Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: Cavando su Propia Tumba

Perfil Político: Cavando su Propia Tumba

OJOS QUE NO VEN. Impresiona el empeño y dedicación que los priistas de Puerto Vallarta están demostrando en eso de cavar su propia tumba. Lejos de ponerse las pilas ante la alarma que les llegó de Bahía de Banderas el pasado 3 de julio, un amplio sector del priismo vallartense sigue operando como si en este municipio no hubiera oposición. Y es que la primera lección del 3 de julio en Bahía de Banderas es que el PRI fracturado es presa fácil del PAN, y eso mismo podría ocurrir el año entrante si los dueños del PRI no rectifican sus posturas y ceden a sus intereses personales de poder en aras de repartir de una mejor manera el pastel. Cuando Rafael Yerena Zambrano habla de unidad en realidad el mensaje para los priistas ajenos a su grupo es que se bajen los pantalones y se pongan a su merced. Por desgracia para Yerena la unidad partidista es similar al dicho aquel que reza “hágase Señor tu voluntad en los bueyes de mi compadre”.  Porque curiosamente la unidad siempre tiene que ser en torno a los candidatos de Rafael Yerena; no hay, por ejemplo, ninguna posibilidad de que estos priistas trabajen en un proyecto de unidad en torno a la figura de Andrés González Palomera, que al día de hoy es el priista mejor posicionado ante la opinión pública, y es que Andrés jamás tendrá el aval de Rafael Yerena porque sabe que de llegar a la presidencia nunca le será incondicional.

 VOLUNTARIAMENTE A FUERZAS. Aunque inicialmente parecía un chiste propio de su apodo, con el paso de los días ha quedado muy claro que el proyecto de Rafael Yerena Zambrano y Salvador González Reséndiz se llama Adrián Méndez, el popular Archie que despacha como director de Desarrollo Social. Emanado de esa dirección, Chava González pareciera decidido a repetir el esquema proyectando la figura de Adrián Méndez, sin embargo hay un mar de diferencia entre el Archie y el propio Salvador González, ya que aunque ambos han sido directores de Desarrollo Social, la diferencia entre el capital político de uno es muy grande comparado con el otro. Chava González es hijo del político más importante que ha dado Puerto Vallarta en toda su historia, en cambio Adrián Méndez es uno más de los ahijados de Rafael Yerena, sin el carisma que en su momento impulsó a candidatos como Gustavo González, Javier Bravo y el propio Salvador González Reséndiz. Ante la elevada posibilidad de que Rafael Yerena Zambrano decida finalmente buscar la alcaldía de Puerto Vallarta, la precandidatura de Adrián Méndez pareciera un mero distractor, sin embargo en la presidencia municipal no se le ve como tal, o al menos eso parece quedar claro ante la enorme difusión personal que se da al trabajo de Adrián Méndez, quien cada día disputa codo a codo los reflectores con el presidente municipal en los propios boletines de prensa emitidos por el ayuntamiento, lo cual no puede ser una casualidad.

 NI VIENDO ATINAN. A la actitud de estos grupos hegemónicos hay que agregar la voracidad de otras corrientes que no por minoritarias son menos glotonas, como es el caso del grupo del ex alcalde Javier Bravo, que a pesar de su escasa presencia al interior del PRI reclama espacios como si fuera una potencia real. El viernes de la semana pasada el delegado de El Pitillal Iván Bravo Carbajal asumió la titularidad de la CNOP en Puerto Vallarta, espacio que desde hace tiempo está convertido en coto de poder de Javier Bravo, quien anteriormente impuso a Juan Pablo García. Nada de grave hay en que un hermano de Javier Bravo asuma la dirección de un membrete del PRI que en la práctica es tan inexistente como sus pares, lo realmente preocupante es que ese sector reclama cada tres años un espacio en la planilla del PRI por lo cual representa una vía muy efectiva para ser regidor. Por lo tanto desde ahora está claro que Javier Bravo de nueva cuenta presionará al PRI para que otro de sus hermanos consiga chamba como regidor en la próxima administración. Si Javier Bravo fue tan inmoral como para imponer a su hermana como regidora estando él como presidente municipal, ahora que está fuera del poder con mayor facilidad creerá que está en lo justo al impulsar a su hermano hacia una regiduría por el PRI, sin importar el mediocre desempeño que hasta la fecha ha tenido su hermana.

 YA CHOLE. Ese tipo de actitudes oportunistas que muestran muchos funcionarios y políticos del PRI están hartando a un amplio sector de la sociedad vallartense, pero al interior del PRI ni siquiera firman acuse de recibo. Indigna saber que un funcionario de primer nivel, que llegó al cargo sin más méritos que una buena palanca porque nunca antes se le vio haciendo talacha partidista, sin el menor escrúpulo atasque la nómina de familiares y amigos, lo cual es un agravio para miles de priistas que cada tres años se rompen el alma buscando votos hasta debajo de las piedras para que el PRI logre la presidencia municipal. Pasa lo mismo en el Taller Municipal, donde el alcalde Salvador González Reséndiz impuso a un sujeto que ni siquiera vivía en Puerto Vallarta antes de su nombramiento, quien por lo mismo tiene un desempeño muy lamentable debido a que sabe perfectamente que en cuanto termine esta administración tendrá que irse de Puerto Vallarta porque no volverá a conseguir una chambita como la que tiene. Por eso el tipo se roba hasta la gasolina que el ayuntamiento manda al taller municipal para que los mecánicos laven las piezas de los vehículos en reparación, porque evidentemente el sueldito que recibe es insuficiente para sus enormes pretensiones. Detalles como estos van formando una cadena de oprobios y agravios que están generando un hartazgo en la población, pero en el PRI ni por enterados se dan. Es como en el caso de los infieles, el marido es el último en darse cuenta que le están poniendo el cuerno. 

POSDATA. En este contexto, el proceso de renovación de comités seccionales del PRI debiera ser una gran oportunidad para que el PRI renueve sus liderazgos y someta a sus militantes a un intenso ejercicio democrático, pero en lugar de eso priistas como Rafael Yerena exigen que se recurra al Dedazo para elegir a los nuevos presidentes de seccionales, lo cual evidentemente generará un rechazo al interior del PRI que tendrá un alto costo político el año entrante.

 VOX POPULI. Lo mismo pasa en el ayuntamiento con la renovación de las juntas vecinales, donde en lugar de fomentar la participación ciudadana se opta por imponer presidentes incondicionales a un proyecto político que tiene muy poca rentabilidad política en el mediano plazo. Apostar todo su futuro político a la figura de Adrián Méndez podría ser una muy mala idea de los hermanos González Reséndiz.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *