Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: Contradicciones de un Alcalde

Perfil Político: Contradicciones de un Alcalde

Por Luis Alberto ALCARAZ

UNA NUEVA HISTORIA. Rafael Cervantes Padilla prometió escribir una nueva historia en el municipio de Bahía de Banderas, y a poco más de dos meses es evidente que lo está cumpliendo. En lo que se refiere a obra pública, a pesar de que recibió un municipio con las arcas vacías, ha emprendido una intensa campaña de bacheo en las principales zonas del municipio, sin embargo, si lo que ha gastado en miles de pendones impresos para publicitar su campaña contra los baches lo hubiera destinado a comprar asfalto los logros serían mayores. Por desgracia el alcalde piensa que el pueblo es muy tarado, al grado de que además de tapar los baches hay que colocar un pendón enfrente que indique que ahí estaba un bache y que ya no existe gracias a que el ayuntamiento lo tapó. Pero bueno, así es de elemental el alcalde, quien por su cuna humilde no tuvo la suerte de ir a la escuela y piensa que todos los habitantes del municipio también están en la misma condición. Fuera de su ostentoso programa de bacheo, no hay mucho que reconocer en el ayuntamiento de Bahía en materia de cambios, salvo el cambio de color de las patrullas, que inicialmente fueron pintadas en tonos grises y azules y que ahora podrían ser cambiadas debido a que el municipio dejó de ser panista para sumarse a la lista de municipios gobernados por el PRI.

 ESCUPIR PARA ARRIBA. Ante la falta de recursos que afecta al ayuntamiento de Bahía de Banderas, el alcalde Rafael Cervantes Padilla se ha defendido con el argumento de que la anterior administración no le dejó dinero y en cambio sí le heredó deudas. A la menor oportunidad Rafa Cervantes menciona en sus discursos la deuda que le dejó el contador Héctor Paniagua, pero resulta que esa deuda fue avalada y promovida por el propio Cervantes Padilla durante su desempeño como diputado local del PAN. El propio Rafa Cervantes platicaba con orgullo que él había sido el principal operador para que el Congreso del Estado aprobara la deuda que pretendía asumir el gobierno de Héctor Paniagua. En el colmo de la presunción, Rafa Cervantes presumía a la prensa local que de manera personal el doctor Jaime Cuevas le había pedido que no votara a favor de la aprobación de la deuda de Paniagua, siendo Jaime Cuevas funcionario del gobierno de Ney González y el propio Rafa coordinador de la bancada panista. Pero Cervantes Padilla siempre fue el más priista de los panistas, al grado de que la anterior dirigencia estatal del PAN lo destituyó de la coordinación de su bancada por la forma tan burda en que se entregó al gobernador Ney González, entrega que evidentemente no fue gratuita porque a cambio de avalar los proyectos de Ney recibió importantes apoyos económicos. En Bahía de Banderas Rafa Cervantes también recibió valiosos apoyos de parte del ayuntamiento priista que encabezaba Héctor Paniagua, algo que ahora ya no tiene importancia porque ambos son miembros del mismo partido.

 BOLAS EL ENGRUDO. Pero no son los fantasmas del pasado los que amenazan a Rafael Cervantes Padilla, sino sus errores cometidos a partir de la campaña electoral, cuando para obtener financiamiento y apoyo de empresarios y periodistas prometió lo que hoy no está dispuesto a cumplir. Durante su campaña Rafa Cervantes se ganó el apoyo de la mayoría de los periodistas y empresarios de la región, a quienes prometió “darles el doble de lo que les da Paniagua”. El problema es que Rafa Cervantes creyó que los convenios de publicidad del ayuntamiento eran de cinco cacahuates, y hoy que se entera de que muchos convenios eran realmente importantes entonces pretende olvidar sus compromisos escudándose en el hecho de que no hay dinero. Esto ni siquiera debiera ser tema de una columna, pero el propio alcalde de Bahía ha decidido ventilarlo públicamente con la intención de descalificar a quienes lo critican, diciendo que se le critica porque no da dinero. Pero al mismo tiempo reconoce que se les está dando dinero a todos, aunque no el doble de lo que les daba Paniagua, sino la mitad de lo que pagaba el anterior ayuntamiento. Ante esa realidad, empieza a terminar la luna de miel entre Rafael Cervantes y algunos periodistas y empresarios que lo apoyaron en campaña y que hoy están furiosos por la falta de reciprocidad. 

 EL PROBLEMA MAYOR. Pero el conflicto con la prensa es lo de menos, el principal problema que está enfrentando Rafael Cervantes Padilla es a consecuencia de la desenfrenada corrupción que ya es el sello de su administración. Influyentes empresarios de la bahía que incluso financiaron su campaña hoy ven con incredulidad la forma descarada en la que enviados del alcalde les exigen fuertes cantidades de dinero en efectivo y sin recibo por concepto de trámites verdaderamente ridículos. El problema es tan grave que ya el propio gobernador Roberto Sandoval ha recibido quejas de la corrupción que impera en el ayuntamiento de Bahía de Banderas, lo cual, se dice, ha generado malestar en Palacio de Gobierno. Al menos se sabe del caso de un empresario que personalmente acudió a rendir su testimonio sobre la forma descarada en la que se le exigió un soborno de cientos de miles de pesos a cambio de un trámite menor. Pero que nadie se llame sorprendido, si en algo ha sido congruente el alcalde de Bahía ha sido precisamente en esa escandalosa y desordenada forma de contraer compromisos financieros que después no puede cumplir, lo cual hace temer que este ayuntamiento terminará siendo el más corrupto de la corta historia del municipio.

 POSDATA. El escenario empieza a complicarse de tal forma que ya incluso se analiza la posibilidad de forzar en el corto plazo la salida del alcalde Rafael Cervantes Padilla, quien literalmente se ha quedado solo porque los miles de panistas que lo llevaron al poder ya no lo apoyan por culpa de su traición al pasarse al PRI. Y en el PRI evidentemente que no se le reconoce como priista porque está claro que su renuncia al PRI obedece a una estrategia política personal para congraciarse con Roberto Sandoval y controlar a la fracción mayoritaria del cabildo emanada del PRI. Por lo tanto, de mantenerse esta inercia Rafael Cervantes Padilla podría no llegar ni siquiera a rendir su primer informe de gobierno.

 VOX POPULI. En gran parte el caos que existe al interior del ayuntamiento de Bahía se debe a la explosiva mezcla de intereses políticos y personales que se mueven en torno a Rafael Cervantes Padilla, quien por un lado ha dejado en Julio Mondragón gran parte de la operación política, mientras que otros familiares y amigos personales se dedican a cosechar dinero como si fueran un cartel que cobra derecho de piso en todo el municipio. Al mismo tiempo Cervantes mantiene en la nómina en calidad de asesores a personajes como Joel Rubén Cerón Palacios, quien fuera jefe de la policía en la administración anterior. Sin duda alguna un auténtico costal de gatos que muy pronto terminarán sacándose los ojos unos a otros.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *