Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: De la Traición no se Regresa

Perfil Político: De la Traición no se Regresa

Por Luis Alberto ALCARAZ

 CAMINOS DE MICHOACÁN. El mismo día en El Mochilas fue a Michoacán a levantarle la mano a la Cocoa en el mitin de cierre de campaña de la hermana de Felipe Calderón, otro panista de la Bahía realizó el mismo recorrido, sólo que con destino diferente, porque mientras Ramón Guerrero fue a Morelia a subirse al barco de la familia Calderón, el otro panista, Rafael Cervantes Padilla, fue a anunciar en cadena nacional su declinación a su militancia blanquiazul, poniéndose ante Enrique Peña Nieto el chaleco rojo que lo identifica como nuevo militante del PRI. No fue la primera vez que Ramón Guerrero y Rafael Cervantes estuvieron cerca, por el contrario, durante los días de campaña del ex panista en Bahía de Banderas el diputado local por Vallarta cruzó infinidad de veces el río Ameca en compañía de su chofer Agustín Ortiz, ambos invirtiendo buena parte de su capital para apuntalar el triunfo de Cervantes Padilla en Bahía de Banderas. Por eso la noche del 3 de julio pasado, además de Bahía, también hubo fiesta en Puerto Vallarta, donde miles de panistas celebraron que en el vecino municipio finalmente triunfara el PAN. Era, lo dijeron mil veces, un anticipo de lo que vendrá el año entrante, cuando toda la bahía se teñirá de azul.

 “HAIGA SIDO COMO HAIGA SIDO”. En realidad el PAN nunca ganó en Bahía de Banderas, como lo demuestra el hecho de que de nueve regidurías de mayoría en el municipio de Bahía el PAN sólo ganó en una demarcación, en cambio el PRI arrasó en las otras ocho. Ese mismo domingo Roberto Sandoval recibió más de 20 mil votos en Bahía, mientras que Omar Reynoso, candidato del PRI a la diputación local, ganó con poco más de 18 mil sufragios. En cambio los candidatos del PAN, incluido Rafael Cervantes Padilla, sacaron menos de 14 mil votos, aunque en la alcaldía ganó el PAN gracias a un voto de castigo en contra de Julio Larios, quien perdió por menos de 400 votos. No hubo engaños: el candidato del PRI Julios Larios no fue aceptado por varios grupos, entre ellos los de Omar Reynoso, Jaime Cuevas y José Gómez, lo que abrió la puerta para una negociación entre Rafael Cervantes Padilla y los priistas resentidos encabezados por el entonces gobernador Ney González. Mediante una intrincada red de negociaciones, Rafael Cervantes logró lo que de otra forma no habría conseguido, la alcaldía de Bahía de Banderas. Pero más allá de estas alianzas inconfesables, Rafael Cervantes tuvo otras a pleno luz del día con el panismo de Puerto Vallarta, desde donde fluyeron importantes recursos humanos y económicos.

 VOLVER A LA REALIDAD. En virtud de esas alianzas, tanto El Mochilas como Agustín Ortiz ya estaban en pláticas con la gente de Rafael Cervantes Padilla para establecer los mecanismos mediante los cuales fluiría el dinero del ayuntamiento de Bahía hacia las chequeras del panismo vallartense para estar preparados para el proceso del año entrante. En esas andaban cuando desde Michoacán les llegó la foto en la que Rafa Cervantes aparece al lado de Enrique Peña Nieto, luego de que Humberto Moreira lo presentara como la nueva adquisición del tricolor. Pese a su cercanía con el panista Ernesto Cordero, Rafael Cervantes prefirió apostar todo su futuro político a favor de Enrique Peña Nieto, aunque en realidad su apuesta es con Roberto Sandoval Castañeda, con quien desde días atrás había negociado su reincorporación al PRI. Insultado al máximo en las redes sociales por quienes antes eran sus promotores incondicionales, Rafael Cervantes Padilla intentó justificar lo injustificable, asegurando que había toma esa decisión buscando el mayor beneficio para Bahía de Banderas. Fue la misma explicación que en el 2000 dio Antonio Echevarría Domínguez cuando anunció su afiliación al PAN, luego de haber llegado al poder mediante una alianza pluripartidista. 

CADA QUIEN SU SANTO. En realidad, más que buscar el beneficio de sus representados, lo que ambos hicieron, Antonio Echevarría Domínguez y Rafael Cervantes Padilla, fue evidenciar su oportunismo político, convencidos de que de esa forma obtendrían mayores recursos para gobernar. En el caso de Rafa Cervantes, no era necesario que renunciara a su militancia panista y se afiliara al PRI de inmediato, con haberse declarado independiente hubiera sido más que suficiente. Por desgracia Rafael Cervantes siempre ha mostrado un servilismo que contraviene la cultura charra a la que presume pertenecer. Durante dos años como diputado local Rafa Cervantes se dedicó a pregonar a los cuatro vientos que gran parte de su exitosa carrera política se la debía a Héctor Paniagua, quien lo mismo lo apoyó con recursos materiales que con dinero, incluso durante la precampaña cuando disputaba la candidatura del PAN a la presidencia municipal, Rafael recibió por lo menos 150 mil pesos de Héctor Paniagua, quien siempre tuvo la intención de regresarlo al PRI, para lo cual incluso había hablado en su momento con Beatriz Paredes Rangel, entonces presidenta del PRI nacional. Sin embargo bastó el fragor de la batalla electoral para que Rafael Cervantes se olvidara de su gran amistad con Héctor Paniagua y lo convirtiera en su enemigo mortal.

POSDATA. Hoy, a la lista que integran nombres como Héctor Paniagua, Ney González y Antonio Echevarría, todos traicionados por Rafael Cervantes, se suman miles de panistas que confiaron ciegamente en Cervantes y hoy lloran abiertamente su traición. Rafael Cervantes y sus amigos podrán argumentar cualquier cosa, pero nada justificará la enorme puñalada que acaban de propinarle a miles de ciudadanos que se creyeron el cuento de que con Rafael Cervantes podrían escribir una nueva historia.

VOX POPULI. Hoy la nueva historia es que Rafael Cervantes es de facto el coordinador de los 9 regidores del PRI en Bahía de Banderas y que llevará mano a la hora de designar a los nuevos dirigentes del PRI municipal. Sin embargo su nuevo tránsito por el PRI no será placentero porque tarde o temprano tendrá que cosechar los odios y rencores que sembró entre miles de priistas y panistas del municipio. De la traición no se vuelve, dice un proverbio, por lo tanto, quien traiciona una vez lo hará de nuevo. Como diputado local Rafa Cervantes se entregó de manera incondicional a Ney González, hoy como alcalde hace lo mismo con Roberto Sandoval. No importan las doctrinas, mucho menos las ideologías, sólo el interés personal, la mejor ganancia en el corto plazo. Por lo mismo, los regidores del PAN ahora están obligados a vigilar con lupa todos los actos de gobierno de Rafael Cervantes, porque en un descuido y terminará convirtiéndose en el alcalde más corrupto de toda la historia de ese joven municipio. Y no es un simple pronóstico, ya hay evidencias de que gente allegada a Rafa Cervantes exige importantes cantidades de dinero a cambio de otorgar anuencias para la instalación de nuevos comercios. Por una anuencia de ese tipo piden 150 mil pesos, 50 mil con recibo y 100 mil en efectivo por debajo del agua. A la larga el PAN saldrá ganando, como pasó con Antonio Echevarría, a quien el PAN nunca reconoció como gobernador panista debido al enorme desprestigio que eso le implicaba. 

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *