Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político de Vallarta: Deudas y Dudas

Perfil Político de Vallarta: Deudas y Dudas

Por Luis Alberto ALCARAZ

QUÉ TANTO ES TANTITO. Luego de hacer campaña pregonando a los cuatro vientos que Puerto Vallarta arrastraba una deuda pública de mil 800 millones de pesos, Ramón Guerrero Martínez, ya como presidente municipal, metió el acelerador a fondo y subió a más de tres mil millones de pesos el monto de la deuda heredada por Salvador González Reséndiz. Tras casi un mes de especulaciones, El Mochilas anuncia que este miércoles dará a conocer los pormenores de la polémica deuda, aunque en los días anteriores se ha dedicado a filtrar algunos detalles, como el dato de que tan solo a dos empresas, Puerto Park y Envir Eau de México el ayuntamiento deberá pagar 720 millones de pesos por conceptos de juicios perdidos por litigios presentados durante el gobierno de Javier Bravo Carbajal. La cifra anterior, sin sumarle los 90 millones de pesos que también deberán pagarse a la empresa concesionaria del estacionamiento de la plaza de El Pitillal, iguala la cantidad de los 720 millones de pesos que había presumido Salvador González Reséndiz como monto total de la deuda que dejaría a la nueva administración, presumiendo que era la misma deuda que recibió de Javier Bravo. Técnicamente no hay forma de llamarle deuda pública a esos fallos judiciales que el municipio deberá enfrentar, sin embargo es lógico que El Mochilas los meta en la misma cuenta para generar la impresión de una enorme crisis financiera en el municipio que trata de gobernar.

UNA BOMBA MEDIÁTICA. Ante la disyuntiva de tender puentes hacia el próximo gobierno de Jalisco de extracción priista, o tratar de dinamitar la posibilidad de que Salvador González Reséndiz sea el próximo Secretario de Finanzas del estado de Jalisco, El Mochilas optó por lo segundo, principalmente porque un escándalo de tamaño nacional le permitirá justificar los errores de su naciente gobierno atribuyéndole a la administración anterior todos los males posibles. Ante esto es inevitable contrastar las actitudes asumidas por Salvador González y Ramón Guerrero, ya que el primero asumió la criminal deuda que le dejó Bravo sin hacer gestos, el segundo de plano no desaprovecha cuanta oportunidad tiene para responsabilizar al gobierno anterior de la inmovilidad que padece el actual gobierno municipal. Era lógico que Salvador González apechugara el desastre financiera que le dejó Javier Bravo por el hecho de militar en el mismo partido y haber sido parte de la misma administración, sin embargo no deja de llamar la atención que nunca, ni en su peor momento, Chava González responsabilizó a la deuda pública de la crisis financiera del municipio. Eso sí, en lugar de ponerse llorar buscó dinero hasta debajo de las piedras para garantizar el funcionamiento del ayuntamiento, y cuando ya no encontró dinero pues de plano vendió todo lo vendible, así fueran terrenos del municipio o vehículos presuntamente chatarra. En cambio El Mochilas luce apanicado, sin capacidad para desplegar el vuelo en el primer mes de su gobierno, atinando sólo a responsabilidad al gobierno anterior de la criminal crisis financiera que le dejó.

SIN BULES PARA NADAR. Al apostarle por la campaña mediática en contra del gobierno anterior, El Mochilas podrá ganar tiempo, sin embargo a la gente no le importa el pasado puesto que en su campaña El Mochilas prometió tener las soluciones para los vallartenses, de ahí que la luna de miel entre el alcalde y quienes lo llevaron a la presidencia durará mucho menos que cualquier otra luna de miel. Vamos, ni la luna de miel ni siquiera duró un mes al interior de su cabildo, donde los llamados regidores ciudadanos muy pronto se levantaron en armas en contra de su líder moral. Y es que de plano El Mochilas, aquél gordito bonachón que llegó de Ayutla a enamorar panistas con buen trato, no aparece por ningún lado. En su lugar está sentado un tipo arrogante y prepotente que más que alcalde se siente emperador. El problema es que hay mucha diferencia entre gobernar Ayutla y hacerlo en Puerto Vallarta. Si allá hizo y deshizo, aquí su mano derecha no podrá hacer nada sin que se entere su mano izquierda. Pese a todo, El Mochilas sigue siendo un auténtico enigma, un garabato, para la mayor parte de la prensa y la clase política vallartense, que de plano no encuentran la forma de tratarlo.

CON PELOS Y SEÑALES. Por eso este día, cuando el alcalde anuncie el monto total de la deuda pública y los conceptos que la integran, deberá ser especialmente generoso en los detalles. El evento que se realizará este miércoles a partir de las 9:30 de la mañana en el River Café tendrá un atractivo especial ya que el alcalde Ramón Guerrero anunció también que dará a conocer los nombres de funcionarios de la pasada administración contra los que se procederá penalmente por el asunto de la deuda pública. Lo anterior fortalece la hipótesis de que estamos ante una estrategia mediática de distracción porque resulta difícil de creer que en menos de un mes ya se tengan comprobados presuntos actos de corrupción que merecen ser perseguidos por la vía penal. De cualquier forma, haga lo que haga El Mochilas, es evidente que sus denuncias no tendrán mucho futuro por el simple hecho de que el Congreso de Jalisco ya está controlado por el PRI y en unos cuantos meses más todo el aparato estatal estará en manos del PRI, dando por hecho que desde ya el poder Judicial responde a los intereses del PRI, como lo asegura Ramón Guerrero al afirmar que el mismísimo Rafael González Pimienta operó con algunos jueces para evitar que su hijo Salvador fuera sometido a juicio penal por negarse a pagar los montos millonarios de los litigios perdidos. En el fondo la estrategia está clara: evitar que Salvador González Reséndiz sea el próximo Secretario de Finanzas del gobierno de Jalisco.

POSDATA. La jugada de El Mochilas es de alto riesgo, ya que desde ahora está apostando todo el futuro de su gobierno al manto protector de Ricardo Monreal, quien realmente tendrá un margen muy escaso para operar en el Congreso de la Unión. De cualquier forma El Mochilas ya entregó a los diputados federal del Movimiento Ciudadano los proyectos ejecutivos que amparan obras por mil 300 millones de pesos, recursos que difícilmente se conseguirán debido a la escasa representación que estos diputados opositores tienen en la nueva cámara de diputados.

VOX POPULI. Lo más divertido de todo es que El Mochilas obligadamente tendrá que ir en contra del gobierno de Javier Bravo, desde donde se origina todo el caos financiero del municipio debido al primer crédito de 450 millones de pesos que todo mundo sabía que era inviable, empezando por los cinco regidores panistas de aquel ayuntamiento que terminaron avalando el crédito a cambio de muy jugosas remuneraciones. Pero esa es una historia que debe recordarse aparte.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …