Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político de Vallarta: Rapiña Política

Perfil Político de Vallarta: Rapiña Política

Por Luis Alberto ALCARAZ

EL RECLAMO. Aunque históricamente los regidores del PAN se quejan de que el gobierno priista no les da juego, principalmente en eventos de lucimiento como las ceremonias cívicas, en la práctica es evidente ver a los regidores panistas presentes en la mayoría de los eventos encabezados por el presidente municipal, incluso a menudo ellos mismos pronunciando el discurso principal. Aunque a pocos en Puerto Vallarta les interesa ese tipo de ceremonias, a nuestros regidores panistas les atraen como a las moscas la miel, así que en cuanto ven un fotógrafo de prensa de inmediato ponen la mejor de sus sonrisas para colarse en el boletín oficial. Y ya no se diga de eventos mayores, como la inauguración de obras importantes o la entrega de recursos públicos en eventos de la presidencia municipal. Junto a los regidores del PAN destacan algunos ediles del PRI expertos en colarse en la foto, demostrando un oportunismo digno de otras causas. Para suerte de ellos no se advierte una intención del alcalde Salvador González Reséndiz de marginar a los seis regidores panistas de sus eventos públicos, por el contrario, sin importar el nivel del evento siempre se les gira puntual invitación, a lo cual ellos responden por lo general con su grata presencia. Por eso extrañó en días pasados que fuera el propio alcalde de Puerto Vallarta quien se quejara públicamente de que son los panistas quienes no lo invitan a sus eventos oficiales que realizan en Puerto Vallarta.

 EN EL CORRAL AJENO. En este espacio ya habíamos señalado la actitud oportunista del diputado del PAN, Ramón Guerrero, quien sin más esfuerzo que el de posar para la foto se aparece en cuanto evento político tiene al alcance para tratar de dar la impresión de que gracias a su esfuerzo se han realizado determinadas obras.

 En el marco de una gira de trabajo del Secretario de Desarrollo Social, el diputado Ramón Guerrero difundió un boletín de prensa en el que aseguraba que “el gobierno del estado y el diputado local” habían repartido casi un millón de pesos a los habitantes de la colonia La Floresta. En realidad el que entregó el casi millón de pesos a los vecinos afectados por las lluvias fue el secretario de Desarrollo Humano Martín Hernández Balderas, quien extrañamente sólo estuvo acompañado de regidores del PAN y del diputado del mismo partido, a pesar de que el protocolo establece que en este tipo de eventos se debe correr la cortesía de invitar a las autoridades municipales. El problema es que los panistas se han olvidado de las cortesías políticas, y a pesar de que le exigen al alcalde que los invite a todos sus eventos, cuando ellos realizan un evento o cuando viene un funcionario del estado a entregar recursos optan por no convocar al alcalde con la evidente intención de que a los beneficiarios les quede claro que el gobierno municipal no tiene nada que ver en la entrega de esos recursos.

 MAL EDUCADITOS. A pesar de que el propio Salvador González Reséndiz se topó con el Secretario Martín Hernández en el aeropuerto de Vallarta, el funcionario estatal no tuvo la decencia de informarle que realizaría un acto público en una colonia del municipio, y mucho menos tuvo la cortesía de invitarlo en su carácter de primera autoridad del municipio. Por eso durante la entrega de esos modestos recursos sólo estuvieron presentes algunos regidores del PAN y el diputado panista Ramón Guerrero, quien de inmediato emitió un boletín de prensa presumiendo que había entregado junto al gobierno estatal un millón de pesos en beneficio de algunas familias de Puerto Vallarta. Acostumbrado a decir las cosas de frente, el alcalde Salvador González reclamó en la prensa y en el pleno de ayuntamiento la grosería de algunos funcionarios panistas del gobierno estatal que vienen a Puerto Vallarta casi en secreto a encabezar eventos gubernamentales que terminan con un burdo tinte partidista. Lo anterior ratifica la vulgar estrategia de los panistas de Jalisco de aprovechar los recursos públicos del gobierno estatal para tratar de beneficiar la imagen del PAN en Puerto Vallarta con miras a las elecciones del 2012, lo cual pudiera implicar un desvío de recursos públicos en beneficio de un partido político, lo que está claramente tipificado como delito por la ley electoral.

EL REY DEL OPORTUNISMO BLANCO. En este contexto, el que sigue dando la nota es El Mochilas, también conocido como Ramón Demetrio Guerrero, quien se ha creído el cuento de que puede ser el próximo candidato del PAN a la alcaldía de Puerto Vallarta y se la pasa en las colonias del municipio buscando la forma de proyectarse políticamente. Acompañado de la regidora Dulce María Flores, El Mochilas recorrió la semana pasada algunas calles de las colonias La Floresta y jardines del Puerto, donde repartió lo único que sabe dar: saliva, toneladas de saliva. Al hablar con un puñado de vecinos de esa zona, El Mochilas abrió su juego al presumir que cuenta con el apoyo de Gabriel Cruz Ramírez, residente local de la Secretaría de Desarrollo Rural, quien facilitará maquinaria del gobierno del estado para hacer trabajos en las colonias afectadas por las lluvias. En el esquema de proselitismo de El Mochilas se encuentra también el Arq. Oscar Montiel Cervantes, quien fuera funcionario municipal durante alguna de las pasadas administraciones panistas. Ya sin ningún tapujo, El Mochilas pronunció su discurso como si anduviera en campaña: “Necesitamos hacer equipo para trabajar en las soluciones que otros prometieron y que no les llegan, sé que el cemento no les resolverá todo porque tendrán que invertir en quien les haga el trabajo. Nos comprometemos en buscar más apoyos, aunque nos critiquen; como su diputado local el compromiso es ayudarlos. Y si podemos hacerlo en equipo con la regidora Dulce María Flores, con el arquitecto Oscar Montiel que está regalando su trabajo y con la maquinaria del gobierno del estado lo haremos con gusto”.

 POSDATA. Abiertamente, El Mochilas acuñó lo que seguramente será su frase de campaña: “Necesitamos hacer equipo para trabajar en las soluciones que otros prometieron y que no les llegan”. En aras de su beneficio personal, el diputado panista olvidó muy pronto su ofrecimiento público de hacer equipo con el alcalde Salvador González Reséndiz y hoy prefiere irse por la libre, a espaldas de las autoridades vallartenses, utilizando recursos del gobierno estatal para tratar de beneficiar políticamente al PAN.

 VOX POPULI. Lo irónico del asunto es que durante ese recorrido que El Mochilas realizó por La Floresta, uno de los ciudadanos que una semana antes había recibido un cheque del gobierno del estado en el mismo acto en donde estuvo el diputado, prácticamente se burló del apoyo recibido al señalar lo siguiente: “perdí todos mis muebles y recibí la fabulosa ayuda de un cheque por mil 400 pesos y con eso no es posible recuperar casi nada”. De ese tamaño son las soluciones que El Mochilas sí está dando a los vallartenses.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *