Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político de Vallarta: Apretando Tuercas

Perfil Político de Vallarta: Apretando Tuercas

Por Luis Alberto ALCARAZ 

EL SELLO DE LA CASA. Como parte de su estrategia para golpear al priismo vallartense los regidores del PAN dieron un golpe de timón y recuperaron lo que mejor saben hacer: jugar el papel de oposición. Utilizando como punta de lanza al diputado local Ramón Guerrero, los regidores vallartenses encabezados por Ignacio Guzmán García ofrecieron una rueda de prensa en la ciudad de Guadalajara en la que hicieron público su reclamo a la Auditoría Superior del Estado de Jalisco para que finque responsabilidades ante lo que se considera el mayor desastre financiero de la historia de Puerto Vallarta. Y es que los panistas empiezan a sentir pasos en la azotea ante el eficiente trabajo que está realizando el ex alcalde Javier Bravo Carbajal, quien, se dice, está invirtiendo cantidades millonarias para limpiar su cuenta pública del 2009. Con la mayoría del congreso en manos del PRI, Javier Bravo podría terminar limpiando sus cuentas, lo cual sería un gravísimo golpe a la legalidad, porque un crimen como el que se cometió con las finanzas de Puerto Vallarta en la pasada administración no puede quedar impune. Alguien debe ir a la cárcel por ese cochinero, ya sea al ex alcalde Javier Bravo o su tesorera Aurora Arreola, porque de lo contrario quedaría claro que vivimos en un mundo sin ley.

 Por desgracia a los panistas sólo los mueve el interés político, desprestigiar al PRI para que ellos puedan recuperar el poder en el 2012.

 LA IMPUNIDAD. Al margen de los intereses partidistas, es justo que la Auditoría Superior del Estado de Jalisco realice una revisión a fondo de las cuentas públicas de Javier Bravo, porque hay sobradas evidencias para configurar delitos graves. Tan solo el expediente de las luminarias, por las cuales Javier Bravo pagó 145 millones de pesos a pesar de tratarse de lámparas de procedencia china, ofrece elementos para proceder penalmente contra varios integrantes de la pasada administración. Y aquí vale la pena destacar que el propio alcalde Salvador González Reséndiz entregó un expediente bastante ilustrativo en el cual se hace evidente el gran cúmulo de anomalías, por lo que se le puede acusar de todo menos de intentar proteger a Javier Bravo. El problema radica en el Congreso del Estado, el cual está en manos de una mayoría priista que cierra filas en torno a los suyos como en los viejos tiempos. Cuando en Vallarta se abrió el debate en torno a castigar o no a Javier Bravo, por un lado estaba Rafael Yerena exigiendo castigo ejemplar, y por el otro estaba Rafael González Pimienta recomendando mesura para no dañar la imagen del PRI gobierno. Seguramente a nivel estatal se impondrá la visión de Rafael González Pimienta, por lo que lo más seguro es que la ASEJ termine aprobando las cuentas de Javier Bravo, una vez que éste reparta todas las aclaracione$ que le serán pedidas.

 LA NEGOCIACIÓN. Por desgracia a los partidos políticos sólo les importan sus intereses, dejando de lado el interés de la ciudadanía. Por lo tanto, llegado el momento, los panistas aceptarán gustosos aprobar las cuentas de Javier Bravo a  cambio de que los priistas aprueben las cuentas de Zapopan, Tonalá, Tlaquepaque y Guadalajara, cuyas anteriores administraciones de extracción panista dejaron un tiradero similar al de Puerto Vallarta. Aunque Ignacio Guzmán asegura que Puerto Vallarta no es negociable, sabe perfectamente que al final se impondrán los intereses partidistas. Y lo sabe perfectamente porque él fue presidente de la comisión que durante la pasada legislatura se encargó de revisar las cuentas públicas de todos los municipios. En su calidad de diputado local Ignacio Guzmán tuvo a su cargo la fiscalización de las cuentas públicas de Javier Bravo y jamás denunció la mínima irregularidad, por lo cual resulta extraño escucharlo hoy exigiendo que se fiscalice a fondo la última cuenta de Bravo Carbajal. Al final no será nada extraño que el Congreso termine aprobando la cuenta 2009 de Javier Bravo, con lo cual se estaría solapando el llamado fraude mayor de la historia de Puerto Vallarta, lo cual, no hay crimen perfecto, seguramente le estará costando al PRI la alcaldía de Puerto Vallarta en las próximas elecciones.

 DESTILANDO RENCOR. Aunque nacho Guzmán pretende justificar sus acciones como si fuera en beneficio de Puerto Vallarta, en el fondo lo único que lo mueve es el resentimiento político y la obsesión por recuperar el poder perdido, porque pocos panistas se beneficiaron tanto como Nacho Guzmán durante los nueve años en que el PAN se mantuvo en el poder. Reflejo de lo anterior es el discurso arcaico de Nacho, quien asegura que “lo que vemos de todo esto es el mismo PRI de siempre, plagado de corruptos y solapándose unos a otros”. Por desgracia su ceguera le impide ver, o finge no verlo, el papel fundamental que cuatro regidores del PAN de la pasada administración jugaron para que Javier Bravo sacara adelante sus desfiguros financieros. Incluso el PAN fue responsable en otro de los peores errores del ayuntamiento Vallarta, el haber concesionado el relleno sanitario a la empresa Envir Eau durante el trienio de Gustavo González Villaseñor. Está en lo cierto Nacho Guzmán cuando asegura que el PRI es el de siempre, “plagado de corruptos y solapándose unos a otros”, pero sería más exacto si admitiera que junto a esos priistas corruptos han trabajado intensamente otros panistas no menos corruptos, quienes son copartícipes de la debacle financiera por la que hoy atraviesa el ayuntamiento vallartense.

 POSDATA. En lo que sí son injustos Ignacio Guzmán y Ramón Guerreo es en denostar al alcalde Salvador González Reséndiz, a quien acusan de no aplicar un esquema de austeridad, lo cual es a todas luces falso debido a que si algo caracteriza a esta administración es la aplicación de recortes en el gasto público, lo cual ha permitido un ahorro aproximado a los 40 millones de pesos. Sin visión de largo plazo, los panistas cuestionan la decisión del alcalde González Reséndiz de impulsar la construcción de la Unidad Administrativa Municipal con una inversión de 40 millones de pesos, lo cual permitirá finalmente la descentralización de la presidencia municipal.

 VOX POPULI. Lo curioso es que mientras para El Mochilas la construcción de la Unidad Administrativa Municipal es un derroche de recursos, para el secretario de Turismo de Jalisco Aurelio López Rocha esa obra permitirá una enorme inversión en la habilitación del Centro de la Artes que se instalará en el edificio de la presidencia municipal, aunque evidentemente ese proyecto debe parecer superfluo a un diputado rupestre, formado y cultivado en una modesta población rural del interior del 05 distrito.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *