Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: Cero y van Tres

Perfil Político: Cero y van Tres

Por Luis Alberto ALCARAZ

AYUNTAMIENTO EN MOVIMIENTO. Sobre aviso no hay engaño, Ramón Guerrero Martínez está cambiando la historia, como lo prometió en su campaña mochivalera. Por desgracia nunca dijo si el cambio sería para bien o para mal, aunque muchos entendimos que proponía un cambio positivo. Tampoco nos ha quedado mal en eso de encabezar un gobierno en movimiento, porque si algo ha caracterizado a esta administración ha sido el intenso movimiento de funcionarios, especialmente en dos áreas que ya llevan tres cambios de titulares: la Dirección de Comunicación Social y la Dirección de Seguridad Pública. En el caso de la policía municipal se entiende la inestabilidad de sus titulares por el lamentable clima de inseguridad que padece el país y del cual Puerto Vallarta no está exento. Pero lo que suena irónico es que a pesar de ser un egresado de la carrera de Ciencias y Técnicas de la Información el alcalde Mochilas de plano no ha sido certero hasta hoy a la hora de designar a su jefe de Comunicación Social. Su primera apuesta fue por Jaime Castillo Copado, a quien sus críticos apodaron Castillo “Dopado” porque el poco tiempo que duró al frente de Comunicación Social lo pasó prácticamente invernando, como si fuera un auténtico niño autista, con cero capacidad para operar ante la severa crisis de imagen pública que enfrentó el alcalde desde el primer día de su administración.

NI VIENDO ATINA. Demostrada la incapacidad de Jaime Castillo Copado al frente de Comunicación Social, el alcalde lo premió al crearle la Dirección de Proyectos Estratégicos, misma que en realidad fue una encomienda inexistente creada para justificar el sueldo que Jaime siguió recibiendo en la nómina municipal. Pese al fracaso inicial, El Mochilas pronto movió de nuevo a Jaime Castillo, mandándolo al Departamento de Relaciones Públicas donde realizó el mismo trabajo que en Comunicación Social. Para rematar al alcalde se le ocurrió que Jaimito podía ser bien dirigente del CDM del Partido Movimiento Ciudadano, en donde lo impuso en contra de toda lógica y decencia, porque al parecer hasta el día de hoy Jaime Castillo no ha renunciado a su cargo en el ayuntamiento, lo cual parece indicar que pretende ser dirigente de un partido ciudadano pero desde la comodidad de la nómina municipal. De ser así Jaime Castillo estará incurriendo en los mismos vicios que por años criticó a la clase política vallartense, pero una cosa es criticar y otra muy distinta pregonar con el ejemplo. Esperemos estar equivocados y que Jaime Castillo demuestre que es diferente y publique su renuncia irrevocable a la nómina municipal para dedicarse a las actividades políticas propias de su nuevo encargo partidista.

JAQUE A LA DAMA. Apenas el 21 de octubre pasado El Mochilas presentó a su tercera responsable de Comunicación Social, la tapatía Rocío Ramos de la Peña, una auténtica lumbrera fogueada en la prensa tapatía y portadora del sello indeleble de Enrique Alfaro, quien ha hecho hasta lo imposible por mantener a flote el barco del Mochilas. Por desgracia la señora Ramos sólo aguantó en el cargo 42 días, anunciando sorpresivamente su renuncia el miércoles pasado aduciendo razones estrictamente personales. Y es que por fortuna en este mundo todavía hay personas a quienes el sueldo es lo que menos importa, contrastando con la infinidad de personajes que cobran en el municipio a pesar de estar en contra del estilo de gobernar de Ramón Guerrero. Muchos funcionarios que integran el actual gobierno vallarrtense han renunciado a su dignidad y sus principios con tal de seguir pegados a la nómina, sin importar el desprestigio que los acompañará el resto de sus vidas por haber sido cómplices de lo que al día de hoy es el peor gobierno de la historia de Puerto Vallarta.

EL COMIENZO DEL FIN. Para bien o para mal el gobierno de Ramón Guerrero Martínez ha entrado ya en una cuenta regresiva, pese a que faltan aún 21 meses para que el trienio concluya formalmente. El propio alcalde ha generado una especie de vacío de poder debido a sus constantes ausencias de la ciudad, debido tal vez que nunca ha terminado de sentirse cómodo en un cargo que consiguió contra viento y marea. Sus sesiones de cabildo son un auténtico infierno debido a la beligerancia de unos cuantos regidores de oposición y su equipo de gobierno es un verdadero kínder garden por culpa de la inmadurez de sus funcionarios. En estos momentos el escándalo de la semana corre a cuenta de la jaula de las locas en que se convirtió el Instituto de Cultura Vallartense a raíz de que el Mochilas cometió el error de poner a un cultor de belleza en la comisión de Cultura. El resultado ha sido patético debido al afán del ala gay del gobierno ciudadano por controlar el aparato cultural que encabeza Sergio Zepeda, a quien un día sí y otro también intentan expulsar del cargo con todo tipo de berrinches y chantajes. Ahora las loquitas de Susana Carreño acusan a Sergio Zepeda de haber tachado de culeros a los regidores y de huevón al Síndico. En realidad la verdad no peca pero incomoda, por eso Susana Carreño se ofendió cuando sus loquitas le mostraron una grabación en la que Sergio Zepeda se expresa de forma grosera contra algunos regidores y funcionarios. A punto está don Sergio de convertirse en la Elisa Ayón vallartense, no aprendió la lección de Elisa de que cuando se encierra a regañar a sus gays debe cuidarse de que no lo graben y ya está pagando las consecuencias.

POSDATA. Tal vez por esa incertidumbre política que hay en su futuro las regidoras del Movimiento Ciudadano Susana Carreño y Humberto Gómez Arévalo se placearon al máximo el miércoles pasado en la fiesta de cumpleaños del director del Seapal Vallarta César Abarca, quien se rodeó de la crema y nata de la clase política priista de Puerto Vallarta, lo cual hizo más evidente el fuera de juego de los regidores ciudadanos, quienes frecuentemente coquetean con la posibilidad de hacer alianza con políticos del PRI en las próximas elecciones ante su incapacidad por ganar terreno al interior del Movimiento Ciudadano copado por el Mochilas a través de Jaime Copado.

VOX POPULI. Por lo mismo, los enterados presumen que Ramón Guerrero dejará la alcaldía de Puerto Vallarta a principios del 2015 para irse a realizar campaña para diputado local o federal, con el compromiso de tener asegurada su curul por la vía plurinominal. De esa forma Enrique Alfaro tendrá algunos meses para tratar de recomponer el escenario político del municipio con la intención de refrendar el triunfo en julio del 2015, cosa que parece altamente complicada, por más que Jaimito presuma que el partido naranja llegó para quedarse.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …