto Muñoz Vargas hablando ante los panistas en su reunión mensual en las oficinas del Comité Directivo Municipal, mismas que están a punto de cerrar porque muchos panistas no pagan sus cuotas y Jesús Ruiz Higuera no tiene ni para pagar la luz, arrastrando un adeudo de 300 mil pesos a quien años atrás les vendiera el terreno donde construyeron la sede.  “El PAN no se equivocó” –afirma Muñoz Vargas, como tratando de acallar las voces cada vez más frecuentes de que el panismo vallartense cometió un gravísimo error al postular al candidato menos rentable, ya que según las encuestas la distancia entre Ramón Guerrero y Humberto Muñoz era verdaderamente abismal a favor del primero, lo cual no es extraño, ya que históricamente Beto Muñoz se ha caracterizado por su inclinación a las derrotas ya que siempre que quería ser candidato resultaba perdiendo. Hoy, por razones más mágicas que matemáticas, finalmente pudo ganar una contienda interna, aunque el futuro de su candidatura es totalmente incierto, debido en buena parte al proceso de impugnación que mantiene el diputado Ramón Guerrero Martínez.

  NO PASA NADA. Por fortuna para El Quemadito, no todo es negro en su futuro inmediato, ya que aunque El Mochilas mantiene su impugnación ante la Comisión Nacional de Elecciones del PAN, el día de ayer fue categórico al declarar a este columnista que no contempla la posibilidad de renunciar al PAN, “a menos que me hagan alguna barbaridad”. Ante la pregunta directa de si hay posibilidades de que acepte ser candidato a la alcaldía por el frente ciudadano encabezado por Enrique Alfaro, Ramón Guerrero aseguró que no, “yo nací en el PAN”, puntualiza como una forma de garantizar que no tiene contemplado emigrar de ese partido, con lo cual cierra la temporada de patos abierta por Alfaro en Puerto Vallarta para capturar un buen candidato fugado del PAN o del PRI. En cuanto a las impugnaciones de El Mochilas, contempla que en caso de un fallo adverso de parte de la Comisión Nacional de Elecciones del PAN entonces dará el siguiente paso, que es recurrir directamente al Tribunal Federal Electoral, por lo cual se antoja poco probable que el deseo de Beto Muñoz, de tener en sus manos la constancia de candidato electo el próximo 18 de marzo, cuando el panismo celebrará su comida de la unidad, se vea realizado. En el mejor de los casos podrá tener fallos favorables definitivos en las instancias partidistas, pero seguirá pendiente sobre él, como espada de Damocles, el fallo del Supremo Poder de la Federación. 

UNA CONSTANTE. Pero volviendo a la pregunta inicial, ¿se equivocó el PAN al postular a Humberto Muñoz Vargas?, la respuesta parece más que evidente. Si hacemos un repaso a los procesos anteriores veremos que en las tres elecciones perdidas por el PAN recientemente la constante es la misma: malos candidatos del PAN contra excelentes candidatos del PRI. Fue el mismo problema que padecía el PRI durante los nueve años que se mantuvo fuera del poder, cuando le era imposible ganar debido a que postulaba a los candidatos menos indicados. En 1995 la primera derrota del PRI se debió a varios factores, en primer lugar a la crisis nacional derivada del error de diciembre del 94, que cambió el escenario electoral y puso al PRI contra la pared. Pero al mismo tiempo el PRI Vallarta se fracturó cuando el candidato de Rafael Yerena fue derrotado por Sergio Arat Sánchez Cervantes en aquella histórica convención del hotel Krystal. Al mismo tiempo el PAN salió con candidato de unidad en la persona del empresario Fernando González Corona, quien gracias a su fortuna personal pudo hacer una campaña con mayores recursos que la del PRI. Podemos recordar que Fernando rentó varios vehículos para prestar el servicio de recolección de basura ante la incapacidad financiera del ayuntamiento encabezado por Rafael Yerena Zambrano para ofrecer ese servicio de manera satisfactoria.

UNA TRAS OTRA. En el 1997 el PRI postuló a Rodolfo Gómez Bernal en un proceso que fracturó al partido, mientras que el PAN lanzó a un candidato carismático como David Cuevas. En el 2000 el PAN arrancó con un candidato muy carismático, Rodolfo Domínguez Valle, quien con su muerte permitió que un panista tan gris como Pedro Ruiz Higuera cumpliera su sueño de ser alcalde. En el 2003 las cosas se invirtieron y el PRI lanzó candidato de lujo con Gustavo González Villaseñor, mientras que el PAN le puso enfrente ese flan llamado Eva Contreras. En el 2006 pasó lo mismo, un carismático priista, Javier Bravo, contra un panista sin carisma, Miguel Ángel Preciado. Tres años después, lo mismo pero peor: ante un candidato altamente carismático como Salvador González Reséndiz, el PAN respondió con más de lo mismo, Ignacio Guzmán García. Hoy el escenario parecía preparado para que el PAN lanzara un candidato altamente rentable en la figura de Ramón Guerrero, sin embargo los intereses pudieron más y terminaron imponiendo a Humberto Muñoz Vargas, quien al día de hoy no logra explicarse cómo fue que logró ganar la convención municipal. Para fortuna del PAN, el PRI hizo lo mismo, optando por el candidato menos posicionado, ya que Adrián Méndez estaba muy por debajo de Ramón Chávez y Andrés González en las preferencias electorales.

POSDATA. Lo más lamentable del PAN es que en las últimas seis elecciones prácticamente ha reciclado a la mayor parte de sus candidatos, ya que Ignacio Guzmán García fue precandidato en el 97, en el 2000 y en el 2009. Lo peor es que Ignacio Guzmán, no contento con sus tres derrotas previas, sumó el mes pasado su cuarto fracaso al perder la elección interna para candidato a diputado federal.

VOX POPULI. Lo mismo pasó con Humberto Muñoz Vargas, quien intentó ser candidato del PAN a la alcaldía en 2003 y fue derrotado por Eva Contreras. Tres años después lo intentó de nuevo y perdió ante Miguel Ángel Preciado Bayardo en el 2006. Hoy finalmente logró ganar la candidatura en su tercer intento, aunque el proceso fue terriblemente desaseado y pende sobre él la posibilidad de una anulación. Por eso Beto Muñoz se la pasa asegurando que “el PAN no se equivocó” al postularlo como su candidato a la alcaldía.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *