Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político de Vallarta: PRI, Sobreseguro

Perfil Político de Vallarta: PRI, Sobreseguro

 

Por Luis Alberto ALCARAZ

LAS REGLAS DEL JUEGO. Primero el PRI Vallarta, léase Rafael Yerena Zambrano, y después del PRI Jalisco, entiéndase Rafael González Pimienta, establecieron el mecanismo que se aplicará para la selección de los candidatos tricolores que buscarán un cargo de elección popular en las elecciones del año entrante. En el Consejo Político vallartense se acordó que su candidato a la alcaldía saldrá de una convención por delegados, lo cual fue ratificado el sábado pasado por el Consejo Estatal del PRI Jalisco, donde se acordó que en 70 de los 125 municipios el PRI postulará candidatos mediante convenciones por delegados, lo que implica que se sacarán adelante aquellos proyectos que representen los intereses de los grupos que controlan el Partido. En el resto de municipios se impondrán candidatos de unidad y en unos cuantos se designarán candidatos mediante consulta a las bases, algo que por desgracia no se aplicará en Puerto Vallarta, donde toda la maquinaria que encabeza Rafael Yerena Zambrano ya está operando a favor de Adrián Méndez, actual director de Desarrollo Social. Estamos ante un remake de la película del 2009, cuando Rafael Yerena y el alcalde de Puerto Vallarta coincidieron en impulsar al director de Desarrollo Social, sólo han cambiado algunos nombres, el del director de Desarrollo Social que ahora es el Archie y el del alcalde que es Chava González. Rafael Yerena sigue en la misma posición, mientras Javier Bravo es cosa del pasado.

 PRIMERO LO PRIMERO. Primero que nada el priismo nacional resolvió que su candidato a la presidencia de la república saldrá de una elección abierta a toda la base militante, cuyos miembros elegirán entre Enrique Peña Nieto y Manlio Fabio Beltrones, además de algún otro calenturiento que seguramente se apuntará al cuarto para las doce con la intención de vivir sus 15 minutos de fama. Sin embargo está claro que Peña Nieto no tiene quién le haga sombra, por lo tanto Beltrones jugará un papel de palero a fin de darle una mayor proyección al mexiquense. Con un candidato de unidad de lujo, el PRI optó por simular una contienda democrática con la intención de aprovechar al máximo los espacios que concede la ley electoral a los partidos que decidan hacer contiendas internas. En cambio, para elegir candidatos al senado y a las diputaciones federales el PRI optará por convenciones por delegados, lo cual permitirá la imposición de candidatos que respondan a los intereses grupales. En el caso del 05 distrito con cabecera en Puerto Vallarta, este mecanismo permitirá la postulación de candidatos afines al proyecto de Rafael Yerena, cerrando el paso a aspirantes incómodos como Antonio Lugo Morales, quien sigue creyendo que por su amistad con Manlio Fabio Beltrones puede conseguir esa candidatura. A lo mejor lo logra un día por su natal Sonora, pero si es por Vallarta que espere sentado. Ese escenario beneficia enormemente a Rafael González Reséndiz, quien lleva mano a la hora de optar por la diputación federal o local.

 LOS ESCENARIOS. Sin embargo el prominente futuro de Rafael González Reséndiz pasa por el futuro político de su padre Rafael González Pimienta, quien es un fuerte aspirante a una candidatura al senado de la República. Si ese fuera el caso, Rafita se verá obligado a declinar en sus aspiraciones, aunque será momentáneamente porque no hay ninguna duda en cuanto a que el hijo mayor de González Pimienta será el aspirante más fuerte a la candidatura del PRI a la alcaldía en el 2015. Si González Pimienta decidiera sacrificarse en favor de sus hijos, entonces Rafita tendrá el camino libre para buscar la diputación, la que quiera, la local o la federal, ya que ambas son igualmente complicadas y por lo mismo poco disputadas, aunque eso no impide que el cetemista Jorge Luis García siga trabajando para amarrar la diputación local. Lo malo es que ambos forman parte del mismo grupo, lo cual lejos de ayudar al PRI generará un enorme malestar entre los grupos rivales a la CTM, que también reclaman su rebanada de pastel, especialmente para Javier Bravo o Gustavo González Villaseñor.

LOS 7 ENANITOS. En cuanto a la gubernatura, el mecanismo de selección será también la convención estatal por delegados, en la cual el alcalde de Guadalajara Aristóteles Sandoval tiene todos los dados cargados. Si el PRI le está dando juego a siete aspirantes es precisamente para darle legitimidad al proceso, pero la mayoría de esos aspirantes carece de posibilidades de ganarle una convención a Aristóteles Sandoval. Ni siquiera Ramiro Hernández podría hacerle sombra al alcalde tapatío, mucho menos la eterna María Esther Sherman Leaño o los alcaldes Héctor Vielma y Miguel Castro. Y ni qué decir de Trino Padilla López, quien sigue jugándole al priista a pesar de que todo Jalisco sabe que es pieza incondicional de su hermano Raúl Padilla López que a veces juega con el PRI y casi siempre con el PRD. En cuanto al diputado Arturo Zamora, está claro que su papel en esta contienda es con miras a la candidatura a senador, cargo que se merece de sobra debido a su perfil y a su cercanía con Enrique Peña Nieto. Ante lo evidente de la candidatura de Aristóteles Sandoval, es obvio que el resto de aspirantes sólo tendrá que decidir qué candidatura de consolidación van a buscar, especialmente Ramiro Hernández, quien sólo tiene que resolver si será candidato a la alcaldía de Zapopan o a la de Guadalajara. Los demás se conformarán con lo que les caiga, ya sea una diputación local o una federal, lo importante es seguir en el presupuesto.

 POSDATA. El problema de la elección por convención, en el caso de Puerto Vallarta, es que ambos aspirantes, Adrián Méndez y Andrés González, están convencidos de que pueden ganar, lo que implica que ninguno está mentalizado para perder. Y cuando alguien no se prepara para perder entonces, en lugar de aceptar su fracaso, opta por gritar a los cuatro vientos que ha sufrido un fraude. Lo ideal sería una contienda democrática abierta a toda la base militante y simpatizantes del PRI, pero los priistas vallartenses no están preparados para la democracia, especialmente Rafael Yerena Zambrano que siempre ha sido un gran impulsor de los candidatos de unidad, que en el lenguaje cetemista quiere decir “candidatos de dedazo”.

  VOX POPULI. Lo peor de todo es que Rafael Yerena es muy malo para repartir el pastel, ya que siempre se quiere quedar con la mayor parte. Cada tres años impone al candidato a la presidencia, pero al mismo tiempo exige por lo menos cuatro posiciones en la planilla para sus incondicionales y un buen número de cargos en el ayuntamiento para sus más allegados. Esa política gandalla del jerarca cetemista es lo que podría colocar al PRI Vallarta al borde de una enorme fractura el año entrante, así que es importante que alguien le enseñe matemáticas al Líder, porque quien sólo se empeña en sumar y multiplicar lo único que logra es restar y dividir.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *