Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político de Vallarta: Tumbando Puentes

Perfil Político de Vallarta: Tumbando Puentes

LA BUENA Y LA MALA. La buena noticia es que nuestros diputados aprobaron una propuesta de ley para que el próximo 20 de noviembre se considerara día feriado y por lo tanto fuera inhábil, con lo cual se podría construir otro hermoso puente que iría del jueves 19 de noviembre al lunes 23 de noviembre. Lo malo es que gracias a los llamados fines de semana largos, diseñados por el propio Congreso para tratar de reactivar el turismo nacional, el lunes 16 de noviembre  fue considerado no laborable para que se hiciera el puente que empezó el viernes pasado y culminó ayer martes. Este fin de semana largo le quita al 20 de noviembre su histórica condición de día feriado, aunque por alguna razón los señores diputados no tomaron en cuenta esa situación y aprobaron los dos puentes, con lo cual ésta estaba proyectada para ser la semana más corta del año, tan solo de martes a jueves. Por primera vez en su historia moderna, los diputados federales hicieron algo que llenó de regocijo a millones de mexicanos que ya estábamos haciendo planes para disfrutar de lo lindo dos fines de semana largos pegaditos, como genial preámbulo a la temporada vacacional decembrina. Pero ahora resulta que nuestros diputados ni siquiera sirven para hacer puentes, 

cosa que es preocupante porque era lo único que sabían hacer bien.


LA MALA NOTICIA. El problema llegó después, cuando se armó el escándalo por el desfiguro de los diputados, lo cual generó encendidas protestas especialmente en el llamado sector productivo. De inmediato los empresarios advirtieron el terrible daño que dos puentes seguidos le harían a la planta laboral, argumentando que en las presentes condiciones económicas ningún mexicano es capaz de financiarse dos puentes en una misma semana. ¡No manchen! La verdad es que ni siquiera podemos financiar un solo puente como ellos lo entienden, porque piensan que desde el viernes pasado todos los mexicanos nos fuimos a la playa a disfrutar de nuestro All Inclusive, cuando la verdad es que para lo único que alcanza es para trepar a la familia al democrático cochecito y llevársela a pasar el día en algún río o playa popular, comiendo tortas de jamón o alguna carnita asada. En realidad lo que les asustó a los señores empresarios fue el hecho de que se verían obligados a pagar a cientos de miles de trabajadores que obligadamente deberían laborar ese 20 de noviembre un salario triple, como lo establece la Ley Federal del Trabajo. Por eso pegaron el grito en el cielo y exigieron a los senadores que corrigieran el error del los diputados.



LA VOZ DEL AMO. Empleados como son de las grandes corporaciones, la mayoría de los senadores de inmediato corrigió el desliz de sus pares de la cámara baja y dejó muy claro que sólo habría un puente en esta semana, el que se acabó ayer, así que el próximo viernes tendremos que trabajar como si fuera un día común y corriente. Lo malo es que hasta donde entiendo el 20 de noviembre se sigue celebrando con todo y su desfile, lo que quiere decir que toda la estructura educativa del país se centrará en esa bonita parada cívica que en Puerto Vallarta nomás sirve para que los caballos de los charros llenen de estiércol el empedrado del centro de la ciudad. El caso es que el gozo se fue al pozo por culpa de los intereses de los señores empresarios, que se empeñan en seguir teniendo ganancias como en los tiempos en que los perros eran amarrados con longaniza. Hoy, cuando el índice de desempleo llega a un histórico 6%, los ipecos se duelen de tener que pagar dos días festivos en una sola semana. Por desgracia esa medida de los diputados ha sido la única buena noticia que habían recibido los ciudadanos de parte de sus representantes populares, aunque el gozo duró apenas 72 horas, porque finalmente los senadores enmendaron la plana y todos nos quedamos vestidos y alborotados. Porque resulta que el grueso de los trabajadores mexicanos no tienen semana inglesa, ni jornadas de 6 o 7 horas diarias, tampoco tienen dos meses de vacaciones ni 50 días de aguinaldo, así que la única prestación que les alegra la vida es algún puente o la celebración de días festivos.


MUY A LA MODA. El que se puso a la moda y actuó en consecuencia con los senadores fue el jefe de la policía, Javier López Ruelas, quien en un momento de rabia y desesperación dinamitó en segundos un puente que con mucho esfuerzo ha venido construyéndose entre Puerto Vallarta y Bahía de Banderas. A raíz del asesinato de un policía municipal a manos de un grupo proveniente de Nayarit, el jefe policiaco de Vallarta se quejó de que no hubo coordinación con el ayuntamiento de Bahía de Banderas para tratar de detener a los sicarios y, por el contrario, pareciera que hubo un gran esfuerzo en Nayarit por proteger a los asesinos. Por eso López Ruelas anunció de inmediato que habría denuncias penales en contra del jefe de la policía de Bahía de Banderas y del secretario de Seguridad Pública de Nayarit, aunque en realidad en Nayarit no existe esa dependencia por lo que las funciones de seguridad recaen dentro del ámbito de la Procuraduría General de Justicia del Estado. Se entiende el malestar de López Ruelas, pero la verdad es que se aceleró al quejarse en contra del gobierno de Héctor Paniagua, sobre todo porque casi al mismo tiempo el subdirector de la policía vallartense declaró que sí sostuvo comunicación y coordinación con el jefe de la policía de Bahía de Banderas durante el operativo para tratar de capturar a los sicarios.


POSDATA. En lo personal creo que si Javier López Ruelas en verdad quiere manifestar su solidaridad con su gente lo mejor que puede hacer es donar su camioneta blindada para que sea utilizada como patrulla en el operativo Gaviota donde fue acribillado el policía. En lugar de acomodar unos costalitos de arena en el punto de vigilancia, les sería de mayor utilidad a los gendarmes ser dotados de un vehículo blindado y de buen armamento para evitar otra desgracia. Digo, si López Ruelas dijo en su momento que no le importaba la camioneta blindada, pues es un buen momento para demostrarlo y ganarse el respeto de la tropa.


VOX POPULI. Si ya quedó claro que los malandrines le declararon la guerra a la policía vallartense, y también quedó claro que los malos vienen de Nayarit, ¿pues qué están esperando para blindar el acceso norte de la ciudad? Hay que poner barricadas, más cámaras, más patrullas y más elementos armados hasta los dientes en el sitio donde fue ultimado el policía, para estar listos ante una nueva agresión. Y de pasadita hay que investigar quién es el culpable de que algunos policías y agentes de Tránsito se vean obligados a trabajar solos, cuando la norma establece que cuando menos deben operar en pareja.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *