Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político de Vallarta: Una Vieja Comedia

Perfil Político de Vallarta: Una Vieja Comedia

Por Luis Alberto ALCARAZ

GENIO Y FIGURA. Pareciera que está escrito en la Biblia que cada tres años, justo a punto de que salga la vieja administración municipal, se desatará una guerra de desplegados entre presuntos representantes de la sociedad civil vallartense y autoridades del ayuntamiento a punto de terminar su mandato. Lo anterior lo vimos hace justamente tres años, cuando las fuerzas vivas en pleno se manifestaron públicamente para exigirle al alcalde Gustavo González Villaseñor que no se atreviera a concretar un cambio en el Plan de Desarrollo Urbano del municipio, so pena de someterlo a todo tipo de sanciones como las que ya en su momento se intentaron, especialmente el juicio político. Hoy de nueva cuenta encontramos en la prensa los mismos desplegados con los mismos argumentos, aunque firmados por actores distintos. De cualquier forma el tono es el mismo, una clara advertencia al presidente municipal saliente para que no se atreva a modificar al cuarto para las doce el Plan de Desarrollo Urbano, un plan que sólo los enterados conocen a profundidad porque al ciudadano común eso lo tiene sin cuidado, embarcado como está en cosas más urgentes como la de llegar vivo a Navidad.



LA DIFERENCIA. Como dijera esa gran experta de la lengua española Eva Contreras, la “diferiencia” en esta ocasión radica en que la batalla entre ipecos y ayuntamiento no cuenta con el apoyo del alcalde electo, Salvador González Reséndiz, ni está respaldada por ese ajonjolí de todos los moles llamado Javier Orozco, 

lo cual de entrada le quita presión al asunto y lo despolitiza, permitiendo que las partes respondan en consecuencia. Y si los abajofirmantes publicaron un desplegado de plana completa en letra de 10 puntos que exige lupa para su correcta y cómoda lectura, el ayuntamiento respondió con dos planas con igual tamaño de letra, ocasionando que el pleito se libre sólo entre expertos de la materia, excluyendo al grueso de la sociedad vallartense de un asunto que a lo mejor nos puede interesar. Por lo mismo, sería muy bueno que el ayuntamiento nos dijera por qué ese histórico empeño de aprobar en las últimas semanas del trienio un documento que no pudieron modernizar durante los tres años de mandato. Hace tres años Javier Bravo Carbajal firmó un desplegado similar en contra de Gustavo González Villaseñor, por eso extraña que hoy incurra en lo mismo que tanto cuestionó.



BUENO QUE PARECE MALO. Cuando ya faltan menos de 50 días para el cambio de gobierno municipal sorprende que nuestros regidores se empeñen en modificar un documento que ciertamente requiere un proceso de consulta y negociación muy intenso, por lo tanto lo mejor sería que el alcalde Javier Bravo desplegara banderas blancas y se dedicara a hacer sus maletas, como hace tres años le sugirió a un Gustavo González Villaseñor que se empeñaba en ejercer el poder hasta el último minuto. Incapaces de resolver asuntos tan triviales como el autorizar o rechazar un nuevo permiso para una tienda OXXO, nuestros regidores de plano se exponen a un fallo garrafal al pretender modernizar el Plan de Desarrollo Urbano a unos cuantos días de que termine su gestión. Porque si lo que señalan los firmantes del desplegado es cierto, resulta grave y peligroso que el ayuntamiento pretenda aprobar un uso de vivienda tipo 5 que permitiría la construcción de viviendas de tan solo 35 metros cuadrados. Si una casita de Infonavit de 60 metros cuadrados es una pichonera, ¿qué puede caber en una construcción de 35 metros cuadrados? Ni la conciencia de algunos ediles, que ya sabemos que es muy chiquita.



TODOS A EMPACAR. Como bien dicen, en política no hay vacíos, por lo tanto el enorme hueco que está dejando Salvador González Reséndiz obligadamente es llenado por el alcalde, Javier Bravo, quien en la recta de su gobierno todavía se da tiempo para pelearse con sus amigos que lo acompañaron a lo largo de este sinuoso gobierno, como le pasó con César Estrada, a quien le aceptó la renuncia a Reglamentos la semana pasada luego de un altercado personal. Lo malo fue que un simple pleito de amigos por cuestiones de poder es visto hacia fuera del ayuntamiento como un escándalo de corrupción. Lo cierto es que César Estrada salió de Reglamentos porque se le olvidó que Javier Bravo todavía es presidente municipal y se empeñaba en tomar decisiones como si se mandara solo, por eso el alcalde le aceptó su renuncia, por un simple principio de autoridad. Eso no quiere decir que en Reglamentos no haya corrupción, por el contrario, esa corrupción va más allá del jefe en turno, es endémica, está en la sangre de los inspectores y seguirá más allá del 31 de diciembre. En concreto, valdría la pena que a estas alturas del trienio los regidores y el alcalde destinaran su tiempo a poner en orden sus asuntos, dejando para la próxima administración asuntos tan delicados como el de modificar el Plan de Desarrollo Urbano.



POSDATA. La muerte de Carlos Briseño tiene muchos responsables, a pesar de tratarse de un suicidio. Ojalá que la sangre derramada sirva para que finalmente la Universidad de Guadalajara entre en una etapa de modernización y transparencia, porque mientras siga siendo el feudo de Raúl Padilla López hasta los suicidios serán sospechosos.



VOX POPULI. El velorio de Briseño fue una contundente demostración de lo hipócritas que suelen ser los políticos, porque ante su féretro no estuvieron muchos de los que lo rodearon durante los meses que duró su fallido rectorado. Sinceramente esperamos que su muerte no sea inútil, que al menos sirva para provocar un poco de vergüenza entre quienes lo traicionaron y lo marginaron ilegalmente en aras de proteger sus privilegios.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *